Nuevo Plan de Estudios de Ciencias Económicas

Todos tenemos un plan

La Facultad de Ciencias Económicas y Administración (CCEEA) de la Universidad de la República, anunció modificaciones en su plan de estudios a partir de 2012. Según el comunicado oficial elaborado por autoridades de CCEEA, los principales cambios se encuentran en la incorporación de créditos por materias y mayores opciones para que el alumno elija con qué formación desea realizar la carrera.

La última actualización del plan de estudios data del año 1990 y fue aprobado 10 años después del anterior. El Plan 90 se apoyaba en los siguientes principios: pluralismo académico, relevancia de la realidad nacional y valor de la formación para transformar el mercado profesional.

La discusión sobre el nuevo plan de estudios comenzó a fines de la década del 90 en el Claustro. Allí se hicieron presentes inquietudes acerca de la creditización, la flexibilidad y la movilidad horizontal entre carreras de la facultad, como elementos rectores del cambio.

En 2002 se adoptaron resoluciones en torno a la estructuración del Plan de Estudios en “materias” y “actividades integradoras”, que comprenderían diferentes “asignaturas” o unidades curriculares básicas, las que a su vez tendrían carácter obligatorio o electivo.

En 2004 y 2007 se realizaron informes de auto-evaluación institucional y de evaluación por pares donde surgieron como principales debilidades del Plan 90 las siguientes: carga académica excesiva en relación a la definición de los perfiles de egreso; flexibilidad limitada y escasa movilidad entre las carreras del Plan; contenidos inadecuados en algunas áreas, por exceso o por defecto; inexistencia de vínculos adecuados entre el grado y el posgrado; escasa o nula articulación de la enseñanza con la investigación y con la extensión.

Ya en 2008 se formularon versiones de perfiles de egreso en economía, contabilidad y administración para el nuevo plan y se analizaron propuestas del Departamento de Métodos Matemático-Cuantitativos.

La Asamblea del Claustro resolvió en junio de 2009 la estructuración del nuevo plan de estudios en base a asignaturas semestrales , y en octubre del mismo año se planteó la discusión sobre un “ciclo común” de un semestre inicial, similar para todas las carreras.

Los principales elementos que caracterizan al nuevo plan son: cuatro años de duración con una carga de trabajo que lo vuelva efectivamente realizable en ese plazo, semestralización, creditización y una mayor flexibilidad en cuanto a elección de asignaturas opcionales. En ese sentido existe el compromiso de las autoridades de ofrecer una amplia gama de opcionales pertenecientes a otras áreas y que, en la medida de lo posible, el plan prevé que sean tomadas en otros servicios. También se plantean, como cierre de carrera, actividades integradoras que intentan reforzar la articulación de la teoría y la práctica, así como la interacción con otras profesiones y disciplinas, del tipo prácticas

Profesionales o pasantías

Los créditos necesarios para obtener el título se establecen en 360 para cada una de las carreras y el plazo estimado para lograrlos es de 4 años para estudiantes tiempo completo. Los 360 créditos se obtienen a través de asignaturas obligatorias, opcionales dentro de un área y opcionales libres.

Las tres carreras comparten un primer semestre común, llamado ciclo común y se acompaña de una menor proporción de asignaturas correlativas. En el plan 90, por citar un ejemplo, la materia de primer año Matemática I debía ser aprobada para poder cursar otras tres materias del segundo año.

 

En cuanto a quienes tienen aprobadas materias correspondientes al plan 90, las autoridades resolvieron otorgarle créditos a dichas materias y especificar a qué materia del nuevo plan equivalen. La cantidad de créditos depende de la duración de cada materia y del área con la que se relacionan (contabilidad, administración, economía, jurídica, ciencias sociales, métodos lógicos-cuantitativos o actividades integradoras).

Con este nuevo plan se busca que los egresados de cualquiera de las tres carreras tengan una actitud activa, creativa, crítica y ética en el desempeño de su profesión y en la aplicación de sus conocimientos. Además se pretende que los graduados puedan interactuar con profesionales de otras disciplinas ya sea individualmente o trabajando en equipo, comunicándose claramente, continuando con su formación y aportando sus conocimientos a la Universidad de la República.

Pablo Dominitz