Alineados tras Reebok: Pronto, listos, ¡ya!

Ser o no ser… deportista

Parece ser que la actividad física más practicada por los uruguayos es el sedentarismo. Uruguay cuenta con índices muy bajos de población que realiza actividad física o deporte. Según una encuesta de hogares del Instituto Nacional de Estadística (realizada junto a los ministerios de Salud Pública y de Turismo y Deportes) en el período de mayo a julio del 2005, el porcentaje de sedentarismo corresponde al 60,3.

Del 39,7 por ciento de individuos que realiza algún ejercicio, la mayoría son hombres y se radican en Montevideo. Un 48 por ciento de los encuestados son personas ocupadas que desempeñan cargos directivos o son profesionales o técnicos medios.

Hay espacios verdes interesantes en nuestro país que han sido elección de los ciudadanos para caminar al aire libre. Uno de ellos es la avenida José Pedro Varela. Me pregunto qué porcentaje representa esa cantidad de uruguayos que diariamente caminan en esos senderos marcados entre los pastos crecidos. Rodeados de ruido citadino, de tránsito continuo, los caminantes esquivan los desechos de los perros que evacuaron al lado de sus amos, que poco responsables del medio, no fueron capaces de juntar. Caminan en una suerte de saltar los obstáculos, esquivando los arbustos crecidos que la municipalidad, desde hace un buen tiempo, no se ha encargado de emprolijar. Pero nada de esto evita que muchos elijan ese lugar para caminar, trotar o correr, principalmente en el horario de la mañana y caída la tarde. Ahí van, pasando el Cilindro Municipal que actualmente espera su reconstrucción y transitan cerca de los estacionamientos y talleres de C.U.C.T.SA, una planta recientemente terminada de construir que ostenta un diseño moderno que se destaca de su entorno.

Desde hace unas semanas, resaltan en el paisaje unas remeras verdes flúor de esas que se consiguen en las carreras que organizan las marcas reconocidas de calzado deportivo. Parece que la gente se sintiera más deportiva al usar determinado champión o remera. ¿Desde cuándo hay que pagar para participar de una carrera? ¿Se es mas atlético o deportista con esos elementos que impone el mercado?

Lo cierto es que desde el 23 de setiembre hay lugares (Montevideo Shopping, Punta Carretas Shopping, Portones Shopping, Sport & Casual Company, ubicada en el Géant y Reebok Concept Store) en los que se cambia la módica suma de 490 pesos por una remera y un letrero con un numero para participar en la carrera.

El último encuentro fue el sábado 1º de octubre; los integrantes de esta carrera masiva partieron poco después de las 16:30 desde el Hotel Carrasco, aunque hubo actividades previas de calentamiento. Tempano en la tarde comenzaron las acreditaciones, que al comienzo del evento se acercaba a las previsiones de unos 5.500 inscriptos.

Por lo tanto fue posible ver una masa verde flúor desplazándose por el puente de las Américas y parte de la rambla montevideana, lugares mucho más pintorescos que la transitada avenida José Pedro Varela. Pero ésta no cobra nada por ser visitada y no espera que los deportistas vengan uniformados ni alineados tras una marca.

Fiorella Maglieri