Las drogas y los adolescentes

Ojo con las neuronas

El Observatorio Uruguayo de Drogas publicó una reciente investigación dónde expone que el alcohol es la droga más consumida por los estudiantes liceales. El estudio se hizo en base a 4.305 encuestas, a liceales de segundo, cuarto y sexto año de liceo, de centros educativos tanto públicos como privados de todo el país.

Según el informe, uno de cada tres estudiantes de Secundaria admite haber abusado del consumo de alcohol, en los últimos 15 días. El 95 por ciento experimentó con alcohol ants de finalizar su educación secundaria.

El 52,75 por ciento de los estudiantes son consumidores de alcohol; por lo menos lo han consumido en los últimos 30 días. El informe destaca que el consumo de alcohol en jóvenes ha aumentado en estos últimos 5 años.  El alcohol es la droga que los jóvenes acceden a edad más temprana; se estima que se prueba por primera vez a los 12 años.

La contundencia del informe impulsó a la Presidencia a definir este tema como parte de la agenda pública. Diego Cánepa, prosecretario de la Presidencia y presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND), dijo a El País que “de todas las drogas legales e ilegales, el uso abusivo de alcohol es el tema más importante. Pero como no está en la agenda pública tenemos que hacer un esfuerzo por ponerlo como tema central”. A su vez destacó que “hay muy poca sanción social del entorno familiar y de los pares a nuevas conductas asociadas al consumo abusivo del alcohol”.

Efectos del Alcohol

Con un consumo que abarca al 91 por ciento,  la cerveza es la bebida alcohólica con más aceptación en los jóvenes, seguida por las bebidas destiladas con un 64  por ciento y el vino con un 45 por ciento.

El psicólogo Miguel Carbajal manifestó a El Observador las consecuencias que tiene el uso del alcohol en la formación del cerebro y a nivel de la memoria. El facultativo destacó que esta problemática afecta el rendimiento académico y por lo tanto la misma debe ser tratada por el sistema educativo.

Según el psicólogo, especializado en adolescentes, el consumo del alcohol se da en forma de atracones, afectando la formación del cerebro.

“El cerebro es un órgano que en la adolescencia todavía está en desarrollo y se sabe que las intoxicaciones con alcohol tienen su efecto en la memoria, en el desarrollo de las capacidades intelectuales. Obviamente, no estamos hablando que las borracheras generen trastornos severos, pero se sabe que el cerebro es un órgano plástico y que en la adolescencia se consolida un montón de aprendizajes que se van consolidando áreas cerebrales a partir de la ejercitación; y que el alcohol juega un rol negativo”.

Los resultados de la Cuarta Encuesta Nacional sobre el consumo de drogas en estudiantes de enseñanza media divulgados por la JND muestran que los y las adolescentes consumen a la par; hombres, 53 por ciento y mujeres 52,6 por ciento Sin embargo, para Carbajal las consecuencias son peores en las mujeres por las diferencias en la función del organismo. Carbajal escribió un libro titulado “La previa”, dónde explica las causas del masivo consumo de alcohol en los adolescentes.

En última instancia el profesional comenta las consecuencias a nivel académico que producen las borracheras en los adolescentes. “La mayoría de los chiquilines consumen los fines de semana, lo que altera es el estudio en el fin de semana (…)En general, como son atracones de fin de semana, no es algo que se perciba en el aula fuertemente. Yo diría que en general lo que uno puede esperar es como un bajón del rendimiento de los muchachos que están consumiendo de esa forma”. Éste no es un fenómeno propio del Uruguay sino que, según Carbajal, es propio de la cultura de los adolescentes de occidente.

Marihuana

El 16,2 por ciento del total de los estudiantes encuestados experimentó con marihuana. El 28 por ciento afirma que la consumió antes de terminar el liceo. El 42 por ciento la probó antes de cumplir los 15 años. El informe destaca que de cada 10 estudiantes que experimentaron con marihuana alguna vez en la vida, cuatro la siguen consumiendo.

El estudio sostiene que la marihuana es la droga ilegal más consumida por los estudiantes.

El consumo que afecta al 16,2 por ciento de 2009 presenta variaciones, según el área geográfica, edad y curso. La experimentación en Montevideo es el doble que en el interior del país: un 22,1 sobre un 11,4 por ciento. En cuanto al sexo, hay mayor consumo en hombres que en mujeres. A su vez el estudio sostiene que el consumo más comprometido de marihuana se da a partir de cuarto año. Acota que “más de la mitad de los estudiantes que consumen en el último año, lo hacen de forma frecuente”.

Cánepa declaró “si bien la marihuana es una droga ilegal, es en la que más claramente hay aceptación de debatir si se debe legalizar o no, porque del resto ni se habla”.

Tabaco

En el período que va del 2003 al 2009, el consumo de tabaco en estudiantes liceales descendió más de 12 puntos porcentuales; se pasó del 30,2 al 18,4 por ciento de los alumnos de educación media.

A su vez también descendió la intensidad de consumo en el período señalado. Se redujo la mitad la cantidad de consumidores que afirmaban fumar más de 10 cigarrillos  por día.

Las chicas son más fumadoras que los hombres: 21 por ciento frente a un 15 por ciento. El 42 por ciento de las personas que probaron tabaco, siguen con el vicio.

El informe destaca que el rol de los padres es fundamental ya que la probabilidad de que sus hijos sean potenciales consumidores es menor si sus padres se involucran.

Ignacio Montaldo