Carta sin respuesta

Leonardo Ferreyra solicitó a la Mutualista Médica Uruguaya un medicamento innovador que le fue negado. El medicamento no estaba en el vandemecum de Salud Pública, siendo éste el documento en donde el Ministerio establece qué medicamentos deben otorgarse en el sistema de salud, tanto público como privado. Tras una acción judicial, Ferreyra logró que se obligara a la mutualista, pero no ocurrió lo mismo con el MSP. Sin embargo, ante la apelación de Médica Uruguaya, Ferreyra pidió ayuda a nivel internacional obteniendo una donación del tratamiento por un año. “Cuando se cumplió ese período de tiempo, él pidió apoyo a varias organizaciones, entre ellas a nosotros, para generar acciones con el objetivo de recibir este tratamiento en el país”, contó Nalerio. En estas circunstancias, se redactó la carta al ministerio.

El coordinador comentó que actualmente, Ferreyra no ha podido acceder al tratamiento en Uruguay, por lo cual lo siguen apoyando. Los integrantes de AMISEU consideran que Ferreyra debería tener el derecho asegurado de poder acceder a la medicación en su país. Pero aclararon que el objetivo de la Asociación no es realizar acciones a nivel particular, sino que los reclamos se basan en que todas las personas puedan acceder a este medicamento.

El caso de Ferreyra no sería aislado, ya que Nalerio y Hornos comentaron que hay otros casos que no tienen trascendencia pública porque los afectados prefieren actuar “en silencio” para evitar ser discriminados.