Las elecciones internas del FA y sus protagonistas

CON LAS CARTAS SOBRE LA MESA

Se acerca el 27 de mayo y el comando electoral del Frente Amplio se prepara para una instancia decisiva en la ele cción de su presidente, marcada por la actividad de los candidatos Mónica Xavier, Ernesto Agazzi, Juan Castillo y Enrique Rubio, y sus respectivos sectores. “Si buscan las diferencias entre nosotros se verán sin alternativas”, advirtió Castillo durante el acto conmemorado el 26 de marzo en la explanada municipal. Sin embargo, en contraste con la idea de una campaña unitaria, los aspirantes a la presidencia del partido tienen cuatro perfiles bien definidos.

Las mujeres están representadas a través de la socialista Mónica Xavier, quien se manifestó a favor de un gobierno “más inclusivo” donde el respeto por los derechos sexuales y reproductivos sea una prioridad. La candidatura de Xavier está respaldada por varias activistas, principalmente por integrantes de la Unidad Temática de las Ciudadanas (UTC).

Ernesto Agazzi es el único representante del sector de gobierno. Bajo la consigna Dale un empujón al cambio, la campaña del senador busca priorizar el contacto mano a mano con los militantes: “que se salga a la calle, que se logre contagiar el entusiasmo”. Los voceros del candidato (Lucía Topolansky, Ivonne Passada, Aníbal Pereyra, entre otros) iniciarán esta semana una gira a nivel nacional, donde se abrirán distintos espacios de consulta a los frenteamplistas.

El dirigente sindicalista Juan Castillo se perfila como el candidato en representación de los trabajadores y sus derechos. Según sus dichos, su tarea será apelar a los mismos para que “se involucren más y crean que el único partido político con proyecto de país es el FA”. El Partido Comunista, sector que impulsa la candidatura de Castillo, ya lanzó su campaña bajo la consigna Para que las cosas pasen.

Enrique Rubio, senador por la Vertiente Artiguista, es quizás el candidato con el perfil menos marcado. Encarna una opción alternativa y cuenta con el respaldo de varios sectores del FA, entre ellos el de Raúl Sendic. Durante el acto del 26 de marzo, afirmó que “nunca hubo tanta libertad para el elector” como en esta ocasión y resaltó la trayectoria “de raíces profundas” de los demás candidatos.

Aún a pesar de las diferencias, el FA apunta a una campaña de carácter unitario. Todos los candidatos coinciden en la importancia del contacto cara a cara con los votantes, desarrollando pequeñas reuniones y no grandes actos masivos que impidan el intercambio. Por otra parte, cabe señalar que existen ciertas incertidumbres en cuanto al escenario electoral de mayo. En primer lugar, la concurrencia a las urnas por parte de los frenteamplistas: se espera convocar tan sólo a la tercera parte de los votantes (recordemos que en las internas del año 2006 concurrieron aproximadamente 223.000 personas).

La renovación del liderazgo también preocupa a varios dirigentes del FA, principalmente a los más jóvenes. “Es claro que la opción por la renovación no aparece en este esquema, lamentablemente perdimos la chance de dar esa señal”, manifestó el director general de Secretaría del Ministerio de Educación y Cultura, Pablo Álvarez (CAP-L). Muchos consideran que los candidatos propuestos por el Plenario no reflejan las inquietudes de las nuevas generaciones; se les acusó incluso de poner en práctica el “gatopardismo”. En diálogo con La Diaria, la edila de la Vertiente Artiguista Maite López declaró que la coalición precisa “una cabeza más innovadora, tanto en la agenda como en la forma de participación”.

Por último, otro de los problemas que aqueja al FA es el hecho de enfrentar las elecciones en plena gestión. En un gobierno con el MPP a la cabeza -lo cual lo coloca en pleno centro de la exposición política-, resulta difícil no “mezclar los tantos”, inclusive para los más militantes. “Probablemente en la elección de mayo se mantenga la estructura anterior, con cambios en la votación del MPP y de AU, este segundo grupo favorecido”, señaló la senadora Constanza Moreira en el suplemento Participando del MPP.

La campaña en los medios ya comenzó. La primera gira oficial, que contó con la presencia de los cuatro candidatos, tuvo su punto de partida en Mercedes y continuó en Trinidad y Fray Bentos. Un punto común a los cuatro postulantes es la reivindicación de que el Frente Amplio es el único partido que elige a su poresidente mediante voto popular.

Las cartas ya están sobre la mesa, ahora sólo resta esperar.

Fernanda López Lema