Montevideo centro mundial de entidades de Internet

MÁS QUE NAVEGAR

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se inauguró en Montevideo La Casa de Internet de América Latina y El Caribe. En este edificio se concentran las principales empresas encargadas del registro y control de la red en la región. De esta manera Montevideo se convirtió en el centro mundial de entidades de Internet.

Usamos Internet y sabemos cómo manejarlo, lo que no conocemos es cómo funciona. En Internet todo se desarrolla bajo un orden que aceptamos y parece que entendemos. Lo que generalmente desconocemos, es que ese orden no se da por sí solo. Existen empresas que se dedican exclusivamente al registro y control de los datos que hacen posible el funcionamiento de la red. No sólo regulan la red sino que se encargan de hacerlo de manera tal de que su intervención pase desapercibida entre los usuarios. Esa regulación a nivel regional se realiza en nuestro país y está en manos de las empresas que conforman La Casa de Internet de América Latina y El Caribe que fue fundada hace unas semanas en Uruguay.

Sobre la Rambla República de México, en el barrio Carrasco, se ubica esta casa de moderna fachada, la apropiada para una entidad que se encarga de lo que caracteriza a la última generación: Internet.

Originalmente el edificio alojaba solamente a las oficinas de LACNIC, el Registro de Direcciones de Internet para América Latina y el Caribe. Ésta empresa se encarga fundamentalmente de asignar las direcciones de IP –el número que identifica la conexión a la red de un dispositivo– y de mantener actualizado el registro de las mismas. Asigna a los entes las IP necesarias para servir a la comunidad y también a Antel, Movistar y Claro, las empresas de telefonía en Uruguay. Pero no solo necesitan de estos números esas empresas. Existen también los llamados “usuarios finales” que son entes que necesitan una red, no para brindar servicios a terceros, sino para uso propio, por ejemplo bancos, oficinas de gobierno o la Universidad de la República.

LACNIC con el afán de ampliarse involucrando a nuevas empresas, incorpora a su edificio a otras cinco también dedicadas al manejo de la red en un país y entre los países: LacTLD, la asociación de dominios del país; la red académica regional CLARA (Cooperación Latino Americana de Redes Avanzadas); eCOM L@C, la Federación de espacio electrónico; ISOC, Internet Society; y una pequeña empresa creada recientemente llamada LAC_IX, que es la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Operadores de Puntos de Intercambio de Tráfico de Internet.

Por el momento, son éstas las seis empresas que componen la Casa de Internet de América Latina y El Caribe. Se estima que en un futuro próximo se adhieran otras.

Las empresas trabajan estrechamente vinculadas con Antel, la empresa estatal que proporciona los servicios de conectividad, permitiendo que trabajen sobre la red éstas asociaciones. El vínculo con Antel es directo y recíproco sobretodo en cuanto a cuestiones técnicas. Actualmente LACNIC y la empresa estatal están trabajando en la promoción del protocolo de mensajes que es la nueva versión del protocolo de Internet (pasar del IPv4 al IPv6). Sucede que existen pocos números IP en relación con la cantidad de usuarios, entonces es necesario implementar una nueva versión que elimine ese problema. Las empresas de La casa del Internet se están encargando de promoverla. La Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y el Centro de Investigaciones Nucleares de la Universidad de la República fueron los primeros en probar el protocolo de mensajes de Internet, es decir, la nueva versión.

Montevideo, tu casa

Fueron varios los factores que hicieron que la ciudad elegida para la instalación de esta sede fuera Montevideo. Las empresas que componen La Casa de Internet comenzaron sus gestiones en esta ciudad y quizás por eso Montevideo sea la ciudad mejor capacitada para incorporar nuevas organizaciones del mismo rubro. Además, el marco jurídico uruguayo posibilita el desarrollo de las operaciones que necesitan realizar las empresas para cumplir efectivamente con su trabajo. Incluso el ámbito financiero uruguayo favoreció la inauguración de La casa de Internet de América Latina y El Caribe en Montevideo dada la pasividad con la que se manejan los fondos y por ende la seguridad de una rentabilidad fija que genera. Según Ernesto Masó, gerente de comunicación y relaciones externas de LACNIC, también repercute en este sentido el hecho de que se trata de un país pequeño y por eso podría oficiar como moderador entre los países más grandes, por ejemplo Argentina y Brasil.

No existe en el mundo otra ciudad que posea un centro con seis empresas dedicadas a la regulación de la red. La inauguración de La Casa de Internet de América Latina y El Caribe hace de Montevideo la sede mundial de entidades de Internet.

Si bien no tiene un impacto notorio a nivel social, este acontecimiento nos involucra indirectamente a todos, especialmente si nos movemos en el campo de las comunicaciones. No sólo acrecienta la importancia de la ciudad de Montevideo en un campo tan importante para los tiempos que corren, sino que también posibilita que se abran las puertas a iniciativas que fortalezcan a la sociedad de la información y la estabilicen.

Lucianna Esquibel