Entrevista a Diego Delgrossi

UN PEQUEÑO GRAN ARTISTA

Comenzó hace 20 años aproximadamente en “Plop”, un programa cómico de  Teledoce, pero su pasión por el humor vino en la sangre gracias a su padre. Compartir pantalla con prestigiosos artistas convirtió a “Plop” en su escuela más importante y le permitió pasar luego por diferentes experiencias como el cine, la radio, el teatro y nuevamente la televisión.

“El viaje hacia el mar” es uno de sus recuerdos mas lindos que lleva con él por el hecho de haber trabajado junto a Julio César Castro “Juceca” y  Hugo Varela, entre otros grandes artistas; y además porque –asegura en conversación con SDR- el cine tiene una magia única que todos los actores deberían experimentar.

Tiene pocos amigos, “contados con los dedos de una mano, y quizás sobran”, dice, pero conserva uno especial con quien creció profesionalmente: Maxi de la Cruz. En cuanto al ambiente que se vive detrás de cámara, cuenta que existe competitividad  y celos dependiendo del elenco de compañeros con que te toque trabajar; pero no difiere mucho de lo que pueda pasar en otros trabajos: “¿por qué éste maneja el camión y yo tengo que hacer el pozo?” ejemplifica.

Respecto del poder de los medios en el público opinó que la gente está cada vez más mediática e influenciada, principalmente por la televisión en la forma de hablar y educarse. Agregó: “Tomamos cosas de otros países sin previa referencia de las consecuencias que tuvieron. Hay que usar los medios tecnológicos  para bien si cortar la libertad de prensa.”

Reflexionando sobre el humor de antes y el de ahora Delgrossi dijo que el nivel cultural de la gente bajó junto con la forma de reírse. Considera que el humor ahora es más directo que antes y a la gente le gusta menos pensar y más reírse del otro.

Se reconoce como un “botón” como profesor, de la “vieja guardia”, de esos que mandan los deberes en una hoja aparte para corregir, de los que no expulsan a los alumnos porque es lo que ellos están buscando. Sin embargo, – y luego de algunas risas- utiliza el humor para dar sus clases y tratar de sacar cosas que no saldrían de otra manera. Si los salarios le alcanzaran, viviría de esto únicamente.

Sin Embargo como padre se define como lo contrario, el poco tiempo que ve a sus hijos comparado con su esposa hace que sea totalmente permisivo mientras la madre pone los límites. Aprovecha el tiempo para pintar, jugar y mirar televisión con ellos en la cama grande, disfrutando lo que él llama: “tiempo calidad”.

Consultado sobre noticias de actualidad, comentó que le tomó por sorpresa la propuesta del Estado relacionada con la legalización de la marihuana, Siente miedo por lo que pueda suceder como consecuencia de la falta de control, si tiene en cuenta lo que sucede actualmente con bromatología en bares o en el tránsito, aunque no quiso marcar  una posición al respecto por no saber estadísticamente que sucedió en países donde ya funciona esta medida. Simplemente espera que sea algo para bien y no un problema más.

Trabajando actualmente en televisión y con proyectos a futuro en cine, este artista se siente privilegiado por no tener tiempo libre; espera tenerlo más adelante cuando esta etapa diga fin.

Leticia Sánchez