Proyecto de Ley promueve la actividad emprendedora

DEL DICHO AL HECHO

FOTO: la diaria

La democratización de oportunidades, la desestigmatización de la imagen del empresariado y el incentivo de una cultura emprendedora son algunos de los motivos que impulsan la iniciativa de una ley que regule y fomente el emprendedurismo. El senador frenteamplista Daniel Martínez planea presentar un proyecto en esta dirección durante esta legislatura.

Según un estudio del Monitor Global de Emprendedurismo (GEM) realizado en 2012 por el Centro de Emprendimientos Deloitte del IEEM de la Universidad de Montevideo, más de 350.000 uruguayos iniciaron un negocio propio en los últimos tres años. En este marco de crecimiento de la actividad emprendedora en nuestro país, Martínez impulsó y trabaja hace más de dos años en la creación de un Proyecto de Ley de Apoyo a Emprendedores. La propuesta se encuentra en una etapa de borrador, fue planteada al Poder Ejecutivo para su estudio y “puede tener modificaciones”, según declaró Martínez.

Organizado por la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), se realizó en setiembre un foro donde se presentó la iniciativa. El senador resaltó la importancia de generar instrumentos formales que ayuden a la actividad emprendedora y de establecer un marco legal dentro de un “proyecto país” que “fomente la creación de nuevas oportunidades y ayude a quienes tienen iniciativas”. Martínez enfatizó el hecho de apoyarse en la educación para generar una cultura emprendedora, democratizar las oportunidades y romper con el estereotipo negativo del empresario.

La mesa del Foro “Los Emprendedores y el Sistema Político: Proyecto de Ley de Apoyo a Emprendedores”, estuvo integrada por el director de la Dinapyme, Pablo Villar; el presidente de AJE, Efraín Valadán; el asesor del Proyecto de Ley, Andrés Michelini; el coordinador del Centro de Innovación y Emprendimientos (CIE) de la Universidad ORT, Enrique Topolansky; y Daniel Martínez.

Con el objetivo de enriquecer la propuesta, el Proyecto de Ley fue consultado con las distintas organizaciones que comprenden el “ecosistema emprendedor”, con autoridades de la educación y con representantes políticos de los diferentes partidos.

Propone la creación de un Instituto Nacional del Emprendimiento, Uruguay Emprende, que se encargará de coordinar, ordenar, ejecutar los instrumentos y herramientas de apoyo a la actividad, y actuar como articulador de la red de instituciones ya existentes. También pretende crear centros de emprendimiento e incubadoras de empresas dentro de las propias instituciones educativas, tanto públicas como privadas.

“La educación es un actor central sobre el que tenemos que trabajar para que nuestros jóvenes sean más emprendedores”, manifestó Topolansky. Mientras que Valadán comentó que emprender en Uruguay no es una tarea fácil y que quedan cosas por hacer.

El financiamiento es una de las principales dificultades a las que se enfrentan quienes deciden emprender en Uruguay. Ante esta situación, el Proyecto de Ley plantea un estímulo fiscal en los primeros tres años para aquellos que desarrollen un emprendimiento, a través de la exoneración parcial de los aportes jubilatorios patronales y del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE). También establece la creación de un Fondo Nacional de Fomento a los Emprendedores que se financiará con el 3% del Impuesto del Fondo de Reconversión Laboral.

Pese a los riesgos que se les presentan a los distintos emprendedores en nuestro país, el ecosistema ha crecido y han aparecido distintas organizaciones públicas y privadas que apoyan esta actividad. Todo parece indicar que el sector seguirá su camino de desarrollo con nuevas iniciativas y una regulación legal que “si no sale en esta legislatura sirva como acumulación para la próxima”, expresó el senador Martínez.

Virginia Cantou y Andrea Sallé