Tras las elecciones, la izquierda universitaria mantiene la hegemonía

SIN SORPRESAS

Votación en el Regional Noreste

Las recientes elecciones universitarias arrojaron resultados ambiguos: la izquierda mantiene en términos generales la hegemonía, pero los matices surgidos al interior de las listas de esa corriente ponen en duda la continuidad de la política universitaria en los próximos años, en especial en la FEUU, donde la minoría del “arocenismo” quedó confirmada.

Los resultados fueron poco novedosos, salvo excepciones, en todos los órdenes. La FEUU se quedó con la mayoría de los votos en el orden estudiantil aumentando su representación, y la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR) con la mayoría en el orden docente. En el orden de egresados no existió una propuesta que abarque a todos los servicios, por lo que se dividió según las agrupaciones de cada Facultad.

En las elecciones se eligen los representantes de los tres órdenes de la Universidad a los órganos del cogobierno. La Asamblea General del Claustro (ACG) es el órgano de mayor relevancia electo en esta instancia, donde se definen las líneas programáticas de la UdelaR y se elige al Rector. También son electos los miembros de los Consejos y Claustros de cada servicio universitario, así como aquellos que gobernarán las facultades durante el siguiente período.

En la jornada del 26 de marzo se dio la particularidad de que por primera vez votaron los centros regionales del interior: Artigas, Paysandú, Salto y Río Negro (Noroeste), y Treinta y Tres, Rocha, Maldonado y Lavalleja (Este).

El orden estudiantil, El padrón del orden estudiantil tenía 86.764 estudiantes habilitados, de los que 40.117 no votaron. Este padrón se compone de estudiantes que hayan aprobado alguna actividad curricular en los últimos dos años, pero también –debido a sus errores de depuración- por estudiantes ya egresados o que abandonaron la carrera.

La cifra que se manejó de votos en blanco y anulados es de un 35%. Sin embargo, se cuentan como votos en blanco aquellos que pusieron una sola lista y no las tres que se pedían, descontando esos votos al apoyo total al lema. Aún no está disponible la cifra total de los sobres vacíos que se introdujeron en las urnas. La Corriente Gremial Universitaria (CGU) declaró a El País que están considerando presentarse “en más facultades puesto que la gran cantidad de votos en blanco, anulados y de jóvenes que ni votan, demuestra que se está reclamando otra opción”.

La pelea histórica en el orden estudiantil es entre la FEUU y la CGU. Este año la CGU perdió su representación en Agronomía, dotando a la FEUU de un representante más en la AGC. Fuentes de la Corriente Gremial indicaron a SdR que hubo “problemas de comunicación con la Corte Electoral” que impidieron que los estudiantes que la representan se presentaran dentro del plazo establecido.

Federico Pérez, integrante de la Mesa Ejecutiva de la FEUU, valoró como positiva la votación de su lema, destacando el avance de haber ganado en todas las facultades, salvo en Veterinaria.

Al respecto, Agustín Iturralde, ex Secretario General de CGU, actual militante del orden de egresados, opinó que “los servicios hacen muy fuertes a los centros de estudiantes” refiriéndose a la infraestructura con la que cuenta la FEUU y subraayó que la relación se invierte en el orden de egresados, donde la izquierda no cuenta con tantos recursos

En el orden de egresados. En este orden había un total de 113.127 habilitados de los que 36.031 no se presentaron a sufragar. No existen aquí lemas de izquierda o derecha que abarquen a todos los servicios. El Partido Nacional y las opciones de izquierda son las que se llevan la mayoría de los votos, quedando el Partido Colorado en este orden, como en el resto, con una representación mínima, casi simbólica, a pesar de los esfuerzos que se han hecho en algunos servicios por aumentarla.

Sobre las alianzas que se dan en distintos órdenes entre corrientes de derecha, Agustín Iturralde, de la Facultad de Ciencias Económicas, declaró que rechaza “de plano cualquier alianza electoral” y agregó: “Queremos que la universidad haga política universitaria”.

En el orden docente. La concurrencia a las urnas del orden docente fue la mayor, en porcentajes, entre los órdenes: fueron 922 los que no votaron de un total de 6787.

En la mayoría de los servicios hubo lista única de la Asociación de Docentes de la Universidad; particularmente fue la única que se presentó en los CENURES (Centros Universitarios Regionales). ADUR se prepara para una convención programática prevista para el 16 de mayo que definirá algunas posiciones respecto a la política universitaria, cuestión que puede ayudar a dilucidar las posiciones de los docentes de cara al próximo rectorado.

Si bien la izquierda fue la ganadora de estas elecciones, hay una heterogeneidad en la composición de las listas dentro de esta corriente que no permite hacer aseveraciones contundentes respecto de lo que sucederá con la política universitaria en los próximos años. De todas formas, fuentes de distintos órdenes prevén que exista una continuidad de los postulados propuestos por la Segunda Reforma Universitaria a pesar de los matices y de que el arocenismo haya perdido el orden estudiantil.

Elisa Romego / Gabriela Pasturino

.