La opinión de Juan Raúl Ferreira

“SECUESTRADOS DE GUANTÁNAMO”

 

Juan Raúl Ferreira. Foto: Pedro Rincón, La Diaria

El anuncio del Presidente Mujica sobre la posibilidad de recibir ex detenidos de Guantánamo para contribuir al cierre del centro de reclusión suscitó distintas posturas en la opinión pública. Sala de Redacción consultó al Presidente del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Ciudadano (INDDHH) y ex refugiado, Dr. Juan Raúl Ferreira, para conocer su opinión sobre el tema.

El INDDHH emitió un comunicado en el que elogia la actitud del gobierno uruguayo al colaborar con el cierre de Guantánamo y hace especial énfasis en las condiciones a las que se encuentran sometidos los reclusos, a las que consideran una “afrenta para la dignidad humana”. En ese sentido Ferreira calificó el asunto como pura y exclusivamente “un tema de Derechos Humanos” y destacó que históricamente nuestro país ha otorgado refugio a aquellos que lo necesitan. Asimismo se mostró sorprendido por la postura de algunos dirigentes que se manifestaron en contra, ya que durante la dictadura militar hubo uruguayos refugiados en varios países y de todos los partidos políticos. Él particularmente fue refugiado junto a su padre, por lo que reconoce tener una sensibilidad particular en relación al tema: “yo lo sufrí en carne propia, jamás podría oponerme”.

Ante las dudas sobre la peligrosidad de los detenidos, Ferreira fue contundente: “deberíamos hablar de secuestrados y no de detenidos en Guantánamo”. El hecho de que estas personas hace 12 años se encuentren presas en condiciones inhumanas, sometidas a torturas, y que nunca se hayan exhibido pruebas fehacientes de los delitos por los que se los acusa, le permite afirmar que “no son terroristas”. Incluso aseguró que si pudiera demostrarse su culpabilidad no estarían en Guantánamo.

El Instituto no aprueba que Estados Unidos exija condiciones para que estos refugiados vivan en nuestro país. Para Ferreira no existe otra posibilidad dentro del orden jurídico y “serán hombres libres” apenas pisen territorio nacional. Si bien el Instituto no tiene participación directa en el proceso de otorgamiento de refugio, sus autoridades se encuentran dispuestas a colaborar en todo lo que sea necesario.

De derecho. Fuentes informaron a Sala de Redacción que la Cátedra de Derecho Penal de la Universidad Católica estaría elaborando un informe alegando que el artículo 4º de la ley 18.076 -sobre el derecho al refugio y los refugiados- resulta un impedimento para recibir a los detenidos de Guantánamo. Este inciso contempla diversas razones para negar o suspender el refugio, básicamente referidas al hecho de haber cometido un delito. De todos modos, sería difícil comprobar la culpabilidad de cualquier detenido de Guantánamo ya que solamente han sido sometidos a la justicia militar.

Consultado el jefe de cátedra de Derecho Penal de la Universidad Católica Dr. Raúl Cervini, aclaró que no se encontraban trabajando específicamente el asunto. Pudo existir una discusión informal sobre “la conveniencia” mientras elaboraban un informe de la situación carcelaria en Uruguay, pero no estaba dentro de sus cometidos expedirse sobre el tema.

María Sara Abella