Entrevista a Pablo Mieres, candidato del PI

“EN EL FRENTE HAY INCOHERENCIA IDEOLÓGICA”

Pablo Mieres en su despacho de la sede del Partido Independiente. Foto: Guillermo Rodríguez.

Pablo Mieres en su despacho de la sede del Partido Independiente. Foto: Guillermo Rodríguez.

Cuestionando al postulante con mayores probabilidades, el candidato a la presidencia por el Partido independiente dijo: “¿Cuál es el pensamiento de Tabaré? Es una buena pregunta, él está en distintos lados, es capaz de correrse a la izquierda para evitar que Constanza crezca y después correrse al centro para ganar las elecciones” . Sobre este tema, el programa de su partido y su visión de las elecciones,  Sala de Redacción conversó con Pablo Mieres.

-¿Cómo ve la campaña electoral que se está desarrollando?

-Hay tres situaciones diferentes: los blancos, que tienen una competencia fuerte por la candidatura presidencial; los colorados, con una lucha fuerte por el orden de las listas al igual que los blancos, pero sin una competencia presidencial tan intensa, porque esta claro que Pedro tiene la mayoría; y el Frente Amplio con una situación intermedia, tiene una competencia pero de baja competitividad porque es obvio que Vázquez se distancia de Constanza Moreira. Entonces en los partidos tradicionales, cada lista está no solamente pugnando por lugares en la convención, sino por ver qué lugar logran para los cargos. Ello hace que haya mucho empeño de estos dos partidos en las elecciones internas; para octubre no se trabaja con la misma fuerza.
Nosotros estamos al revés: como no tenemos interna, estamos guardando fuerzas, y nos jugamos todo en octubre. En esta etapa, invertimos sólo el 10 % del total de nuestros recursos.

-¿Siente que hasta ahora los protagonistas se han dedicado más a atacar a los otros que a proponer?

-Eso siempore pasa. Se dice: “yo voy a hacer campaña por la constructiva”;creo que el tenor de la campaña de Lacalle Pou va por ese lado, con la consigna propositiva, constructiva y de no atacar. Pero después los fuegos artificiales siempre son parte del condimento de la campaña. De alguna manera, una campaña electoral es afirmación de identidad y esto implica afirmar las cosas propias y marcar las diferencias con el otro, y al marcar las diferencias tienes que hacerlo en tono de crítica. Eso es parte del juego y me parece que está bien que sea así. El límite es la descalificación y el insulto, mientras no se pase ese límite está bien. Yo creo que Tabaré Vázquez ha cometido un par de errores, raros, insólitos, porque Tabaré no era un tipo que estaba en esa línea. La imitación y burla a Larrañaga, ahora decir ‘la gilada’ … a nosotros nos trató como anexos de los partidos tradicionales, esas cosas están fuera de lugar.

-¿Eso usted lo interpreta como temor del Frente Amplio a no ganar las elecciones de manera tan sencilla como se esperaba?

-Una cosa es decir: ‘el Partido Independiente es la derecha con blancos y colorados’ ahí no hay agravio, simplemente nos trata de empujar a otro lugar. Pero es una afirmación  engañosa. Por eso yo salí a decir que Vázquez miente. Pero entiendo la jugada. Lo otro, lo del anexo a los partidos tradicionales es peyorativo, es como decir que somos un apéndice. Volviendo a tu pregunta, creo que un poco de preocupación hay, yo dije: está nervioso, hay una sensación de que nosotros podemos captar un voto de gente desilusionada del Frente Amplio que no quiere ir a los partidos tradicionales. El Partido Independiente es un cambio sin volver atrás, es decir, puede ser una opción de cambio para la gente, distinta al Frente Amplio, para aquellos que están decepcionados. Un poco de temor hay, no es casual. Tabaré arranca con este estilo dos días después de que sale una encuesta que dice que nuestro partido creció a un 4 % (que no sé si será tan así, ojalá que sí) y al día siguiente que nosotros lanzamos un candidato a la vicepresidencia (Conrado Ramos) que fue del Frente Amplio. Eso es una señal. Acá hay un tipo que estuvo en el Frente y se fue, que estuvo en el gobierno de Vázquez y se fue y que ahora está en el PI y encima es candidato a la vice. Quizás esas cosas le preocuparon y entonces sale a pegarnos, a ver si evita que crezcamos; te pega temprano para ver si te puede descalificar. Por eso era importante salir a pegarle fuerte. Yo tenía que demostrar que nosotros bancamos y que no nos dejamos pasar por arriba.

-¿Coincide con Conrado Ramos en que al Frente Amplio le falta coherencia ideológica?

Pablo Mieres. Foto: Guillermo Rodríguez.

Pablo Mieres. Foto: Guillermo Rodríguez.

-Si, totalmente. Yo tengo diferencias conceptuales e ideológicas con una parte del Frente; con otra parte podemos tener muchas coincidencias. Yo he dicho una palabra -que creo que al Pepe Mujica no le gustó,, que el Frente es como una especie de supermercado de izquierdas. Vos entras ahí y tienes la góndola del Marxismo- Leninismo, la del nacionalismo purista, de la ultra izquierda, de la social democracia muy parecida a nosotros; esta todo ahí (se ríe). Entonces, a la hora de gobernar es un problema, sobre todo porque los sectores más radicales dicen: ‘yo quiero una revolución y llevamos 10 años de precalentamiento ; es hora de ir a los bifes’. Ahí es donde surgen más divergencias, en este período se notaron mucha. La paradoja es que nosotros tenemos coincidencias con tipos que están en el Frente, pero que votan con otros que tienen grandes diferencias; y nosotros votamos separados porque no queremos estar en ese conjunto tan dispar, tan heterogéneo.

- ¿Está más cerca del pensamiento de Astori que del de Vázquez?

-Cuál es el pensamiento de Tabaré, es una buena pregunta. Con Danilo  hemos tenido coincidencias en muchos temas y por supuesto que hemos tenido alguna distancia, pero sobre todo hemos tenido las distancias políticas, porqué él está allá y nosotros acá. Yo pregunto: ¿cómo Danilo vota una ley que sabe que es un desastre? La vota por disciplina partidaria y nosotros tenemos la libertad de no votarla, por qué no estamos en el Frente. Danilo tiene el problema que está atado a una lógica que lo tironea a votar cosas que él no comparte, ese me parece que es su problema. Tabaré es más ubicuo, está en distintos lados, a veces parece más radical, a veces es más moderado. Creo que en el fondo tiene un pensamiento más parecido al de Danilo, pero es capaz de mantener otras posiciones si entiende que el acceso al poder depende de eso. Es un tipo que maneja muy bien el poder y que por lo tanto es capaz de correrse a la izquierda para evitar que Constanza crezca, y después correrse al centro para ganar las elecciones, por eso es más difícil ubicar su pensamiento.

-¿Cuál destacaría de las propuestas del Partido Independiente?

-Para nosotros el tema uno es la educación. En el programa nuestro, el capítulo educativo es un capítulo muy importante. Hay que hacer una transformación educativa muy profunda porque estamos en el horno, estamos en un proceso de deterioro, sobre todo en la enseñanza media. Lo que pasa ahí es reflejo de lo que pasa en primaria, o sea: no está tan claro que primaria esté bárbara. Tenemos que ir a un modelo mucho más personalizado, con posibilidad de incorporar novedades. Tener equipos docentes estables que estén allí, que no estén corriendo de un lado a otro, como pasa hoy, que no elijan centros de estudio por orden de puntaje, porqué eso lleva a que los mejores docentes terminan dando clases en los mejores lugares y los docentes con menores puntajes terminan eligiendo los peores lugares, lo cual genera mayor desigualdad en los aprendizajes. Ojalá se pudieran quebrar resistencias de los sectores sindicales de los docentes, que yo creo que tienen una mirada equivocada, se han opuesto a cualquier cambio, a todos los cambios, y eso es un problema.

-¿Resistencia de que tipo?

-Es una resistencia ideológica. Si yo digo, acá hay que ir a un sistema dos los docentes concentren todas sus horas en un solo lugar durante varios años,los tipos te dicen, eso no está bien porque es una conquista que hemos logrado con lucha gremial. Vos les decís que lo que estás ofreciendo es mejorar sus condiciones de trabajo, y permitir que tengan una relación más personal con los estudiantes. Y ellos te critican eso. Yo me pregunto: ¿por qué razón? No hay razones reales, hay razones ideológicas, tiene una concepción de enfrentamiento al sistema, al régimen, a la autoridad y es por eso que es muy difícil dialogar con ellos. Son unos tipos que después de perder un mes de clases,  te dicen no: han aprendido lo más importante, que es la lucha. Pero no, no aprendieron lo que tenían que aprender y después cuando tienen que dar exámenes, les va mal.  Todo eso hay que cambiarlo, así como también los contenidos educativos; de repente hay cosas que se están enseñando que hay que corregirlas porque no son útiles y otras que son útiles, no se enseñan.

-En materia económica, ¿qué propuesta destaca?

-Es clave ir hacía una política anti cíclica. Cuándo creces, tienes que ahorrar y cuándo las papas queman, tienes reservas para aplicarlas para que la máquina siga funcionando. Y Uruguay no funciona así, funciona ‘tanto crezco, tanto gasto’. Entonces nunca hay reserva, porque el Estado siempre gasta, más de lo que tiene incluso. Cuando las cosas van bien, fenómeno, gastamos más y vamo’ arriba. Cuando las cosas se ponen complicadas no tienes reservas para enfrentar una situación de adversidad.

-Según su criterio, ¿en qué malgasto el gobierno del Frente Amplio ese ahorro generado?

Hay un paquete del gasto que tiene que ver con las empresas públicas, Hoy en día, estas empresas están pagando un no sé qué salario más a todos los funcionarios; la mayoría de los trabajadores tienen un aguinaldo y un salario vacacional. Pero resulta que los trabajadores de las empresas públicas tiene varios y extras. Me parece que hay cosas para recortar mucho más graves, como por ejemplo, el gasto brutal que se hace en publicidad. Muchas de esas empresas son monopólicas. Que alguien me explique porque UTE tiene que hacer publicidad sobre su gestión si todos estamos obligados a contratar su servicio. Claro que los medios de comunicación se callan y cuándo vos salís a denunciar estas cosas no te ponen el micrófono, porque en el fondo ellos también lo necesitan. Esa publicidad se traduce en aumento de las tarifas de la energía eléctrica de todos los hogares y también de las empresas. De repente en un directorio deciden donar al club de bochas tal o hacer la policlínica no sé cuánto, cuando en realidad las empresas públicas no están para eso. Las políticas sociales la tiene que hacer el MIDES, el Ministerio de Salud Pública, el de Educación y la ANEP. Lo que están haciendo, en el fondo, es clientelismo, carrera política, por ahí se arma el gran salto de directores de empresas a candidatos. Es mucha plata que se podría aplicar para reducir las tarifas y eso significaría una mejora de competitividad del país. Las empresas privadas y los sectores productivos pagan energía eléctrica, agua potable, combustible, telecomunicaciones, y si esos servicios salieran más baratos, competirían mejor en el mercado.

-¿El Partido Independiente reivindica la reforma del Estado?
-Es un tema central para nosotros, que quedó pendiente. Conrado tiene un montón de ideas y propuestas porque es el especializado en el tema.
La descentralización es importante pero no está completa ni mucho menos. Está bueno que se haya creado el tercer nivel de gobierno -estoy hablando de los municipios- pero no se descentralizó. Lo que hubo un proceso de desconcentración. Los municipios no tienen recursos propios, dependen de las intendencias departamentales… Nosotros creemos que tendrían que tener recursos propios, cometidos propios, específicos y autónomos. No hay autonomía de los gobiernos municipales con respecto a los gobiernos departamentales, se repite el modelo que existe a nivel del país: Montevideo centralista con respecto al interior.

-¿Qué mecanismos tiene pensado utilizar el PI para acercarse al electorado?

-A pesar de los avances tecnológicos, y particularmente los mecanismos de comunicación, la relación directa es insustituible. Entonces, a tu pregunta yo te tengo que decir que nuestro relacionamiento con la gente va a ser recorriendo, físicamente. Para fin de mayo voy a haber recorrido el país por primera vez, todos los departamentos. Pero después del 1 de junio arranco de nuevo y haré dos o tres giras más. Que la gente te vea, que puedas hablar con ellos y tener una relación directa. Ese es el primer nivel. El segundo es que tienes que tener una comunicación publicitaria a través de los medios tradicionales, radios, diarios y televisón. Tienes que pautar, que hacer un spot publicitario y después tienes que tener una permanente presión con los periodistas, en el sentido de estar en los medios, que te inviten, que te hagan una nota, que salgas en esto, en aquello. Por ejemplo, nosotros tenemos que filmar los actos, tenemos un camarógrafo que va conmigo a los actos, y le digo: filma estos dos minutos cuando diga tal cosa. Luego de filmarlo, lo edita y lo envía a todos los canales para que lo pasen. También tengo algunas audiciones radiales semanales. Después están las redes sociales, Facebook y Twitter. Hay que estar atento a todo.

-¿Cómo hace usted o el partido, para lograr que su propuesta de gobierno sea más atractiva que anular un voto o poner el sobre en blanco?

-No es fácil, porque la gente que anula el voto o que vota en blanco es gente muy descreída de la política y lo hace como un gesto de rechazo, de distancia. Entonces es muy difícil convencerlo de que en realidad es mejor darnos el voto a nosotros. Igual, va a haber un mensaje hacia esa gente, pero yo soy pesimista, porque siempre hay un 3 o 4 % de votos en blanco o anulados. Es un tipo de ciudadano que está muy lejos, está enojado, molesto, que no quiere saber de nada con la política. Si bien somos un partido chico, por lo tanto más alejado del poder, con una posibilidad mayor de convencer a alguno de estos ciudadanos, yo creo que la mayor parte de nuestros votos van a venir de las nuevas generaciones, y va haber votos de gente desencantada de los otros partidos, de todos, no solo del Frente.

-¿Por qué eligieron a Conrado Ramos como candidato a la vice?

Pablo Mieres. Foto: Guillermo Rodríguez.

Pablo Mieres. Foto: Guillermo Rodríguez.

-Por varias razones: es una persona muy capaz, muy preparada en un tema que es crucial para el país, que es la reforma del Estado. Entonces teníamos que dar una señal, teníamos que elegir a un hombre de peso. En segundo lugar, había que dar una señal de ampliación del partido, nosotros habíamos armado la fórmula las veces anteriores con Iván (Posadas) y eso de alguna manera era una fórmula que representaba muy bien al partido; pero era de adentro, de entre casa y esta es una (fórmula) de ampliación. Es una forma de decir que en el Partido Independiente se valora a la gente que se acerca con intenciones de hacer crecer al partido y es una señal para mucha gente que en su momento apostó por el Frente y que hoy no está convencida.

-¿Cuál va a ser la postura del Partido Independiente de existir una segunda vuelta?

_Creo que el Partido Independiente tiene que poner arriba de la mesa las propuestas, pero bien concretas, no titulares, 10 o 12 cosas. Es decir, pasarles la pelota a los dos finalistas y decir: ‘los que quieran los votos de los independientes tienen que comprometerse con esto. Estoy seguro de que va a haber segunda vuelta, estoy convencido. Porque nosotros le vamos a sacar la mayoría absoluta al Frente.

¿Cuál es el objetivo de sacarle la mayoría absoluta al Frente?

-Nosotros no queremos que haya bloques que operen de manera regimentada, porque eso ha funcionado muy mal. La mayoría absoluta del Frente ha votado leyes inconstitucionales varias, ha actuado por disciplina partidaria muchas veces, imponiendo posiciones sobre otros; el Parlamento ha perdido control sobre el Poder Ejecutivo.

-¿Cómo cree que se va a sentir usted, la persona con la que van a tener que sentarse a hablar, de un lado y de otro?

-Con mucha responsabilidad, porque de alguna manera vamos a ser responsables de la gobernabilidad. Tenemos que dar gobernabilidad al próximo gobierno aunque nosotros tengamos otra opinión. Implica exigir cosas, pero también ayudar a que la cosa camine.

-¿Cuál es la postura sobre la adjudicación de los minutos gratuitos que obtienen los partidos en la televisión?

-Me parece que si hay espacios gratuitos otorgados por el Estado -el criterio que el Frente Amplio quiere imponer, que está en la ley de medios- es un criterio antidemocrático. Es la hipótesis más favorable al partido mayoritario. Es distribuir en función del voto en la elección anterior. Léase 49 % de la publicidad para el Frente, 2, 5 % para el Partido Independiente. En el mundo hay tres tipos de sistemas; ese es uno y es el peor. Después hay otros dos: uno  es paritario, la distribución de la propaganda es igual para todos los partidos que se presentan en las elecciones, sin favorecer a nadie. Y uno intermedio, que es una combinación de los dos; del total del tiempo gratis, la mitad se distribuye parejo y la otra mitad se distribuye de acuerdo a los votos sacados en las elecciones anteriores. Lo que mas me convence es una combinación, entiendo que los partidos más grandes tienen más listas, más sectores y por tanto probablemente necesiten más tiempo para expresarse, pero no tanto como para congelar la situación de cinco años atrás. La verdad que es un abuso.

-¿Alguna propuesta que disienta con los demás partidos y alguna con la que coincida?

-Nosotros tenemos la visión contraria a la Baja de la Edad de Imputabilidad y eso nos junta con el Frente y nos separa de la mayor parte de los blancos y de todos los colorados.

-¿Qué opinión le merece la Ley de la Despenalización del Aborto?

-Llegamos a la conclusión de que era un tema que nos cruzaba transversalmente y que cruza a todos los partidos; por lo tanto el PI decidió la libertad de acción. Iván Posadas presentó su proyecto que en esa oportunidad fue aprobado por el Frente, porque ellos no tenían votos propios para el de ellos, y él logró ese acuerdo que no representa a todo el partido pero que representa a una parte. Otros teníamos otra opinión, pero respetamos totalmente la posición de Iván porque ese es el juego de la libertad de acción. Es un tema muy de conciencia, muy personal. Yo no estoy de acuerdo con la despenalización, Iván, en ciertas condiciones sí, hay otros más liberales y hay otros que están en la misma línea que yo. Concluimos que el partido tiene que aceptar esa pluralidad.

-¿Qué posición tienen respecto de la ley de la marihuana?

-Nosotros votamos el auto cultivo y los clubes de membresías. Me parece que el tema de la comercialización por parte del Estado no va a dar buen resultado. Sí vos liberalizas un producto, lo liberalizas, y es libre y chau. Al liberalizar la droga, controlas la calidad, hacés pagar muy buenos impuestos a los productores de droga y toda la plata que usas hoy para la represión la vuelcas para la prevención y la rehabilitación. Esto es una opinión a nivel mundial, esto no lo podría hacer Uruguay, eso lo tendría que acordar Naciones Unidas.

-¿Qué posición asumen con respecto a Aratirí?

-Nosotros votamos la ley de minería de gran porte, porque el Frente convocó a una comisión multipartidaria para discutir el tema. Llegamos a un acuerdo que lo firmamos todos. Después, cuando se votó la ley, los blancos y los colorados, por razones oportunistas y electorales, se dieron vuelta y votaron en contra, usándolo hoy como bandera electoral. La verdad que la ley de minería de gran porte es mucho mejor que el código de minería que teníamos antes. Genera mayores ingresos al Estado, mayor control ambiental, la plata que se genera por la minería no se puede gastar en el mismo momento que se genera, sino que se guarda para una reserva intergeneracional, son todas cosas positivas. Ahora: Aratirí es otra historia, es una empresa que tiene que cumplir con todas las reglas; a priori no estoy a favor de Aratiri. No me parece mal que Uruguay diversifique su matriz productiva y que incorpore una pata de minería que por otra parte tiene hace muchos años. En todo caso, los blancos y los colorados tendrían que explicar por qué cuando ellos gobernaron no dijeron que no a la minería, no solo la toleraron sino que la promovieron.

Miguel Estevarena / Florencia Cremonese / Sandra Dominitz