Uruguay entre los países latinoamericanos con más ingesta de alcohol

CADA CUAL TIENE SUS PENAS

Almacén y bar de Pocitos. (Archivo, abril de 2011). Foto: Javier Calvelo. La diaria.

Almacén y bar de Pocitos. (Archivo, abril de 2011). Foto: Javier Calvelo. La diaria.

Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el consumo de alcohol en el mundo,  nuestro país se encuentra dentro de los países de Latinoamérica con mayor ingesta de alcohol. Se calcula que los uruguayos consumimos aproximadamente 7.6 litros de alcohol “puro” por persona al año. La  organización pidió a los gobiernos que redoblen sus esfuerzos para prevenir las defunciones y las enfermedades relacionadas al consumo excesivo de alcohol.

El informe, presentado esta semana en Ginebra (Suiza),  incluye una serie de perfiles por país en los 194 Estados miembros de la OMS, las repercusiones en la salud pública y las respuestas en la política de los Estados miembros.

Del mismo se desprende que Latinoamérica es la segunda región en el mundo con mayor consumo per cápita de alcohol. El ranking regional es liderado por Chile, que registra un consumo anual per cápita de 9.6 litros. El segundo es Argentina con 9.3 litros per cápita al año, mientras que en el tercer lugar se encuentra Venezuela con una marca de 8.6 litros per cápita de alcohol anual.  Por debajo de estos tres países aparecen, Paraguay con 8.8 litros; Brasil (8.7); Perú (8.1); Panamá (8); Uruguay (7.6); Ecuador (7.2); México (7.2); República Dominicana (6.9); Colombia (6.2); Bolivia (5.9); Costa Rica (5.4); Cuba (5.2); Nicaragua (5); Honduras (4); Guatemala (3.8); El Salvador (3.2).

Las estimaciones sobre porcentajes de consumo de alcohol recogidas por el informe, se basan en las estadísticas proporcionadas por los propios países miembros a la organización. Por su parte, con respecto al tipo de alcohol consumido, la bebida preferida por los latinoamericanos es la Cerveza, donde se ingiere un 53%.  Le siguen licores como la Vodka y el Whisky, con un 32, 6 %, mientras que en ultima instancia aparece el vino con 11,7 por ciento.

En lo que refiere  a  nuestro país,  la bebida más consumida es el Vino con el 60%, mientras que la Cerveza queda en segundo orden con el 31% y en última instancia las bebidas espirituosas con un 9%. También se detalla que los hombres son los que más consumen  alcohol, estos toman 16,1 litros per cápita anuales frente a 8,7 litros por parte de las mujeres. Contabilizando ambos sexos, suman la cantidad de 12,9 litros.

La OMS habla de alcohol “puro” para poder comparar,  dado que las bebidas poseen distintas concentraciones. Entonces, por ejemplo,  en algunos países la ingesta de cerveza será muy elevada, pero al tener esta bebida menos alcohol puro que el whisky, puede quedar en el ránking  por detrás de otro donde haya menos cantidad de litros consumidos pero sean de esta última bebida. Lo que se intenta mostrar es la cantidad de alcohol “puro” consumida, independientemente de la bebida.

Además el informe señaló que en el 2012 se produjeron 3,3 millones de defunciones en el mundo provocadas por el uso nocivo de alcohol. También reveló que el consumo de alcohol no sólo puede causar dependencia, sino que también aumenta el riesgo de que las personas padezcan mas de 200 enfermedades, entre ellas cirrosis hepáticas y varios tipos de cáncer. En esta línea, el mismo llegó a la conclusión de que su consumo nocivo hace que las personas sean más vulnerables a las enfermedades infecciosas como la tuberculosis y la neumonía.

Mucho por hacer. El Dr. Oleg Chestnov, subdirector general de la OMS para enfermedades no transmisibles y salud mental, dijo en el sitio web de la organización que “hay que redoblar esfuerzos para proteger a las poblaciones de las consecuencias negativas del consumo de alcohol para la salud”, además agregó: “el informe muestra claramente que no hay lugar para la complacencia a la hora de reducir el uso nocivo del alcohol”.

Otro aspecto que preocupa seriamente a la OMS es el consumo de alcohol excesivo en los jóvenes. Algunos países ya están reforzando las medidas destinadas a proteger a la población, como la subida de impuestos sobre el alcohol, el aumento a la edad mínima para tomar alcohol, a fin de limitar su disponibilidad, o la regulación de la comercialización de bebidas alcohólicas.

Franco Recoba