Nigeria y sus vecinos declararán la guerra a Boko Haram

INOCENCIA INTERRUMPIDA

Francia, París. William Hague; secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Mahamadou Issoufou; presidente de Nigeria, Idriss Deby Itno; presidente de Chad, Goodluck Jonathan; presidente de Nigeria, Francois Hollande; presidente de Francia, Paul Biya; presidente de Camerún, Thomas Boni Yayi; presidente de Benín, Herman Van Rompuy; presidente del Consejo Europeo y Wendy Sherman; subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos de EE.UU, en la cumbre de seguridad para discutir la amenaza de la milicia islamista nigeriana Boko Haram a la estabilidad regional, en el Palacio del Elíseo en París el 17 de mayo de 2014. AFP PHOTO / ALAIN JOCARD.

Los presidentes de Nigeria, Níger, Chad, Togo y Benin, acordaron declarar la guerra a Boko Haram, el grupo radical islámico que mantiene secuestradas a más de 200 jóvenes nigerianas desde mediados de abril. El acuerdo se alcanzó el sábado 17 de mayo en una cumbre convocada en París por el presidente francés Francois Hollande. Para lograrlo, contarán con el apoyo de Francia, Estados Unidos y Reino Unido, países que además están colaborando en la búsqueda de las niñas. Las acciones apuntarán a intercambiar informaciones y coordinar estrategias y acciones conjuntas.

Los participantes del encuentro concluyeron que el grupo terrorista ya no es solamente nigeriano, sino que constituye una amenaza para todo el continente y, por extensión, para todo el mundo, ya que se lo vincula con todas las organizaciones terroristas de África, por lo cual existe un peligro de contagio a otras zonas.

La cumbre de presidentes se produjo cinco días después de la aparición de un nuevo video, en el que se muestra a unas 130 jóvenes que aparentemente son las secuestradas. Las niñas están sentadas, recitando el primer capítulo del Corán en un lugar al aire libre no identificado, y están vestidas con hiyabs, la vestimenta típica islamita. También aparece el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, que reclama la excarcelación de todos sus integrantes a cambio de la liberación de las niñas. Asimismo afirma que las jóvenes, en su mayoría cristianas, han sido convertidas al islam.

En total unas 276 jóvenes fueron secuestradas el pasado 14 de abril en una escuela secundaria en Chibok, en el estado de Borno, al noreste de Nigeria. Los terroristas ingresaron al centro mientras las niñas dormían, saquearon la despensa y el combustible, y subieron a bordo de varios camiones con las niñas y las provisiones, según contó una de las estudiantes. Durante el trayecto uno de los camiones se rompió, por lo que 53 jóvenes saltaron y lograron escapar aprovechando la oscuridad de la noche.

Nigeria, Maiduguri. Las alumnas de Chibok que escaparon de Boko Haram llegan en un coche a reconocer a sus compañeros de clase que aparecen en un video difundido por los islamistas. Las rehenes mostradas en un video difundido por Boko Haram han sido identificados como estudiantes de la escuela secundaria atacada por los islamistas el 14 de abril. AFP PHOTO / STRINGER.

En un primer video difundido el 05 de mayo, Abubakar Shekau se atribuyó el secuestro que fue realizado porque, según dijo, la religión islámica no admite que las niñas estudien, sino que deben atender su casa y sus hijos. También amenazó con vender a las niñas en el mercado. Según la Agencia France Presse, algunas de ellas ya han sido vendidas por 10 dólares a países vecinos como Camerún o Chad, como esclavas sexuales. Sin embargo, autoridades de ambos países desmintieron que las adolescentes se encuentren en sus territorios. La aparición de este primer video y las palabras del líder terrorista causaron una fuerte indignación a nivel internacional.

El presidente nigeriano Goodluck Johnatan prometió desde un primer momento que las niñas serán liberadas, aunque no dio detalles de cuándo ni cómo. La población de ese país reclama al gobierno una acción más enérgica para su liberación, ya que aún no hay pistas sobre su paradero, si bien algunos indicios apuntan a que podrían ubicarse en la región frondosa de Sambisa, al sureste de la localidad de Maiduguri. La policía local ofreció una recompensa de U$ 300.000 a quien proporcione información creíble sobre el lugar asegurando, asimismo, absoluta confidencialidad.

En el segundo video, divulgado el lunes 12 de mayo, si bien en un principio algunos padres dijeron no poder identificar a sus hijas , al estudiarlo en profundidad muchos padres y compañeras de escuela reconocieron a 77 de las jóvenes secuestradas. El gobernador de Borno declaró el pasado martes 13 que todas las jóvenes del video fueron identificadas como alumnas del colegio de Chibok.

Consultadas sobre el pedido del líder terrorista, las autoridades de ese país no descartan negociar con la secta. Si es necesario usar cualquier tipo de acción para liberar a las niñas de su cautiverio, lo haremos. Todas las opciones están abiertas“, dijo Mike Omeri, director general de la Agencia Nacional de Orientación. Por su parte, el ministro de Asuntos Especiales Tanimu Turaki afirmó que están dispuestos a negociar y dialogar con los líderes del grupo islamita, lo cual se contrapone con la actitud del presidente del país, quien hasta ahora se mostró reacio a negociar con los terroristas.

Más atentados. El secuestro de las niñas se produjo horas después de otro ataque con bomba, presumiblemente hecho también por este grupo, en el que murieron 71 personas en una estación de buses de Abuya, capital de Borno. Según testigos, esa misma noche unos cincuenta hombres armados llegaron a Chibok en un convoy de vehículos, prendieron fuego edificios públicos y viviendas, y luego se dirigieron al internado de estudiantes, donde capturaron a todas las jóvenes que pudieron.

 

Otras ocho niñas de entre 12 y 15 años fueron secuestradas el domingo 04 de mayo en la localidad de Warabe, Borno, presumiblemente por el mismo grupo terrorista. Dos días después se produjo otro atentado por parte de este grupo en Gamboru Ngala, también en Borno, donde se quemó el mercado, la oficina de aduanas, la comisaría, y casi todas las tiendas, dejando un saldo de entre 150 y 300 muertos.

El jueves 15 de mayo grupos vecinales de Borno mataron entre 100 y 200 integrantes de Boko Haram en una emboscada tras conocer que la secta planeaba un atentado contra varios pueblos. Estos grupos comenzaron a organizarse al comprobar que las tropas del ejército nigeriano eran incapaces de protegerlos.

Zimbabwe, Harare. Marcha para pedir la liberación de más de 200 alumnas secuestradas por Boko Haram. AFP PHOTO / Jekesai NJIKIZANA.

Reacciones. Boko Haram significa, en la lengua local hausa, “la educación occidental es pecado”. El grupo terrorista nació en 2002 con el objetivo de propagar la “sharía” o ley islámica, y así crear un Estado islámico en Nigeria. El país cuenta con 170 millones de habitantes distribuidos en más de 200 grupos trales. Si bien el norte es predominantemente musulmán, el sur del país cuenta con población mayormente cristiana. En 2009 la policía abatió al fundador del grupo, Mohamed Yussuf, y un año más tarde Abubakar Shekau reapareció al mando de la secta, en una postura mucho más radical que su antecesor. Desde entonces las acciones armadas del grupo ya han causado más de 4.000 muertos, de los cuales 1.500 se cuentan en lo que va de este año, según informa El País de Madrid. En 2012 Shekau difundió un video en el que afirma: “Disfruto matando a todo aquel que Dios me ordena matar, de la misma manera que disfruto matando pollos y carneros”.

Ante el secuestro de las niñas, la comunidad internacional en general se mostró conmocionada. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, envió militares a Nigeria así como expertos en inteligencia y negociaciones con rehenes para colaborar en la búsqueda de las niñas. Gran Bretaña también envió sus tropas y el gobierno español ofreció enviar cuatro policías expertos en redes africanas para colaborar. China, Francia, Canadá, así como la Interpol, también ofrecieron su ayuda, y sus tropas ya se trabajan en territorio nigeriano. Algunos ministros de la Unión Europea se han pronunciado en repudio al hecho. En varias ciudades del mundo se realizaron manifestaciones para presionar al gobierno nigeriano a que encuentre a las niñas. Por su parte, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) organizó una reunión para tratar este tema puntual, pero además, intentar eliminar el problema de Boko Haram en la región. La ONU declaró que el atentado ya no es regional , porque al tratarse de un tema de terrorismo y de esclavitud sexual, amerita analizarse en conjunto por la comunidad internacional.

Incluso, diversas organizaciones hacen campañas en redes sociales con líderes políticos, activistas, y famosos de todo el mundo . Con un cartel en que se lee “BringBackOurGirls” (“devuelvan a nuestras niñas”), UNICEF, Amnistía Internacional y famosos entre los que se destacan Michelle Obama, Michelle Bachelet, Angelina Jolie, Alicia Keys y Jessica Biel, aparecen en Twitter como muestra de repudio y solidaridad con las niñas. “En estas niñas, Barack y yo vemos a nuestras hijas. Vemos sus esperanzas, sus sueños y sólo podemos pensar en la angustia que sus padres están sintiendo en estos momentos“, escribió la esposa de Obama recordando a las niñas en ocasión del día de la madre en su país. También actores famosos se suman a una campaña similar con la consigna “Los hombres de verdad no compran niñas”, en alusión al anuncio de que algunas podrían haber sido vendidas. Más de dos millones de personas se han sumado ya a estas campañas.

¿Quiénes son los responsables?. Una sobreviviente de Boko Haram, Deborah Peters, quien actualmente vive en Estados Unidos, contó que en 2011 tres miembros del grupo entraron a su casa y mataron cruelmente a su padre y su hermano por ser cristianos. La joven decidió relatar su historia por primera vez para ayudar a la gente a entender lo que está pasando en su país.

En diálogo con El Espectador, la Licenciada y Doctora en Estudios árabes e islámicos, Susana Mangana, opinó respecto al tema. “Ha hecho falta que lleguemos a este estado de situación para que el mundo se preocupe de saber quién es Boko Haram. Yo creo que el gobierno nigeriano también es responsable y, hasta cierto punto, cómplice de ese secuestro porque minimizó los riesgos desde el 2002 de lo que significaba este grupo. Ahora bien, al día siguiente de recuperar a estas niñas, ¿qué va a pasar con este grupo? ¿y con otros que hay en África? Y es ahí donde yo quiero atacar la cuestión porque me parece que estos grupos nacen porque están financiados por fondos, por asociaciones de beneficencia (que no lo son), y por países que Occidente considera aliados. Y directamente acuso a países ricos del Golfo Pérsico, sobre todo Arabia Saudíta, a Emiratos Árabes Unidos, de tanto en tanto Qatar. Entonces vamos consumiendo las noticias día a día y no nos damos cuenta de que atrás de todos estos grupos hay una financiación que es la que permite que compren armas sofisticadas. Y claramente el gobierno nigeriano ha sido ineficiente y muy inepto porque hay que combatir no solo desde la represión, hay que atacarlo desde distintos frentes: educación, cortar las redes de financiación y, sobre todo, combatir la corrupción rampante que existe en el país más rico de toda África”.

Con una declaración de guerra en puerta, es probable que en los próximos días surjan nuevas noticias vinculadas al grupo terrorista. Aún resta localizar el paradero de las niñas secuestradas y su liberación. Cabe esperar que la gran repercusión que el tema ha tenido en la comunidad internacional influya en una pronta solución no solo para estas niñas, sino también, para el flagelo del terrorismo en el continente.

Natalia Macedo