Aguas divididas por la llegada de niños sirios

LA OPOSICIÓN SE OPONE

Diputada Verónica Alonso

Según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la guerra de Siria dejó a más de dos millones de refugiados. El canciller Luis Almagro luego de volver de una gira por los países árabes y visitar un campo de refugiados, tomó la iniciativa de traer a Uruguay niños sirios huérfanos o con sus madres. A partir de la propuesta del ministro, Mujica envió una carta a la ONU para formalizar el ofrecimiento de ayuda.

Sin embargo, la moción humanitaria impulsada por ambos miembros del gobierno no es compartida por los exponentes de las principales fuerzas políticas de la oposición, que ven con recelo esta acción en plena campaña electoral.

El precandidato colorado Pedro Bordaberry analizó la iniciativa y se manifestó netamente en contra: “Si yo ayudo pero lo dejo en mi conciencia, no tengo por qué hacer publicidad de ello. Parece que Mujica hace las cosas con un fin político o de sacar el Premio Nóbel”, aseguró. En un acto en Carrasco, el precandidato colorado calificó la propuesta de “marketinera” y mencionó que “si el Presidente va a ocuparse, que empiece por casa, que vaya a los barrios humildes y ayude a nuestros niños y después a los de otros países“. La senadora frenteamplista y primera dama Lucía Topolansky respondió a esta crítica y aseguró que el proyecto de Mujica no es una “movida de marketing”.

En filas coloradas, el precandidato José Amorín Batlle cuestiona la capacidad que tiene Uruguay para brindar ayuda humanitaria a los niños sirios: “Ojalá en Uruguay pudiéramos ayudar a los niños de Siria. Pero, ahora debemos comprometernos en darles oportunidades a todos nuestros niños”, expresó en su cuenta de Twitter.

El líder del Partido Independiente. Pablo Mieres. sostuvo que el mandatario “solo piensa en su fama mundial. Como si en Uruguay no hubiera niños en situación de indigencia“.

En la misma dirección se encuentran las opiniones en el Partido Nacional. El precandidato del Herrerismo Luis Lacalle Pou mencionó que lo primordial es ayudar a niños uruguayos que “no llenan la panza, que no van a la escuela” y luego se podrá “extender el humanismo a los de otros países”. Asimísmo, la diputada wilsonista Ana Lía Piñeyrúa dijo que el Presidente debe “dejar de hacer méritos para el Premio Nobel“. La diputada Verónica Alonso publicó en su Twitter una foto de niños en contenedores de basura y expresó “¿Por qué no ayudamos a estos niños que sobreviven en condiciones indignas en lugar de traer de afuera? ¡Seamos serios!” Sin embargo, después de algunas semanas Alonso mandó una carta a Mujica para plantear la necesidad de que los 100 niños sirios que llegarán a Uruguay sean adoptados por familias que estén registradas en el INAU para recibir adopciones. Ante esta propuesta, Mujica expresó que “si se hubieran preocupado por los niños hubieran puesto huevo”.

Leticia Sprunck