Unión para el Cambio, nuevo lema del Partido Uruguayo

NI DE IZQUIERDA, NI DERECHA: “TERCERA OPOSICIÓN”

Marcelo Fuentes en el lanzamiento de Unión para el Cambio

Por Avenida Italia y Ramón Anador  una propaganda móvil exhibe un nuevo candidato presidencial con la consigna “Marcelo Fuentes 76mil”, bajo el lema Unión para el Cambio, antes Partido Uruguayo. En 2012, los líderes del movimiento se presentaron ante la Corte Electoral con este lema pero fueron rechazados. El cuestionamiento se hizo al propio nombre del partido, afirmando que “uruguayo” era un nombre que involucraba a toda la sociedad. Desde otros ámbitos se criticaron otros extremos, en particular el segmento de la carta de principios del partido, que puntualizaba que el golpe de Estado de 1973 había sido “inevitable”.

Fuentes, accedió a dar una entrevista a Sala de Redacción tras solicitar que se le facilitaran las preguntas previamente. SdR no aceptó, por considerar que con ello se limita la libertad del periodista. Luego de varios intentos, SdR no obtuvo respuesta.

Quien facilitó una entrevista fue Rodrigo Banguese, encargado de la planificación del partido, quien aportó algunas definiciones:  “(el partido) es una mezcolanza, tenemos cosas de populares, de derecha, hemos sustraído (sic) lo mejor de todas esas ideologías para formar una ideología única”.
En sus inicios se proclamaron como un partido de derecha y sin miedo a decirlo; hoy son un partido de centro o de “tercera oposición”; creen que el sistema político actual está caduco. Según Banguese ya no está en el tapete discutir si son derecha o de izquierda, fascistas o comunistas, sino “preocuparse por los problemas de la sociedad”.
Seis temas encabezan su programa: economía interna e impuestos, salud pública, seguridad ciudadana, educación y deporte, corrupción, jubilados y pensionistas.

Reestructuración económica

En el ámbito económico sostienen que “el IRPF es un abuso” y proponen una reducción paulatina del IVA al 15% , y eliminarlo de la salud.

Otro planteo, es que las compras y ventas en el mercado interno sean en pesos uruguayos. El dólar funcionaría sólo para el mercado internacional. Banguese señaló que “no estamos en contra que las personas tengan 100.000 guardados, la idea es que la circulación de dinero sea en pesos, que se compre una casa y se pague en pesos, y que se endeudan en esta moneda. Acá el gran problema ha sido que si te endeudas en dólares y éste sube -por una coyuntura internacional- lo que compraste en 100.000 dólarers lo terminás pagando en 150.000.”
Tienen planificado un cambio de estructura en el gobierno, de trece ministerios pasar a cuatro: Seguridad, Economía, Educación y Salud. Con este cambio entienden que habría un recorte en el gasto público porque se ahorraría en “espacio físico y en capital humano”. Esta reestructuración supone además la elección de ministros capacitados para el desempeño del cargo. El entrevistado explicó no tener problema en elegir a alguien de la oposición, siempre y cuando “sea del palo”; en cambio critica el desempeño de algunos “ministros preocupados por estar presentes en todos los actos en lugar de ocuparse de los problemas, como Liliam Kechichián”.

“Primero atacaríamos la educación, la salud y seguridad, hoy la seguridad no está”. Responsabilizar a los padres de menores infractores es uno de los puntos que se incluye en el programa de gobierno. “Lo que hay que hacer es agarrar a esos gurises y que los padres paguen las penas,  tienen que controlar a sus hijos”, afirmó Banguese. También hacen hincapié en fortalecer el INAU sin quitar méritos al funcionamiento actual de la institución.

El partido está de acuerdo con la baja en la edad de imputabilidad, pero sostiene que esta se estacione en 16 y que no continúe bajando.  Entienden que a los 16 años ya tienen “voz y voto, pueden decidir”.
Unión para el Cambio vincula los problemas de inseguridad con el mundo del narcotráfico y drogas como la pasta base. Banguese expresó  que es preciso “detectar los escondites que tienen los delincuentes en la ciudad”, que el Estado se encargue de destruirlos para luchar contra el narcotráfico. Al consultarle a qué se refiere con  “destrucción”, se retracta y argumenta que “lo más importante sería que el Gobierno a través del Banco Hipotecario o el Ministerio de Vivienda arregle esas casas que hoy sirven de boca de pasta base”.

SdR consultó sobre la posición que tiene el partido respecto a los temas de actualidad. En cuanto a  la regulación del mercado de la marihuana aseveró que están en contra: “legalizando no estás combatiendo el narcotráfico”.  Sobre la megaminería afirman que no están de acuerdo por el daño ambiental, que es “irreparable” reconocen que puede generar divisas para el país pero que “el medio ambiente es más importante que la economía”.

Relación con los sindicatos y el Mercosur. La visión que manifiesta Banguese sobre los sindicatos es ambigua; por un lado plantea que éstos deben existir y presionar al gobierno, y por otro critica la presión que ejercen actualmente, además de la escasa participación que se les da a los empresarios.  “Nosotros no estamos en contra de los empleados, hay que aumentarles el sueldo, darles beneficios, acceso a la salud, a la vivienda  y premiarlos por determinadas cosas; pero tampoco los sindicatos te pueden presionar a tal punto de quedar todos atados de pies y manos a lo que ellos deciden. Porque en muchos de los casos agarran al pueblo de rehén. ¿El pueblo se merece salir a caminar por el centro y ver todas las volquetas llenas de basura porque se les ocurre no levantar la basura por tres días?”, manifestó.

Con relación al Mercosur el entrevistado comunica que no es beneficioso para el país y que Argentina y Brasil no respetan los tratados comerciales. Proponen salir del bloque o que se haga una reestructuración. Una variante que plantea es realizar Tratados de Libre Comercio como lo hace Chile.

Alejandra Garmendia / Valentina Troisi