El PERI: un nuevo partido político

EN GERMINACIÓN

Cesar Vega en la marcha en contra de la megaminería y en defensa de los recursos naturales. (Archivo 2011). Foto: Javier Calvelo. la diaria

El Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) -que el 1 de junio sumó más votos que el conjunto de los llamados “partidos chicos” y podrá presentarse a las elecciones de octubre- sale al espectro político porque sus integrantes consideran que no hay opciones. “No hay nadie interesado por temas ambientales en el parlamento. Estamos tomando agua contaminada y los más perjudicados son los pobres, no nosotros que estamos informados y tenemos acceso a comprar un filtro”, dijo Leonel García Laviano militante del PERI, de 48 años y maestro en UTU. “Los más pobres son la masa que va a votar a los partidos ricos que le hacen el single más lindo”, agregó.

García no come carne, salvo el especial asado con la familia una vez cada tanto. No es vegetariano pero quiere llegar a serlo y come alimentos macrobióticos en bandejitas individuales que compra en la tienda Ying Yang de Buceo. “Siempre tuve preocupación por la ecología y por los más débiles: los animales. Hace años escuchaba las inquietudes ecológicas de César Vega que era lo más afín a mi ideología”, relató el delegado del PERI en la Corte Electoral.

Se plantó la semilla. Con el aval de la Corte Electoral en setiembre de 2013 se fundó oficialmente el PERI. Para ello debieron juntar 1.250 firmas que la Corte rechazó por no estar bien presentadas. “Pagamos el precio de la inexperiencia porque ninguno de nosotros somos políticos”, reflexionó García Laviano. Para la segunda instancia contaron con el asesoramiento de un profesional y duplicaron las firmas. Una vez aprobadas, la corte pidió 500 convencionales y consiguieron 650; estos son los candidatos que integraron las dos listas que presentó el PERI en las elecciones internas.

El candidato a presidente será el ingeniero agrónomo Cesar Vega. La aspiración electoral del partido es lograr una banca en diputados, para lo cual hacen falta 28.000 votos. “Confiamos en conseguir más de 1.000 votos en las internas. Sólo votamos en Montevideo y Canelones pero nos piden listas de otros departamentos más lejanos y se las mandamos igual”, comentó Vega.

García llama a los demás partidos como “ricos” en contraposición al PERI  que es un partido “pobre” de trabajadores, que se hace cargo de los gastos de la campaña con parte del sueldo de sus integrantes. Si bien el partido logró juntar 2.500 firmas, apenas cuenta con 40 militantes: 30 en Montevideo y diez en Canelones y San José. Los gastos que tienen que afrontar son de papelería, combustible para locomoción, y lo más costoso, el espacio casi diario en la radio Fénix. El programa La Voz del PERI se emite de martes a viernes de 10 a 10:30 horas. Por otra parte, la Tertulia del PERI consiste en el debate de cinco o seis personas sobre temas como ambientalismo y consumismo y va los sábados de 7:30 a 8:30 horas. El domingo de 10 a 12 horas César Vega conduce la Voz del Agro desde el callejón de la Universidad.

A la hora de evaluar su campaña en los medios Vega se mostró conforme: “Hemos ido a algunos canales y el otro día estuvimos en el magazine de VTV, pero sobre todo la gente nos sigue en la radio.”

Aunque les gustaría ser un movimiento deben usar la palabra partido. Es ecologista por su tendencia ecológica. Radical porque viene de raíz, pretenden ir al fondo de los problemas sin ponerle parches. “Yo no quiero limpiar un río que está contaminado, directamente no quiero contaminarlo”, ejemplificó García. Intransigente porque no negocian transgénicos ni agrotóxicos ni energía nuclear.

Según García, la megaminería a cielo abierto es altamente contaminante y un pésimo negocio para el gobierno que entrega tierras productivas. “La política es muy sucia. Acá hay gente que se va a enriquecer y no va a ser precisamiente el pueblo, que le van a dar migajas“. El asbesto, el polvo que queda en suspensión a causa de la explosión, es cancerígeno. García se pregunta quién se va a hacer cargo de esos enfermos. “Nosotros, el Estado uruguayo, no las empresas. Es un espejo de color que nos venden, es anticonstitucional lo que están haciendo”, concluyó.

No están solos. Hay más partidos “pobres”. Unidad Popular, encabezado por el maestro e historiador Gonzalo Abella y Unión para el Cambio liderado por el conservador Marcelo Fuentes. Por otra parte, Partido Unidos también es ecologista, pero en el PERI se duda acerca de las intenciones sobre su postulación en las elecciones. “El principal es un alemán que trata de no aparecer. Divide y reinarás con tal de salvar una banca”, dejó entrever el militante del PERI. En tanto, Vega agregó que “el gringo es el que financia todo pero no da la cara. La candidata a presidente, el vice y el secretario se fueron, y algunos se vinieron al PERI”.

Lucía Piñeyro