El actual presidente se impuso sobre Zuluaga en el ballotage

SANTOS DE SU DEVOCIÓN

Los partidarios del presidente colombiano Juan Manuel Santos en un evento en Bogotá. AFP PHOTO: Diana Sánchez.

Las elecciones presidenciales en Colombia confirmaron la reelección de Juan Manuel Santos como presidente del país, con el 50,95% de los votos, por encima de Óscar Iván Zuluaga, que cosechó el 45% de los sufragios.

El actual presidente conformó su candidatura en base a los diálogos de paz con los que planea conducir al país. En su discurso afirmó que “es el comienzo de una Colombia en paz consigo misma”.

La victoria de Santos significa un respaldo del pueblo colombiano a la propuesta de fortalecer los diálogos de paz con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el ELN (Ejército de Liberación Nacional), a diferencia de la propuesta de Zuluaga que no contemplaba el diálogo como camino para terminar el conflicto con las guerrillas. “Este es el fin de 50 años de violencia”, expresó el presidente reelecto. “Esta no será una paz con impunidad, será una paz justa y duradera”, agregó Santos.

Aprovechó para saludar a su contrincante por la presidencia, Óscar Zuluaga, pero sin apartarse de su discurso sobre la paz. Pidió que se uniera a su propuesta por entablar diálogos, ya que era necesario para construir ese “país más justo e igualitario”.

Las elecciones nacionales colombianas, a diferencia de las uruguayas, no son obligatorias, por lo que la abstención tiende a ser muy elevada, como lo fue en esta ocasión, alrededor del 53%. Los principales motivos del desinterés de los colombianos en estas elecciones se debe al enfoque con el que Santos y Zuluaga encararon sus propuestas. Ambos usaron como bandera los diálogos de paz, Santos a favor y Zuluaga en contra, y para los habitantes los mayores problemas pasan por la inseguridad, la educación y la salud.

Santos asumirá el 7 de agosto su reelección en el cargo, que lo tendrá como presidente del país hasta el 7 de agosto de 2018.

Agustín Prieto