Luis Suárez nuevamente en el ojo de la tormenta

HASTA LAS MUELAS

 

Los dientes rebeldes de Luis Suárez. AFP PHOTO/ JAVIER SORIANO

La estrella del Liverpool y la selección uruguaya es noticia, pero esta vez no por sus capacidades futbolísticas -las cuales son admirables-, sino por un hecho confuso que involucra al hombro del defensor  italiano Giorgio Chiellini, y la dentadura del “depredador” oriental.

Todavía el partido estaba 0 a 0, Uruguay buscaba el gol ante una Italia que estaba defendiendo a más no poder.  El hecho ocurrió a los 70 minutos de juego, durante un forcejeo hombro a hombro en el área italiana.  Nadie lo notó hasta que ambos jugadores cayeron al pasto, Chiellini levantó sus manos, descubrió su hombro izquierdo y se dirigió hacia el juez en señal de protesta. Por su parte, Suárez tapaba su boca y se tocaba los dientes con signos de dolor. A pesar de las denuncias, el juez mexicano Marco Rodríguez no cobró incidencia alguna y la pelota siguió rodando.

¿Otra?

No es la primera vez que Suárez es acusado de morder a un jugador de un equipo rival; ya había sucedido cuando jugaba en el Ajax de Holanda, en 2010, en un partido ante el  Philips Sport Vereniging, cuando mordió a Otman Bakkal, lo que le costó quedarse fuera de siete partidos.  Ya jugando en el Liverpool, en el año 2013, tuvo un episodio similar hacia el jugador del Chelsea Branislav Ivanovic, resultando suspendido por 10 partidos y teniendo que pagar una multa económica.

Además, a estas mordidas se suman otros dos episodios polémicos: la acusación por insultos racistas al jugador del Manchester United Patrice Evrá en 2011 y un golpe de puño al chileno Gonzalo Jara en un partido ante el país trasandino en marzo de 2013, por el que no fue sancionado.

Cosas de fútbol

Finalizado el partido, en el que Uruguay ganó su pase a octavos de final con un formidable gol de cabeza del zaguero Diego Godín, autoridades de la FIFA salieron a responder ante la infinidad de preguntas de medios internacionales, principalmente ingleses. Según el vicepresidente de la institución, Jim Boyce, se revisaron las imágenes del incidente, se harán las investigaciones pertinentes y se tomarán las medidas necesarias. Incluso el juez del partido deberá presentar un informe oficial del mismo.

Según el código FIFA, Suárez podría ser suspendido por 24 partidos internacionales, aunque según los antecedentes en Copas del Mundo anteriores, solamente se ha llegado a ocho partidos.

En una entrevista a Canal 10, Suárez declaró: “Son situaciones que pasan adentro de la cancha, estábamos los dos justo ahí adentro del área, él me pechó con su hombro, así me quedó a mí el ojo también”.

Cecilia García