Suárez confesó y se disculpó con Chiellini

BANDERA BLANCA

El instante fatal. Foto: cubadebate.cu

Todo parece estar volviendo a la calma. Luis Suárez hizo públicas sus disculpas por medio de un comunicado publicado en su sitio personal y difundido a través de su cuenta de Twitter.

“Después de unos días de estar en casa con mi familia he tenido la oportunidad de recuperar la calma y de reflexionar sobre la realidad de lo que sucedió en el partido Italia-Uruguay celebrado el 24 de junio de 2014. Con independencia de las polémicas y de las declaraciones contradictorias que se han producido durante estos días, todo ello sin haber querido inferir en el buen hacer de mi selección, lo cierto es que mi compañero de profesión Giorgio Chiellini sufrió en el lance que tuvo conmigo los efectos físicos de un mordisco”, reconoció el delantero. Finalmente las palabras esperadas: “me arrepiento profundamente”, “pido perdón a Giorgio Chiellini y a toda la familia del fútbol” y “me comprometo públicamente a que nunca volverá a ocurrir un incidente como este con mi intervención”.

El diario El País, recogió un informe de la publicación brasilera Estado de Sao Paulo, donde se señala que lo que más molestó a las autoridades del Comité de Disciplina de la FIFA- quienes determinaron una sanción nunca antes vista en la historia de los Mundiales hacia Luis Suárez-, fue que en la defensa presentada por el salteño y los asesores legales de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), es que se negó la mordida, tratándola como parte de un movimiento en una jugada. “En el momento del impacto, que me hizo juntar las rodillas, perdí el equilibrio, desestabilizando mi físico y cayendo sobre el oponente“, expresó Suárez en el documento, agregando: “En ese momento pegué mi cara contra el jugador, dejándome un pequeño hematoma y un fuerte dolor en las piezas dentales, que determinó que el juez parara el juego”. “Eso fue lo que pasó y en ningún caso ocurrió lo que se describe como ‘morder’ o ‘querer morder’“, agregó.

Si bien las imágenes televisivas no son explícitas, la FIFA entendió que Suárez mordió intencionalmente a Giorgio Chiellini, por lo que habría condenado la falta de remordimiento y de conciencia sobre la infracción catalogada como “grave”. El diario brasilero agregó que el organismo tuvo presente los episodios anteriores en los que el jugador fue sancionado por morder y cuyas penas considera que “no tuvieron efecto“, por lo que se quiso aplicar un correctivo “ejemplarizante“. Además, las fotografías presentadas por la AUF no habrían sido tomadas en cuenta, por haber sido bajadas de internet.

Tuyo-mío. Según el diario español Sport, el pase del delantero al Barcelona Futbol Club, sería un hecho y dados los avances de las negociaciones no habría marcha atrás. Se presume que una de las condicionantes propuestas por el club español, que estaría tramitando el pase del salteño con el Liverpool de Inglaterra, además de la devaluación del jugador debido al incidente, sería la disculpa pública del uruguayo con el jugador agredido. Dadas las disculpas, se abre un nuevo capítulo en la vida de Luis Suárez.


El video que la FIFA no quiere que veas por yalosabes

Cecilia García