Discapacidad y rol de la Universidad

ROMPIENDO BARRERAS

Mesa de apertura. Foto: Florencia Sacco

Se realizó la primera jornada de intercambio de propuestas y experiencias en el tema Discapacidad y rol de la Universidad. El encuentro contó con la presencia de 220 inscriptos y una amplia variedad de profesionales que definieron la importancia del proyecto de inclusión que se realiza en el marco del Plan Nacional de Acceso a la Justicia de las Personas con Discapacidad.
“Promoción de la inclusión de la formación de grado y posgrado universitaria en materia de discapacidad y acceso a la justicia” fue el lema del encuentro que tuvo lugar en el Centro de Estudios en Seguridad Social, Salud y Administración del BPS, el pasado viernes 27 de junio.
La mesa de apertura del evento contó, entre otros, con la participación de los decanos de la Facultad de Psicología y Medicina, así como también con el ministro de Desarrollo Social (MIDES) Daniel Olesker.
Los integrantes del panel resaltaron la enorme importancia del rol de la Universidad en el aporte de investigación y experiencias sobre discapacidad. “Se visitaron muchas facultades, buscando apoyo para este proyecto, y se encontró mucha apertura de parte de ellas”, expresó el licenciado Heber da Cunha, responsable de la Unidad de Políticas Públicas de Discapacidad del MIDES. Por su parte, el politólogo Andrés Scagliola, director de Políticas Sociales del MIDES, agregó que “el plan y las políticas a implementar no son exclusivamente en lo que refiere a discapacidad sino que se inscriben en el marco de los derechos humanos en general”.
Olga Díaz, asistente académica de la decana de la Facultad de Derecho, invitó a la reflexión acerca de si hablar de los derechos humanos de los discapacitados no es de por sí un acto discriminatorio. Enfatizó que “hay que ocuparse de los ciudadanos más vulnerables, porque si bien existen personas con discapacidades que cuentan con recursos económicos y quizás su diario vivir les resulta más fácil, hay otras tantas personas que no tienen recursos y por tanto la dificultad es doble”. En este sentido, destacó la importancia de los distintos cursos que se brindaron en algunas facultades con el fin de sensibilizar acerca de los derechos de las personas con discapacidad.
Tanto el decano de Facultad de Medicina, Fernando Tomasina. como el decano de la Facultad de Psicología, Luis Leopold, reconocieron la “intensidad” y el “entusiasmo” con que el MIDES convocó a la sociedad uruguaya a reflexionar sobre la discapacidad. Leopold calificó el encuentro como “rico y productivo, por lo interdisciplinario y lo intersectorial”. Por su parte, Tomasina resaltó la contribución directa de todas las facultades, pero sobre todo destacó la labor de la Facultad de Medicina. “La carrera de medicina ha cambiado su plan de estudios. Se intenta profesionalizar el campo de la comunicación en los médicos para así lograr una comunicación con la población mucho más efectiva. Por eso es importante este tipo de espacios de intercambio. Debemos darnos cuenta de que tenemos que ser profesionales con responsabilidad social”, expresó.Como médico, explicó que la discapacidad implica un quiebre entre el individuo y su entorno. “Con nuevas legislaciones se quieren romper esas barreras en el ámbito laboral y de esa manera favorecer la integración”, concluyó.

 

Leopold confesó por primera vez en un ámbito extrauniversitario que entre el 14 y el 18 de julio se va a realizar el primer censo de psicólogos para lograr un “mapa” y contribuir en la formación de políticas públicas. El censo “no solo va a aportar en materia de discapacidad sino que permitirá conocer más al país, para profundizar, orientar y proponer por los derechos de todos”, aclaró.
En el cierre de la mesa inaugural, Olesker agradeció la convocatoria y la atribuyó al interés y la preocupación que existe en la población sobre el tema. El jerarca hizo hincapié en ciertos puntos fuertes de las acciones en relación a la inclusión de las personas con discapacidad. Afirmó que “para este proyecto hay que destinar recursos y en estos 5 años el gasto destinado a mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad ha aumentado mucho”. Y agregó: “Creemos que las políticas sobre discapacidad deben adquirir mayor jerarquía”. El ministro resaltó que el acceso a la justicia es un tema muy importante. Señaló que “no siempre uno genera derechos y a todos les llega por igual”, aunque dijo que “para las personas con discapacidad esto ha cambiado mucho”.

Por otro lado, destacó que se está por reglamentar la asistencia personal para personas con discapacidad y dependencia severa. Serán 2200 personas que van a poder acceder a este beneficio. La forma de postularse será a través de un 0800, y se dictarán cursos a los cuidadores. La ley establece que durante 18 meses las personas que ofrezcan este servicio no van a tener que presentar certificado de capacitación, pero sí será obligatorio luego de finalizado este plazo. “Aclaremos que esto no es un servicio doméstico ni Secom. Tampoco lo van a hacer licenciados en enfermería”, concluyó.
Por último, el ministro aclaró que este año, en el programa “Uruguay Trabaja”, va a haber un cupo para personas con discapacidad que no serán elegidas por sorteo como el resto de los postulantes.
Además de los temas mencionados, se abordaron temas como discapacidad e infracción de la ley, discapacidad y políticas públicas, establecimientos carcelarios para adultos y salas de seguridad del hospital psiquiátrico nacional, entre otros. La jornada se extendió hasta las 18 horas y contó con varias conferencias, mesas temáticas y mesas redondas que tuvieron el fin de exponer experiencias y propuestas dentro de un ambiente interdisciplinar.

Florencia Sacco