La ley sobre tenencia de armas es prioridad para el gobierno

NO MÁS ESPERA

Polémica ley sobre tenencia de armas. Foto: minutouno.com

En Uruguay existen 600 mil armas registradas en propiedad de 350 mil ciudadanos”, explicó el Jefe de la División del Registro Nacional de Armas, Juan Cuadrado. Y según fuentes no oficiales la misma cantidad de armas son las que se encuentran ilegalmente en manos de civiles. El Ministerio del Interior presentó una iniciativa en 2012, que aún no ha sido aprobada, pero que crea el delito de tráfico de armas y castiga a quienes posean estos artefactos ilegalmente. Pero para el instructor del Club Uruguayo de Tiro, Alejandro Mautone, “la ley sería un bruto mamarracho”, debido a que los plazos para la regularización son muy cortos y a que no se define claramente lo que implica la tenencia ilegal.

La posesión y tenencia de armas de fuego es un derecho del ciudadano, pero no todos tenemos la facultad para poder ejercerlo. El Título de Habilitación para la Adquisición y Tenencia de Armas, que consta de pruebas psicológicas y físicas, es lo que posibilita de manera legal la tenencia. Según Mautone, con un buen asesoramiento y entrenamiento un arma puede ser útil en situaciones puntuales, pero que dentro del club no recomiendan tener una. “El arma de fuego no la puede portar cualquiera, de la misma manera que no todos podemos manejar un auto. El problema está en confundir derecho con capacidad”.

En nuestro país seis de cada diez homicidios se dan con armas de fuego, y alrededor de 30 personas mueren cada año como consecuencia de accidentes domésticos provocados por su mal uso. Marcelo Barzelli, Director de la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior, afirma que en los últimos años gran parte de la población ha adquirido armas con el fin de sentirse más seguros, pero cree que “para la gran mayoría de las personas tener un arma no les brinda más seguridad, al contrario, crea una situación de inseguridad muy grande. La estadística dice que la posibilidad de que una persona que es víctima de un robo salga herida aumenta exponencialmente cuando está armada”.

Desde el año 2012 se encuentra en discusión en el Parlamento el proyecto de ley que establece como un delito penal la posesión de armas no registradas. “La idea es que la población regularice las armas y tenga una tenencia responsable. Porque el hecho de regularizar implica sacar el título de habilitación que contiene un curso de idoneidad”, explicó Cuadrado. También aclaró que actualmente tener un arma no registrada es una falta, por lo que cualquier persona sabe que al tenerla corre el riesgo de ser penada.

La iniciativa determina que luego de aprobarse, los ciudadanos contarán con un plazo de un año para regularizar todas las armas que posean ilegalmente o entregarlas a la policía en caso de no querer continuar con ellas a cargo. Mautone considera que el proyecto “está mal hecho” ya que no es proporcional el plazo disponible para el registro con la cantidad de armas que hay en poder de ciudadanos. “Además, se prohíbe fabricar partes de armas. Entonces los fabricantes de resortes ¿qué van a hacer? Y cuando yo vaya a comprar tornillos, ¿tengo que declarar que no son para un arma? Es una bobada, y en el momento en que vos ves que la ley se forma de este tipo de cosas, te das cuenta que es un mamarracho”.

Respecto a quienes decidan entregar sus armas a la policía, el Ministerio creó una campaña de canje que promueve el desarme. La misma se llama “Armas para la vida” y propone que a cambio de dicha arma se le entregue a la persona un “arma” de esparcimiento o transporte como lo es una bicicleta, o una tablet como “arma” de trabajo. Además, Barzelli explicó que cuando creyeron que la ley iba a ser aprobada en 2012, dicha campaña fue anunciada y gran cantidad de personas llamaban para canjear sus armas. “Seguramente, una vez aprobada la ley, la campaña va a ser un éxito”.

Romina Fierro