El voto de la CGU decide este miércoles quién será el próximo rector

JUEGAN BLANCAS Y ES MATE

Los candidatos a la busca de apoyos. Foto: uniradio.edu.uy

Apenas diez votos en un órgano de más de un centenar decidirán el futuro de la principal casa de estudios del país. Con un sólo movimiento, la Corriente Gremial Universitaria (CGU) resolverá esta semana el final de una partida que comenzó en junio, cuando se oficializaron las candidaturas de Roberto Markarián y Álvaro Rico para ocupar el principal puesto ejecutivo de la Universidad de la República.

Sala de Redacción, a través de fuentes en los distintos órdenes, confirmó hacia dónde irán las principales adhesiones en la sesión de la Asamblea General del Claustro (AGC) del 27 de agosto que elegirá al nuevo rector. Actualmente ninguno de los dos candidatos lograría alcanzar los 53 votos que la ley exige para vencer en esa instancia. Al momento de publicarse esta nota son 47 los delegados a la AGC que están dispuestos a votar por la candidatura del ingeniero grado cinco Roberto Markarián y 42 quienes se pronunciarían por la del decano de la Facultad de Humanidades, Álvaro Rico.

La CGU y sus representantes afines en los tres órdenes no se pronunciaron aún por ninguno de los rectorables y se convirtieron así en el factor decisivo de la elección. Esperan reunirse con Markarián este lunes, luego de hacerlo con Rico la semana pasada. En qué puntos se centran las conversaciones y a cambio de qué esta agrupación vinculada al Partido Nacional se inclinará por uno de los nombres en pugna, es algo que se mantiene en las más completa reserva.

Indecisos . “No existe postura tomada, a la fecha, sobre el apoyo a cualquiera de los candidatos por parte de la delegación estudiantil de la CGU”. Así terminaba el comunicado que hizo público el 14 de agosto la delegación estudiantil de la CGU a la AGC. A falta de escasos días para la sesión del 27 perdura esa indefinición, y no sólo entre los estudiantes.

La CGU y afines cuentan con 10 votos en esta AGC: tres en el orden estudiantil, pertenecientes a las facultades de Derecho, Economía y Veterinaria; cinco a nivel de egresados, con un delegado por Arquitectura, uno por Derecho, otro por Ciencias Económicas y dos por Veterinaria; por esta última facultad también tienen un voto docente, situación que se repite en Derecho.

En su comunicado, la delegación estudiantil de la CGU a la AGC lamentó que no estuvieran presentes en el debate entre los candidatos “la Reforma de la Ley Orgánica, la acreditación y evaluación externa, la transparencia en la gestión y la desburocratización del cogobierno”, aspectos que consideró “elementos centrales” a atender durante el próximo rectorado.

Parece preocupar especialmente a los delegados del bloque conservador lo relativo a la evaluación de lo realizado por la Universidad en el Interior, según pudo saber SdR a través de fuentes en los egresados de la agrupación. Sin embargo, se mantienen en completa reserva los demás puntos de las negociaciones.

Con el voto blanco cotizándose al alza, cunden las especulaciones en medios universitarios. Cobra fuerza el trascendido de que uno de los puntos en la reunión entre Rico y la delegación de la CGU se centró en la posibilidad de otorgar una casa a esa agrupación durante el próximo rectorado. Consultadas al respecto, fuentes de la dirección política estudiantil de la CGU no confirmaron, pero tampoco negaron esa versión.

Además de los diez votos de la CGU, queda por saber por quién se pronunciará el delegado de la Agrupación 2010 de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR) de la Facultad de Agronomía. Tampoco está claro que harán los estudiantes de esa Facultad, quienes aún no tomaron postura. Se estima que ni siquiera se presentarán a la sesión de la AGC, “por falta de acuerdo” según informaron fuentes de la Asociación de Estudiantes de Agronomía.

El mapa de las simpatía . La AGC cuenta con 105 miembros, siete por cada una de las 15 facultades e institutos asimilados a Facultad: tres por el orden docente, dos por los egresados y dos por los estudiantes. Para elegir Rector en la primera instancia de la AGC convocada a tales efectos, se debe reunir el apoyo de al menos dos tercios de los miembros del órgano por una de las candidaturas presentadas. De no lograrse tal requisito, la Ley Orgánica de la UdelaR establece que se citará una segunda instancia a los 15 días, donde la condición requerida es la de la alcanzar la mayoría absoluta de los asambleístas.

La primer instancia se celebró el 13 de agosto y sesionó con un quórum de apenas 57 miembros. De ellos 28 votaron a Markarián y 22 a Rico. El miércoles 23 de agosto se celebrará la nueva sesión.

Para esa oportunidad el principal apoyo para Markarián viene del orden de egresados. En Agronomía, Enfermería, Ingeniería, Medicina, Odontología, Psicología, Química y Bellas Artes los egresados ya decidieron apoyar a Markarián, voluntades a las que se sumará la de un representante de Humanidades y al menos uno de Arquitectura. Se presume que Rico contará con el apoyo de los egresados de Ciencias y Ciencias Sociales, el de un representante de Humanidades y al menos uno por Ciencias Económicas y otro por Derecho.

En el orden docente, en cambio, la tendencia es levemente favorable a Rico. El candidato arocenista cuenta con el apoyo de los docentes de Ciencias Económicas, Humanidades, Odontología y Psicología. De las ternas de Arquitectura, Ciencias Sociales, Enfermería y Medicina, Rico contará con el apoyo de dos integrantes de cada una. Al menos un representante de Derecho y uno de Veterinaria también votarán su candidatura.

Markarián tiene la adhesión de los representantes docentes de Ciencias, Ingeniería y Química junto al del integrante restante de las ternas de Arquitectura, Ciencias Sociales, Enfermería y Medicina. Al menos dos delegados docentes de Agronomía, uno por Derecho y otro por Veterinaria también apoyarían al candidato opositor.

Los docentes de Bellas Artes no participarán de la AGC, ya que no presentaron a tiempo sus listas a la Corte Electoral para las elecciones universitarias del pasado 26 de marzo. Rico perdió así tres adhesiones que habrían acortado la reducida ventaja que le lleva Markarián.

Las delegaciones estudiantiles de Enfermería, Humanidades, Ingeniería, Medicina, Odontología, y Bellas Artes darán su voto por el ingeniero matemático. Por el decano irán los dos delegados estudiantiles de Arquitectura, de Ciencias, Ciencias Sociales, Psicología y Química, a los que hay que sumar al menos uno de Ciencias Económicas, de Derecho y de Veterinaria.

Recalculando. En el escenario actual la diferencia entre los dos candidatos es de cinco votos a favor de Markarián. De mantenerse esta situación, con 3 votos docentes inhabilitados, y 2 estudiantes fuera de sala, sólo resta saber qué harán los otros once delegados.

En el caso de que la delegación de diez miembros de la CGU decida apoyar a Markarián, este miércoles la AGC lo consagrará como nuevo rector. Si por el contrario la agrupación opta por adherir a la candidatura de Rico, será éste el que pase a detentar el puesto que actualmente ocupa Rodrigo Arocena. Pero con esta condición: o consigue además la adhesión del delegado indeciso de ADUR Agronomía, y completa el mínimo requerido de 53 votos, o deberá esperar al 10 de setiembre, donde una nueva instancia de la AGC decidirá por mayoría simple de los presentes.

En el caso de que la CGU no logre llegar a un acuerdo con ninguno de los dos rectorables, el cargo de rector irá, aunque en setiembre, para Markarián.

En 2006 fue la Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay (FEUU) la que inclinó la balanza en una elección ajustada ente Rodrigo Arocena y Roberto Markarián. Ese lugar determinante lo ocupará ahora su rival histórica, mientras la delegación de la FEUU en la AGC comparecerá dividida por primera vez, en lo que es el punto más alto de fractura interna de ese gremio en las últimas dos décadas.

Francisco Claramunt.