Olimpia de Paraguay deberá indemnizar a Sebastián Ariosa

LOS ERRORES CUESTAN CARO…

Sebastian Ariosa. Buenos Aires, 2013. AFP PHOTO / Juan Mabromata

Todo comenzó en junio de 2013, cuando el futbolista Sebastián Ariosa, de 29 años, empezó a sentir molestias físicas mientras militaba en el equipo paraguayo Olimpia.

El volante, formado en Defensor Sporting, decidió acudir al médico. Se comprobó que padecía cáncer de mediastino, un tumor que se forma en la cavidad que separa los pulmones y que contiene al corazón. Al conocer su estado de salud, Ariosa se alejó de las canchas e inició un tratamiento en Uruguay.

Si bien el club paraguayo dijo que se iba a hacer cargo del tratamiento del futbolista, nunca cumplió  lo prometido y, por el contrario, decidió rescindirle el contrato. Ariosa decidió reclamar públicamente una deuda de nueve meses de salario por parte del club. “No estoy percibiendo mi salario desde hace nueve meses. Nueve meses de la casa que alquilaba la pagué yo, la situación se volvió insostenible”, según recogió El País.

Ante esa situación, el jugador uruguayo denunció el caso ante la FIFA con una demanda por más de un millón de dólares por salarios impagos, alquiler de una casa en Paraguay, deuda con la clínica donde hizo el tratamiento médico y rescisión injustificada de contrato.

Luego de meses de espera, la FIFA falló a favor del jugador. Haberes adeudados e indemnización por incumplimiento de contrato fueron las razones por las que la Olmpia deberá pagarle a Ariosa el monto de 482.500 dólares más los intereses generados desde febrero hasta ahora.

La suma de dinero no fue tan grande como se esperaba ya que, si bien Ariosa había demandado por un millón doscientos mil dólares a Olimpia, la FIFA no tuvo en cuenta el daño moral ni el aguinaldo adeudado, según indicó su abogada en Paraguay, la doctora Monserrat Giménez.

Más allá de eso, la abogada destacó la resolución. “Estamos muy contentos, con esto se sienta un presente muy importante”.

Al conocerse el fallo, el “Trufa” dialogó con la radio guaraní 970 AM. “Es el fin de una novela con el resultado esperado. Siempre tuve buena fe y predisposición, y no fue así de la otra parte; siempre uno quiso conversar y la directiva que estuvo se portó muy mal. Las pruebas dicen que era Sebastián Ariosa y no Óscar Carísimo Netto (Presidente de Olimpia en ese momento) el que tenía la verdad”.

A pesar de la sentencia favorable, el futbolista no se siente feliz con la situación ya que se sintió abandonado en su peor momento: “Feliz no se puede decir que estoy, por algo justo. Feliz hubiera sido si el club estaba a mi lado en los peores momentos. No fue así. Triste por todo lo que pasé y me hicieron pasar, pero el tiempo pone todo en su lugar y así fue”.

Actualmente Ariosa entrena con el profesor Javier Carballo y realiza tonificación de los músculos en gimnasio y trabajos aeróbicos de baja intensidad.

En cuanto a la ilusión de volver a jugar al fútbol, comentó: “Sueño con volver a jugar y si Dios quiere, en marzo del año que viene cuando me den el alta estaría volviendo”.

El uruguayo también está en contacto con Defensor Sporting y afirmó que tiene las puertas abiertas. La FIFA dejó en claro que los errores cuestan caro y que el tiempo pone las cosas en su lugar, como el propio jugador expresó.

Ana Rodríguez