Se fue China con 92 años de vida y 71 de artista

APLAUSOS

 

China Zorrilla realiza la obra "Las d'Enfrente", en el Teatro Nacional Cervantes de Buenos Aires, para celebrar su 90 cumpleaños el 14 de marzo de 2012. Foto: AFP PHOTO / Alejandro PAGNI

Ciudadana ilustre de Montevideo, Buenos Aires y Mar del Plata, China salía a escena y el público se catapultaba de las butacas para obsequiarle aplausos; eso que pocos cosechan antes de que caiga el telón. Reconocida por su larga trayectoria como actriz de teatro, cine y televisión, esta mujer generosa e inteligente también escribió guiones, produjo y dirigió obras teatrales y óperas y fue periodista. La partida de China Zorrilla a sus 92 años conmueve y pone al Río de la Plata de luto.

Vida. China trilló el mundo y desarrolló una importante carrera internacional, repleta de éxitos y escenas memorables que la convierten en un emblema en Uruguay y Argentina donde vivió y trabajó gran parte de su vida.

Nació el 14 de marzo de 1922 en cuna de artistas. Nieta del célebre escritor uruguayo Juan Zorrilla de San Martín, autor de epopeyas como “La leyenda patria” (1979) y “Tabaré” (1888), China es la segunda de cinco hermanas del matrimonio entre la argentina Guma Muñoz del Campo y José Luis Zorrilla de San Martín, uruguayo autor de memorables esculturas tales como el obelisco a los Constituyentes de 1830 y el monumento al Gaucho en Montevideo y los monumentos a Artigas y a Julio Roca en Buenos Aires.

En su genealogía, China es descendiente por línea materna de José Gervasio Artigas y de Estanislao del Campo, poeta argentino autor de “Fausto, impresiones del gaucho Anastasio en Pollo en la representación de esta Ópera” (1866). Vivió su infancia en París, donde su familia se trasladó por el trabajo de su padre. Allí aprendió a hablar francés, muy útil para importantes tramos de su vida. A su regreso a Uruguay asistió al Colegio Sagrado Corazón.

A los 21 años comenzó su carrera artística en el grupo de teatro independiente, Ars Pulca de la Asociación de Estudiantes Católicos. Su debut en escena fue con la obra “La anunciación de María” de Paul Claudel con dirección de Román Viñoly Barreto.

Obra. En 1947 recibió una beca para estudiar en la Royal Academy of Dramatic de Londres. Valiente, viajó a Europa sin saber hablar inglés. En la academia quedaron descolocados con la joven que no los entendía. Con astucia logró hacer la prueba en francés y finalmente la aceptaron para estudiar teatro. Durante su estadía en Inglaterra trabajó en la BBC, hizo teatro en español dirigida por José Estruch y se vinculó con representantes culturales, como el crítico uruguayo René Arturo Despouey, fundador de la revista Cine Radio Actualidad, pionero de la crítica cinematográfica nacional.

Al regresar a Uruguay, en 1949, China trabajó para la Comedia Nacional durante 10 años. Actuó en más de 80 obras en el Teatro Solís, fue dirigida por personas de la talla de Antonio “Taco” Larreta, Carlos Calderón de la Barca, Margarita Xirgú, Enrique Guarnero y Alberto Candeau. También dirigió espectáculos en varias oportunidades.

En 1961 fundó junto a Antonio Larreta y Enroque Guarneo el TCM (Teatro Ciudad de Montevideo), y con su elenco viajaron a Buenos Aires, Madrid y París. Durante la gira actuó en el Teatro de las Naciones (Francia) y en el Teatro Español, donde, a pesar del franquismo, presentaron “La Zapatera Prodigiosa” de Federico García Lorca. También representaron títulos como “En Familia” de Florencio Sánchez y “Porfiar hasta morir” de Lope de Vega con el que merecieron el Premio a la crítica.

En 1971 China había viajado a Argentina para filmar su primera película, “Un guapo del 900”, dirigida por Lautaro Murúa. Ese mismo año filmó “La mafia” de Leopoldo Torre Nilsson y participó en la obra “Las mariposas son libres” en Mar del Plata, en remplazo de Ana María Campoy. Se instaló en Buenos Aires donde realizó varios monólogos y participó en teleteatros escritos por Alberto Migré. Durante la dictadura militar uruguaya fue proscripta por el gobierno de facto y se radicó definitivamente en Argentina. Desde la vecina orilla, China siempre siguió vinculada a Uruguay e incluso apoyó al Teatro el Galpón durante la dictadura y en sus épocas de crisis.

A mitad de los setenta se fue a vivir a Nueva York, donde trabajó como secretaria en una agencia teatral y enseñó francés por cuatro años. También presentó en Broadway junto a Carlos Perciavalle la comedia musical “Canciones para mirar” con textos infantiles de María Elena Walsh, con la que posteriormente realizó una gira por Uruguay y retornó a América Latina.

China actuó obras de todos los clásicos y los contemporáneos. “Madre coraje y sus hijos” y “Baal” de Bertolt Brecht, “Los gigantes de la montaña” y “Todo sea para bien” de Luigi Pirandello, “La gaviota” de Antón Chejov, “Las de Barranco” de Gregorio de Laferrere, “Tartufo” de Molière ; “La Celestina” de Rojas, “Nuestro pueblo” y “La casamentera” de Thornton Wilder, “Macbeth” y “Sueño de una noche de verano” de Shakespeare, “Fin de semana”, también conocida como “Fiebre de heno”, de Noel Coward, “Don Gil de las calzas verdes” de Tirso de Molina, “El alcalde de Zalamea” de Calderón de la Barca, “El tobogán” de Jacobo Langsner, “Danza macabra” de August Strinberg, entre otros. También participó en “El diario de Ana Frank” dirigida por Antonio Larreta y en “Eva y Victoria” de Mónica Ottino, encarnando a Victoria Ocampo, escritora fundadora de la Revista Sur.

El coche fúnebre con los restos de la actriz uruguaya Concepción "China" Zorrilla pasa por el teatro Solís durante el funeral. Foto: AFP PHOTO / Pablo PORCIUNCULA

Uno de sus escenas más recordadas en teatro fue un monólogo basado en la obra “La bella de Amherst” de William Luce, en donde interpretaba a la poeta Emily Dickinson. Con la obra “Emily”, China regresó a Uruguay en democracia. También recorrió América presentándose en Lima, Santiago, La Paz, Quito, Caracas, Bogotá, San Juan de Puerto Rico, Nueva York, Miami y Tel Aviv, además de realizar una presentación en el Kennedy Center para las Artes Escénicas y cruzar el océano hasta Barcelona.

Gran actriz en todos los formatos, China protagonizó media centena de películas eternizándose en la memoria rioplatense por su personaje de Elvira Romero en “Esperando la carroza” de Alejandro Doria. En su trayectoria se destacan películas como “Heroína” y “Pubis angelical” de Raúl de la Torre, “Las venganzas de Beto Sánchez” de Héctor Olivera, “Los gauchos judíos” de Juan José Jusid, “La tregua” de Javier Torre y Sergio Renán (película basada en la novela de Mario Benedetti, primer film argentino nominado para un Óscar en 1975), “La peste” de Luis Puenzo y “Besos en la frente” de Carlos Galettini.

En televisión participó del ciclo “Alta comedia” en un especial donde interpretó siete heroínas del teatro universal y en unitarios como “Atreverse”, “Mi mamá me ama” y “La salud de los enfermos” dirigidos por Alejandro Doria. También trabajó en la película para televisión de “Las cuatro caras de Victoria”.

China produjo y dirigió varios espectáculos teatrales como “Arlecchino, servidor de dos patrones” de Carlo Goldoni y “Perdidos en Yonkers” de Neil Simoncon, que recibió varias premiaciones. En la década del 60 dirigió las óperas “La Boheme” de Giacomo Puccini y “Un ballo in maschera” de Giuseppe Verdi, estrenadas por el Sodre. En 1975 dirigió “El barbero de Sevilla” de Rossini en el Teatro Argentino de La Plata.

Fue corresponsal en El País de Madrid cubriendo el Festival de Cannes y otros eventos internacionales. Además fue periodista y conductora de televisión en los programas de Canal 10 “Hogar Club” y “De padre a hija”, en donde entrevistó a su padre. Multifacética e inquieta, China tradujo varias comedias musicales y escribió otras en las que se destaca su creación de “La mujer del año” para Susana Giménez. Entre sus últimos trabajos se encuentra la narración del disco conceptual “Otra Vida” del músico inglés Clive Nolan, realizado en 2010.

Premios. Su larga trayectoria estuvo condecorada con varios premios internacionales por sus participaciones en cine y teatro. En 1973 recibió el Martin Fierro a mejor actriz de reparto y en 2005 por su participación especial en “Los Roldan”. En 1981 y 1991 recibió el Premio Konex al mérito, actriz de comedia en cine y teatro y en 2001 se llevó una mención especial Konex. En 1985 fue galardonada con el Premio Cóndor de La Plata a mejor actriz de reparto y ganó el premio mejor actriz en el Festival Internacional de Cine de La Habana por la película “Darse cuenta”, en la que también colaboró como guionista. En 2004 se llevó los premios mejor actriz edl Festival Internacional de Cine de Moscú y en el Festival de Málaga de Cine Español por “Conversaciones con mamá”. En 2006 recibió ese premio Cóndor a mejor actriz por su papel en “Elsa y Fred”, película por la cual en el mismo año recibió también los premios Clarín y CEC. Por la obra teatral “Camino a la meca” obtuvo el Florencio a mejor actriz en 2003, el premio Trinidad Guevara, premio María Guerrero y el premio ACE a la mejor actriz dramática. En 2012 fue ganadora del oro en los premios Estrella de mar.

En 2008 el gobierno de Francia le otorgó la condecoración de la Legión de Honor en el grado de caballero (Chevalier) y el gobierno chileno le obsequió la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral. Por su parte el gobierno argentino le efectuó la Orden de Mayo y el Premio Fondo Nacional de las Artes.

En 2010 recibió la mención de honor Domingo Faustino Sarmiento del Senado de la Nación Argentina y en 2011 el correo uruguayo emitió un sello postal honorífico para homenajearla.

Su trayectoria fue reconocida y premiada en cinco oportunidades: en 2002 Premio Cóndor, en 2006 premio Martin Fierro, en 2007 Premio Clarín, Premio Iris en 2012. En 2013 el gobierno uruguayo le otorgó la medalla Delmira Agustini a la trayectoria artística y cultural.

Adiós. Se retiró de las tablas hace dos años luego de una gira por Argentina y Uruguay con un semimontaje de la obra “Las D’enfrente” de Federico Mertens, con dirección de Santiago Doria. Tras recorrer ciudades de Buenos Aires y Santa Fe, se despidió de las tablas en el Teatro Cervantes el 14 de marzo del 2012, donde celebró sus 90 años con una gran torta y ovacionada por el público presente.

Los inicios de Alzhéimer hicieron que desde entonces la actriz se retirara de la escena pública para pasar sus últimos días en Montevideo rodeada de sus familiares y amigos cercanos.

Murió la mañana del miércoles 17 de setiembre de neumonía. Tras conocerse la noticia el gobierno uruguayo decretó un día de luto nacional y honores de Estado. El pabellón nacional permanecerá a media asta durante el 18 de setiembre. Por su parte, el gobierno argentino rendirá este homenaje por dos días.

El velatorio se realizó este jueves 18 en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. Sus restos fueron trasladados al Cementerio Central, en un cortejo fúnebre que se detuvo en el Teatro Solís, donde representantes de la de la cultura rindieron homenaje a la multifacética artista. Junto a José Pedro Varela, José Enrique Rodó, Gerardo Mattos Rodríguez, Marta Gularte, Juan Manuel Blanes, Mario Benedetti y otros grandes de la patria descansará Concepción Matilde Zorrilla de San Martín, actriz oriental.

Lucía Santos