Unidad Popular llegó al Parlamento por primera vez

“¡VAMOS A ARMAR EL TAL QUILOMBO!”

Gonzalo Abella de Unidad Popular. Foto: Semanario La Prensa.com/

¡Ellos creen que entra uno (al Parlamento); están locos, entra un pueblo!”, sentenció Gonzalo Abella, candidato a presidente por Unidad Popular (UP), luego de que los datos brindados por las encuestadoras confirmaran que su partido ingresará al Parlamento con un diputado.

Fue en la sede del Movimiento 26 de Marzo, en la esquina de Durazno y Paraguay, que el partido de izquierda se reunió para realizar los festejos correspondientes al objetivo cumplido. Entre abrazos, saludos y sonrisas, los principales candidatos de las listas integrantes de la coalición brindaron unas breves palabras, donde SdR fue el único medio presente.

Entramos a un año de fracking, de megaminería, de monocultivos, de niños enfermos de cáncer, de malformaciones congénitas, de cáncer de tiroides”, expresó Abella, quien no fue candidato al Parlamento por ningún sector del partido. Y confirmó: “en este siglo, o colapsa el imperio, o colapsa el planeta, y no es joda. Me preocupa muchísimo el futuro del país, y cuanto más esfuerzo hagamos ahora, menos lágrimas va a verter nuestro pueblo”.

Gustavo López, candidato a vicepresidente, mencionó el difícil camino recorrido en la campaña: “hasta hace dos o tres meses éramos invisibles, éramos ‘otros’. Hoy hasta Eduardo González tuvo que decir ‘la Unidad Popular está en el parlamento’”. Además, recordó a Helios Sarthou, quien fue uno de los fundadores de la Asamblea Popular en el año 2006, cuando los grupos que hoy conforman la UP se escindieron del Frente Amplio.

Quien ocupará la banca en la cámara de diputados será Eduardo Rubio del Movimiento 26 de Marzo, quien expresó: “la Unidad va a ser la piedra en el zapato para el proyecto del imperialismo. Y por supuesto que será una luz para todos los sectores del pueblo que van a ver en nosotros un espacio concreto para poder realizar sus proyecciones”.

Unidad Popular será el quinto partido con presencia parlamentaria, y aunque ocupará un solo sillón en la cámara baja, todos los oradores reconocieron que el objetivo está cumplido y que el camino recién comienza. Consultado por SdR sobre las acciones que puede realizar un diputado frente a otros 98 opositores, Abella concluyó: “es uno solo nada más, pero con las barras llenas y cien mil personas afuera, ¡vamos a ver si somos minoría!”.

Douglas Mederos