El capitán de Racing charló con Sala de Redacción

MANO A MANO CON JUAN PABLO RODRÍGUEZ

Nacido en Montevideo, el actual capitán de Racing charló con Sdr acerca de sus planes para el futuro, su  carrera y su visión sobre el fútbol uruguayo. Comenzó desde pequeño a concurrir a la cancha y heredó de su familia esa pasión y ese amor por la “verde”.  A pesar de estar transitando el tramo final de su carrera como futbolista,  podría decirse que está viviendo su mejor momento, feliz de ver a Racing en una  posición que hace un  tiempo atrás era un sueño. Lo que sigue es parte de la conversación mantenida con Juan Pablo Rodríguez.

-¿Cómo fueron sus inicios en el fútbol?

-Arranque jugando  a los 5 años en el Santa Rosa, un equipo de Baby Fútbol, de los 5 a los 13, y a los 14 empecé en las inferiores de Racing, donde hice todas las divisiones inferiores hasta el 2000 llegar a primera división

-Una vez culminada la carrera de futbolística, ¿considera el seguir vinculado al fútbol de  alguna manera? O ¿se propones retomar la carrera de ingeniero y dedicarse  más en ese campo?

-Seguramente siga vinculado al fútbol, debido a que la pasión que siento por él hace que supere a lo que estudie, más allá de que me guste la carrera que elegí, el fútbol es una pasión y no me veo viviendo sin él.

-¿Cómo vive este momento tras pasar por varias etapas de Racing?

-Espectacular, realmente quizás para la opinión pública  lo opaca un poco  lo que es la campaña de Nacional que es espectacular, pero el momento que estoy viviendo en Racing es bárbaro, la verdad que disfrutando mucho de una campaña de campeón, porque es una  realidad, una campaña que en la fecha 11 este con 23 puntos  hace que sea campeón. A su vez disfrutando  de lo que es el día a día,  producto de estar en el lugar que uno tiene ganas y que siente con el corazón.

-¿Pesó en algún momento ser el hijo del presidente?

-Sí,  seguramente cuando empecé no era lo mejor,  cuando llegas a primera división obviamente que las dudas, sobre todo los más veteranos en el equipo, son si subís o si jugas por ser hijo del presidente,  pero eso ya quedo atrás.

-¿Qué diferencias puede apreciar entre ese Racing del 2001, cuando se inició, y el de ahora?

-Ese Racing del 2001, era un equipo que aparentemente al hincha  le gustaba más estar en la B  y pelear los campeonatos o pelear los ascensos que estar en primera división peleando los descensos, ese Racing no estaba capacitado para ganar partidos importantes o para pelear torneos, hoy creo que ya tiene 7 o 8 años  en primera división y más allá de que pelea descensos, el hincha no siente o no quiere descender, entonces eso hace que la competitividad de los jóvenes y de los que llegamos a Racing sea mayor y que los desafíos sean más importantes.

-¿Cómo se definirías como jugador?

-Un volante carrilero por izquierda, con mucha ida y vuelta, sobre todo  con mucho  sacrificio y entrega

-¿Qué diferencias destacarías entre el fútbol uruguayo y el del exterior?

-Lo principal me parece que está en el ritmo. El uruguayo tiene mucha más marca  que los jugadores de Argentina o México, que son los lugares que me tocó estar. En Argentina  es muy dinámico, se asimila a la marca que tenemos acá,  por  más que no llegue a ser tan marcado el fútbol, pero tiene mucha más intensidad. Y en México prácticamente no se marca, pero se juega un toque y eso hace que sea muy dinámico y que tengas que estar muy fino con la pelota.

-En el 2014 firma un nuevo contrato con Racing, previamente pasado por Al-Ittihad de Arabia Saudita, ¿en Uruguay hubieron otras propuestas  previas a tu reincorporación?

-Si hubo alguna que otra, pero el sentimiento de hincha y de lo que deseaba en ese momento era de jugar en Racing y por eso fue que tome esta decisión.

-¿Cuál es tu opinión acerca de la violencia que se está viviendo, cada vez más, en estos eventos deportivos?

-Es complicado, me parece que copiamos mucho lo que se vive en Argentina. En la vecina orilla la violencia, pasa con mucha más asiduidad, pierdes dos o tres partidos y prácticamente  es como si fueras un delincuente. Me parece que eso está jugando una mala pasada, nosotros copiamos mucho , me parece que es algo preocupante pero difícil de encontrar un remedio para eso.

-¿Que mensaje le dejarías a estas nuevas generaciones?

- Principalmente que se sacrifiquen, que tengan algo paralelo a lo que es el fútbol, ya que no llegan todos, no todos hacen plata con el fútbol y  después el choque con la vida puede ser mucho más complicado si te dedicaste pura y exclusivamente al fútbol.

Gabriela Gion