Arte en las columnas del Viaducto de Paso Molino

HACIENDO CIUDAD

Dibujo realizado en el taller del Viaducto. Foto: Elisa Romego.

La zona del Viaducto se pintó de colores este noviembre. 240 niños y adolescentes de diferentes instituciones trabajaron junto a talleristas en bocetos y dibujos para decorar las columnas del Viaducto. El trabajo se enmarca dentro de la Pro Red de Infancia, Adolescencia y Juventud de la Zona 14, integrada por 17 organizaciones sociales, centros educativos e instituciones. La actividad, fue declarada de interés por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y el Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

Para mostrar el proceso de trabajo, se realizó una conferencia de prensa con autoridades del Gobierno Nacional y Municipal, actores involucrados en el proceso, y algunos adolescentes. En las paredes del Centro Comunal Zonal 14, se exhibían los bocetos que acompañarán el barrio del Paso Molino. Entre los expositores se encontraban la Intendenta de Montevideo, Ana Olivera, el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker y el Director de INAU, Jorge Ferrando.

Que los derechos sean hechos

“Derechos a la plaza” es una jornada que todos los años organiza la Pro Red. La fecha elegida es el veinte de noviembre, en conmemoración del Día Internacional de los Derechos del Niño. Cada año, la Pro Red selecciona un derecho para trabajar y en este caso eligió el barrio. Novasco, integrante del proyecto, comentó que se eligió el Viaducto como lugar para plasmar las creaciones de los niños, con el fin de transformar esa área de tránsito y comercio en un espacio de arte.

Se trata de una intervención urbana que involucra la creatividad de los niños y jóvenes, a través de un proceso en el que se potencian el trabajo en conjunto y la expresión. De esta manera, dejarán sus huellas y miradas de niños en un lugar clave de la ciudad. Entre risas y nervios, Maycol, uno de los adolescentes, compartió su experiencia “en base a sonidos del barrio, de la calle, de la feria, de los ómnibus; utilizamos nuestra imaginación y salieron lindos dibujos. Estamos muy contentos de hacer esto, que representa, corte, más luz en la ciudad”. Otro de los adolescentes destacó que los dibujos le darán más color a las calles y que es una forma de aportar a la sociedad y a su ciudad.

Olivera resaltó que con estas jornadas se le da visibilidad a temas que involucran a toda la sociedad, como los derechos de los niños y adolescentes. Enfatizó que a través de esta actividad se expresa uno de los derechos más importantes: el derecho al barrio. Olesker, por su parte, se refirió a que las obras “van a quedar en el tiempo. En unos años vamos a verlas y nos vamos a preguntar cosas distintas, vamos a interpretarlas de diferentes maneras, y esa es la riqueza de la expresión artística y cultural”.

Elisa Romego