El wilsonista Fernando Echeverría fue electo como Intendente de Flores

CONTINUARÁ

Cierre de campaña Fernando Echeverria. Foto: Facebook Echeverría Intendente

Cierre de campaña Fernando Echeverria. Foto: Facebook Echeverría Intendente

 

La interna del Partido Nacional, en la previa de lo que fueron las elecciones del 10 de mayo, estimaba ganar entre 11 y 14 intendencias. Una de ellas en el departamento de Flores, que después de restaurada la democracia en 1984, fue siempre conducido por dirigentes blancos. Los dos últimos períodos, enmarcados entre 2005-2010 y 2010-2015, tuvieron a Armando Castaingdebat al frente, que asumió su primer mandato en lugar del wilsonista Walter Echeverría, fallecido pocos días después de haber ganado las elecciones de 2005, y luego fue reelecto. Precisamente Echeverría fue el primer intendente del departamento luego de la dictadura, y también fue reelecto en el siguiente sufragio.

En 1995 el elegido fue Carlos Mazzulo que, al igual que los dos intendentes anteriormente mencionados, fue nuevamente elegido para dirigir a Flores. En el actual proceso eleccionario, Mazzulo, vinculado al sector de Jorge Larrañaga dentro del PN y líder de la Lista 1, nuevamente se postuló como candidato al “sillón municipal” en Flores. Su principal contrincante, Fernando Echeverría, hijo de quien fue intendente en los primeros diez años posdictadura y candidato “oficialista”, ganó la elección.

Respecto a los candidatos de las demás fuerzas políticas, Flores tuvo la particularidad de presentar a dos mujeres como candidatas a la Intendencia, ambas en representación del Frente Amplio: Ana Calzada del MPP, profesora de Historia y coordinadora de Centros MEC, y Magdalena Villaamil por el sector de la Lista 711. El Partido Colorado, en tanto, presentó dos candidatos: Claudio Aguilar de Vamos Uruguay y Walter Nadeo por Propuesta Batllista. Joel Leal, único candidato por Asamblea Popular, por primera vez participó de una elección en territorio poronguero. El Partido Independiente no se presentó.

Alicientes Blancos

Los números publicados por la consultora Opción, en su Encuesta Intención de voto de marzo de 2015, marcó que el 69 por ciento de los floresinos se inclinarían por alguno de los dos candidatos del Partido Nacional. Sobre las tres representantes frenteamplistas, indicó que recogerían el 7 por ciento de los votos, mientras que el Partido Colorado obtendría el 3 por ciento y menos de un 1 por ciento Asamblea Popular. El resto se divide entre un 2 por ciento de votos en blanco y anulados y un 19 por ciento de indecisos.

Otra encuestadora, Equipos Mori, dio a conocer números referentes a la popularidad de los intendentes salientes. Dentro de la calificación denominada “con evaluaciones extraordinariamente positivas“, incluyó cuatro apellidos, entre ellos a y en tercer lugar a Armando Castaingdebat, con 69 por ciento de aprobación. Aunque ninguno de los dos revelamientos mostró números precisos que aludiesen a la intención en cuanto candidatos por partido en concreto, se presumía que el resultado sería parejo, aunque la corriente de Castaingdebat y de Echeverría corría con una leve ventaja sobre Mazzulo, los “favoritos” de la contienda electoral.

Voto de confianza

La holgada ventaja en los números previos, ponderados por la popularidad de la corriente del anterior intendente Casteingdebat, del sector de Luis Lacalle Pou, se dirimió en las urnas el día domingo 10. De los 22.221 votantes habilitados por la Corte Electoral, 15.678 votó al Partido Nacional, 2.240 lo hizo por el Frente Amplio, 1.097 al Partido Colorado y 101 por la Asamblea Popular. En cifras porcentuales, el escrutinio final determinó que el sector nacionalista recogió el 70,5  por ciento de los votos, el FA el 10 por ciento, el 4,9 para el PC, y el 0,4 para AP. El restante 14,2 por ciento, dividido entre votos anulados y el blanco. Los resultados finales determinan que los indecisos se repartieron de algún modo equitativamente entre los tres partidos.

Respecto al intendente, el nacionalista Fernando Echeverría con 8.634 votos, por sobre los 6.906 que recibió el también blanco Carlos Mazzulo, se impuso como intendente electo por el departamento. La Lista 50, compuesta por dirigentes del jerarca ganador, fue la más elegida: el 30 por ciento de los votantes del PN. El Frente Amplio tuvo a Magdalena Calzada como la más elegida con 1.235. Magdalena Villaamil obtuvo 767, por el Partido Colorado Claudio Aguiar tuvo 770 y Walter Nadeo 317. Joel Leal, de Asamblea Popular, 101 votos.

Los resultados finales de las elecciones departamentales de Flores ratificaron al Partido Nacional como la fuerza política de tradición en la gran mayoría de sus aproximadamente 25.000 habitantes. El “wilsonismo”, con la Lista 50 como referente, seguirá gestionando el menor poblado del Uruguay.

Facundo Gómez Menéndez