ADUR discrepa con Pro Rectorado de Udelar en cómo será la Extensión Universitaria

ACCIÓN Y REACCIÓN

Foto: cortesía de la organización del evento

Al encenderse la luz, los libros adquirieron mayor protagonismo en las distintas librerías que presenta Tristán Narvaja entre 18 de julio y la Facultad de Psicología. En ese centro de estudio, como en muchos lugares, la oscuridad apareció alrededor de las seis de la tarde. A esa hora, el pasado 4 de junio, el área de Extensión de la Asociación de Docentes de la Udelar (ADUR) se reunió en el salón 1 para dar respuestas a un par de documentos dirigidos a la Universidad de la República (Udelar) por parte del Pro Rectorado, que buscan modificar la situación actual en torno a las políticas de extensión de la institución.

La habitación quedó chica para la cantidad de personas presentes. La gremial  de docentes puso el énfasis en un documento de su autoría que fue entregado a los presentes, titulado El impulso y su freno, remedando el famoso trabajo de Carlos Real de Azúa. La extensión universitaria en cuestión, afirman, “se ha empobrecido”. El escrito de 15 carillas se posiciona contrario al camino que el Pro Rectorado propone en los dos documentos enviados a distintos ámbitos de la Udelar, el cual es considerado de “equivocado”.

Estrictamente en lo que refiere a la rama de extensión, ADUR expresó preocupación por una posible desarticulación universitaria, entendida esta última como una construcción del cogobierno durante muchos años. El resumen del documento presentado por el gremio contiene una aclaración puntual sobre el texto proveniente del Pro Rectorado. Los docentes se manifiestan contrarios al modo en que se presentaron los datos sobre el presupuesto y su incremento, principalmente por el corte temporal que se utilizó a la hora de mostrar los datos.

Por la positiva

Además de los docentes, varios panelistas abordaron, desde su experiencia, la situación política de la Udelar. El doctor Alfredo Falero, investigador de la sociología de los movimientos sociales, citó a éstos como potenciadores del pensamiento crítico. Esa característica, junto al movimiento docente y a la Extensión, es de relevancia para la Udelar en opinión del doctor en Ciencias Sociales. Desde su rol de investigador, Falero concluye que el pasado rectorado “tuvo una ruptura positiva en tratar de impulsar la realidad de los movimientos sociales, algo que influye en la producción de Pensamiento Crítico”.

Gregory Randall, actual docente en la Facultad de Ingeniería y ex prorrector de Investigación de la Udelar se refirió al ambiente interno de Udelar: “Hay un clima que no invita a proponer cosas creativas, más bien estamos a la defensiva tratando de cuidar”. Randall entiende que algunos proyectos sobreviven y otros se fragilizan dentro de la Extensión. A modo de ejemplo, señaló que el programa Flor de Ceibo, un proyecto que asigna a todos los niños y maestros de las escuelas públicas una computadora personal, “se está desmontando por la vía de los hechos” a través de “una fraseología de la evaluación y la excelencia que hay que desenmascarar, ya que no ha existido evaluación ninguna”.

Frente a lo propuesto por el Pro Rectorado, Randall entiende como saludable que se asuma como propio la docencia integral y la universalidad de la Extensión: “Habla de ciertos avances culturales de lo que ha dado la reforma universitaria en los ocho años”. Sobre los cambios que se proponen, aclara que “los aspectos formales y los acuerdos conceptuales están vigentes hasta que se cambien, y para cambiar hay que discutir y resolver. Estamos en un cogobierno”. Por último se refirió al cambio de matriz energética en el Uruguay como un ejemplo de trabajo de Extensión, donde hace 25 años un grupo de ingenieros eléctricos buscaron cambiar la situación energética que era basada en una compañía monopólica. ”Los compañeros hicieron trabajos académicos y con el medio en condiciones adversas en diversos planos”, contó Randall quien, frente a la realidad de Uruguay, un país basado mayoritariamente en fuentes de energía renovable, cuestionó: “¿No es Extensión lo logrado a través del conocimiento acumulado en la Udelar en el cambio de la matriz?”. “Sí lo es”, respondió.

El cierre de la jornada estuvo a cargo de Pablo Carlevaro, ex decano de Medicina, quien sostuvo en varios momentos de su alocución críticas a la gestión del rector Roberto Markarián y su equipo, acusando de menosprecio a la trayectoria de Extensión; luego de leer el documento del Pro Rectorado, lo acusó de “jamás haber hecho prácticas de Extensión”.

El debate está lejos de terminar en un año donde las diferencias se hacen más claras debido al presupuesto quinquenal de la Udelar, con proliferación de ideas de a dónde dirigir los fondos.

Sebastián Penni

* Uno de los documentos se llama “Orientaciones estratégicas generales del Pro Rectorado de Extensión Universitaria y Relaciones con el Medio (2015-2018)” y fue enviado al Consejo Directivo Central. El otro documento fue presentado a la Comisión Sectorial de Extensión y Actividades en el Medio (CSEAM)