El roller derby crece rápidamente en nuestro país

PATINANDO POR UN SUEÑO

 

 

Foto: Mauricio Minacapilli

Semana a semana, más de 30 mujeres y poquitos varones se juntan en el Gimnasio Antoniello, se calzan sus patines y, en un clima de alegría, practican durante dos horas con los objetivos de mejorar y divertirse.

Este fenómeno, llamado roller derby, surge en Estados Unidos como un deporte femenino. Luego se unieron los hombres y actualmente se juega profesionalmente por ambos sexos en muchos países. Su idea original, roza los 100 años pero fue a principios de este siglo con el roller derby contemporáneo femenino -en 2004- que los diferentes equipos y ligas que se estaban desarrollando crearon la Women´s Flat Track Derby Association (WFTDA), encargada de establecer las reglas, publicar rankings y organizar los campeonatos anuales.

El reglamento no es fácil. Cada equipo tiene en la pista oval cinco jugadoras compuesto por cuatro bloqueadoras y una jammer, que es quien puede anotar. El roster (plantel) tiene un límite de 14 integrantes. Los puntos son anotados cada vez que la jammer sobrepasa la línea de la cadera de una rival.

El partido se divide en dos tiempos de 30 minutos. Cada uno de éstos, está comprendido por un número de jams. Cada jam tiene una duración máxima de dos minutos pero lo puede terminar antes la lead jammer (jugadora que, sin cometer faltas, salga primera del grupo de bloqueadoras).

Es un juego de contacto. Sin realizar contacto por encima de la cintura del rival o por detrás ni con manos, codos, cabeza y pies, se intenta sacar al oponente de los límites de la pista. Las jugadoras utilizan, además de los patines quad de cuatro ruedas, un casco, coderas, muñequeras, rodilleras y protector bucal. El uso de todo este equipamiento es obligatorio.

Por una película

En Uruguay, la actividad se desarrolla en el Gimnasio Antoniello, en la zona del Buceo. A las 19:00 horas practican los Pichones, el grupo de patinadoras que recién se unió y está haciendo sus primeros pasos en el roller derby. Luego, a las 21:00 horas es el turno de Pajaritos, las más avanzadas.

Martina Solari, de 22 años, guió los ejercicios del primer grupo y tuvo después su entrenamiento como jugadora. “Hace más o menos, 2 o 3 años, había unas chicas que habían escuchado hablar del derby; habían visto la película Whip it, que en realidad tiene poco que ver con lo que es el derby en realidad pero fue el primer acercamiento, y les pareció que estaba bueno empezar a hacerlo acá”, dijo la patinadora a SdR. Solari aclaró que el roller derby no es exclusivamente femenino en nuestro país y explicó que no hay hombres compitiendo todavía “porque no llegan a la cantidad de gente. Pero tenemos varones también y la idea es que puedan competir. Es algo que se está formando”.

Como toda novedad, comenzó de a poco. Solari explica que las primeras jugadoras “se empezaron juntar en la pista de patinaje del Parque Rodó. Al principio eran poquitas, era todo más informal y de a poco empezó a sumarse gente. Hace un año y medio empezó a volverse un poco más formal y a entrenar más en serio para tener un equipo más armado”.

El fenómeno está en plena expansión. Tanto que en el este de nuestro país se está formando el primer competidor nacional para el grupo que entrena en el Buceo. “En Maldonado empezó hace poquito pero ya tienen varias chicas y están creciendo muy bien así que es una muy buena propuesta para la gente que vive allá. Nosotros tenemos mucho contacto con ellos, siempre apuntamos a que el deporte crezca. La idea es ayudarnos entre todos, el ambiente del roller derby es un ambiente súper fraternal”, explicó Solari.

Pájaros Pintados es el nombre del equipo montevideano. “Se eligió porque se intentó que fuera algo que tuviera que ver con Uruguay, que fuera representativo pero también que sonara lindo” contó Solari sobre los motivos de la elección.

Cruzando el charco

En mayo, los Pájaros Pintados jugaron su primer partido. Para ello, hubo que ir hasta Argentina y jugar contra equipos de una liga porteña. “Nos fue bien. Perdimos pero no fue tanta la diferencia y sirvió para ver en qué nivel realmente estábamos nosotros. Ahora nos estamos preparando para ir a una competición en agosto”, contó Solari.

En el país vecino, el roller derby se practica desde 2010 y desde 2014 existe la selección argentina con las mejores jugadoras de las diferentes ligas. Con la actividad presente hasta en La Rioja o Bariloche, Argentina ya cuenta con más de 50 equipos.

Todo a pulmón

Los deportes amateur suelen contar con trabas económicas. Para financiarse venden “rifas o algunas otras cosas; tenemos remeras y pines. Nosotros pagamos una cuota mínima para mantener el club. Nadie cobra por dar las clases ni nada por el estilo, es totalmente sin fines de lucro. Nos vamos manteniendo entre todos y buscando diferentes formas para recaudar para poder mantener el deporte”, dijo la profesora-jugadora.

Los entrenamientos se llevan a cabo en el Gimnasio Antoniello, del zonal E, por lo que les es mucho más económico que si debieran alquilar un lugar privado para desarrollar la actividad.

Luca Pratto