Uruguayos en el exterior continúan reivindicando su derecho al voto

“LA PATRIA ES DE TODOS”

Retorna el debate sobre el voto de uruguayos en el exterior. Foto: unaconsultita.com.uy

Mediante diferentes organizaciones (Coordinadora por el Voto en el Exterior y Ronda Cívica por el Voto en el Exterior, etc) los uruguayos que viven fuera del país se nuclean para poder ejercer su derecho como ciudadanos: votar. Dos iniciativas abren camino para que su deseo sea un hecho.

El Plenario, realizado el 12 de junio en el PIT-CNT, dejó en claro varios puntos en los cuales se trabajará para hacer visible la causa y sumar “filas” a las organizaciones. Concurrieron varios uruguayos que residen en el país, quienes se ponen la camiseta por todos aquellos que viven fuera. Ellos consideran que el proyecto de interpretación de la Constitución y el proyecto de ley llamado “Derecho al sufragio para ciudadanos uruguayos residentes en el exterior en forma permanente o transitoria”, podrían impulsar la solución al problema. Este último está en la Comisión de Constitución, Código, Legislación General y Administración del Parlamento, a la espera de ser tratado, aun que parece no ser un tema prioritario para la comisión.

Lo que propone el proyecto de ley es que los uruguayos desplegados por todo el mundo puedan depositar su voto en los consulados respectivos, embajadas y otros locales que se designaran al efecto. Este proyecto se basó en escritos del ministro de la Corte Electoral, Walter Pesqueira, juristas y académicos.

En diálogo con SdR, la ex vicecanciller de la República y actual Presidenta de la Coordinadora por el voto en el exterior, Belela Herrera, consideró importante el voto para los compatriotas en el exterior porque viven una discriminación por no poder ejercer su derecho a sufragar. “Tiene que ser una resolución del Parlamento, esperamos contar con la mayoría que se requiere para solucionar esto y que también abarque a aquellos ciudadanos que están en Artigas, Salto, Paysandú o donde fuere. Esperamos que en cualquier lugar del país que se encuentren puedan efectuar su voto y no tengan que desplazarse. Lo mismo para los ciudadanos que están en África, en Asia, en América del Sur, del Norte, países de Europa, etc”.

El problema no es solo para los uruguayos que viven en el exterior, sino también para los que trabajan o estudian en Montevideo y son oriundos de otro departamento. Esto hace que tengan que trasladarse, lo que les implica perder tiempo y dinero. La idea es que no importe el lugar dónde esté el ciudadano, sino que prime el derecho, aunque sea mediante el voto observado, como sucedía antes de la reforma constitucional de 1996. Incluirlos dentro de los proyectos para el voto de los ciudadanos en el exterior podría ser un camino para obtener mayor apoyo de la población y de los diferentes actores implicados.

El abogado y experto en derecho constitucional, Alberto Pérez Pérez, planteó otra salida para que el derecho que tienen todos los ciudadanos sea respetado, el cual complementa al proyecto de ley por el voto consular. En 2014 propuso la interpretación de la Constitución de la República. Afirma que el artículo 77 de la Constitución, que señala: “Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designarán”, no se toma en cuenta para los uruguayos que viven en el exterior. Advierte la necesidad de una legislación que regule y habilite el ejercicio de ese derecho y su obligatoriedad. También considera inconstitucional y pide que se derogue el artículo 102 de la Ley 17.113, que establece modificaciones a la ley electoral de 1970. Dicho artículo excvluye del padrón electoral a quienes no votaron en dos elecciones sucesivas, acecgando a los ciudadanos radicados en el exterior.

En el Plenario surgieron como principales preocupaciones sensibilizar a la población, unir a más personas, partidos políticos y movimientos que lleven la voz a más personas. El espacio Frenteamplista Ir participó y se sumó a los trabajos que se hacen desde la Coordinadora por el Voto en el Exterior. Todos concuerdan que no se trata de una cuestión del Frente Amplio, esto va más allá de colores partidarios. Para llegar a la población proponen nuevas estrategias; la creación de una página web, aporte de capital y el asesoramiento de la empresa publicitaria Perfil,  que ayudará en la campaña. También se mostraron muy contentos por haber entrado a la Coordinadora de la Marcha por la Diversidad, que amplia horizontes para ellos.

Compromiso del gobierno

Herrera cree que el compromiso del gobierno es “real”, acorde a lo dicho por el presidente Tabaré Vázquez y el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa. “Han puesto todo al alcance de esta comisión –de trabajo- para que nos reunamos en el Ministerio de Relaciones Exteriores y con el apoyo explícito en todas las conferencias y comunicados de prensa que han hecho para decir que están a favor”. La propuesta de un proyecto de Reforma Constitucional para 2016, donde se incluiría una reforma Electoral, que toma el tema del voto en el exterior expresado por el gobierno, mantiene atentas a las diferentes agrupaciones, pero no por esto paran su trabajo. Las organizaciones cívicas continúan con la posición de trabajar “no supeditada a eventualidades”, como se planea en un comunicado. No coinciden en que la solución sea una reforma constitucional; para ellos la cuestión se dirime en el parlamento.

Desacuerdos

Varios son los que no coinciden con la postura de estas organizaciones cívicas, porque consideran que la población ya se expresó sobre el tema mediante el plebiscito por el voto epistolar realizado en 2009. Este tuvo una adhesión de 37.42% de los votos, por lo que no llegó a promulgarse. Herrera entiende como “mezquina e incomprensible” la actitud que tienen algunos uruguayos que no quieren dejar votar a los que residen en el exterior. En 2009 las organizaciones aceptaron el voto epistolar como algo posible pero reconoce que se equivocaron. “Creo que nunca tendría que haberse presentado ese proyecto, la gente no se interesó, no puso la papeleta, por lo que no salió”.

La falta de información fue clave en el plebiscito de 2009 y también lo es ahora. “La población está poco informada, no sabe que esas personas siguen perteneciendo a nuestro país, pueden perfectamente seguir participando y pretenden ,con todo derecho ejercer su voto”, aclaró Herrera.

Para despejar toda semejanza con el plebiscito pasado, Herrera señaló que la propuesta actual es totalmente distinta, se habla de un voto en consulados, no por correo como se proponía con el voto epistolar. Herrera subrayó: “El Ministerio de Relaciones Exteriores ya dijo que están perfectamente habilitados para poder realizar las elecciones en el momento que tengan que realizarse en los respectivos consulados uruguayos”. Así Uruguay dejaría de ser el único país de América del Sur que no tiene voto para sus ciudadanos en el exterior, como sdubrayan los movimientos.

Camila Rodríguez