Los 42 años del golpe de Estado y el pedido de remoción de Eleuterio Fernández Huidobro

“LA CARA VISIBLE DE LA IMPUNIDAD”

Foto: Presidencia

Entre otras alternativas para recordar el aniversario del golpe de Estado, se realizará una marcha desde el Hospital de Clínicas hasta el Ministerio de Defensa Nacional (MDN) bajo la consigna “Fuera Huidobro”.

Según informó Irma Leites, integrante del grupo Plenaria Memoria y Justicia, uno de los colectivos convocantes, la propuesta además de exigir la salida del ministro, pretende a 42 años de la huelga general homenajearla y manifestar el repudio al golpe de estado concretado el 27 de junio de 1973.

El colectivo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos decidió no adherirse a la convocatoria. Ignacio Errandonea, integrante de Familiares, explicó: “No vamos a centrar el aniversario del golpe haciendo una manifestación contra el Ñato. Porque o le estamos dando mucha importancia al ministro o le estamos dando poca importancia al golpe”. Agregó que no tienen ninguna actividad planeada para el 27 de junio y que seguramente se emita un comunicado de prensa.

Leites sostiene que la salida del jerarca no implica un cambio de políticas del gobierno frente al tema, pero su permanencia en la cartera significa una provocación a las organizaciones y a los afectados. Definió a Huidobro como “la cara visible de la impunidad”, acompañado de afirmaciones ya conocidas por parte de la dirigente como que “le hace los mandados a Estados Unidos” y que “tiene muy buena relación con sus torturadores”.

Considera que se llega a estos 42 años con una impunidad favorecida desde el poder ejecutivo y el gobierno en general. Manifiesta la indignación del colectivo que integra por la confirmación del ministro, así como también por la ratificación que realizó la Suprema Corte de Justicia del fallo de desplazamiento de la jueza Mariana Motta.

Por otra parte, Errandonea afirmó que para Familiares la remoción no es un tema central, para ellos no se trata de su permanencia sino de las políticas que se aplican. Explicó que debido a la información obtenida a través del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia, el ministerio estaba colaborando y sostuvo que “si existe un cambio de política bienvenido sea”.

A pesar de esto, a fines de mayo la Secretaría de Derechos Humanos del PIT-CNT denunció que varias de las respuestas que el ministerio otorgaba eran inútiles, ya que enunciaban: “esta cartera no posee información”.

Acerca del Grupo de Trabajo, Errandonea manifestó que Familiares tiene una visión positiva y que han depositado confianza en el compromiso de Vázquez en hallar a los detenidos desaparecidos. Afirmó que aún no han hecho una evaluación formal de los avances, pero que la comunicación con el Grupo es constante.

En cambio Leites expresó en representación de Plenaria Memoria y Justicia el rechazo rotundo al Grupo, afirmó que no dudaban de la buena voluntad de sus integrantes, pero que no era la vía, y la definió irónicamente: “es la Comisión para la paz 2″, haciendo referencia al grupo de trabajo  creado por Jorge Batlle durante su presidencia.

Leites expresó en respuesta al discurso de asunción de Vázquez, cuando invitó a que quien tuviera una mejor solución que el Grupo de Trabajo la proponga, que ellos dejaron el 26 de marzo en la Torre Ejecutiva una propuesta formal. La misma contenía los 551 nombres de torturadores libres, y manifestaba la posibilidad de formar un tribunal de excepción donde se los juzgue por los delitos de lesa humanidad que cometieron. Dicha propuesta no ha tenido respuesta formal desde la administración.

El 27 de junio de 1973 es recordado como un día clave en la historia de Uruguay: se dio comienzo a la dictadura al mismo tiempo que se generó como respuesta una huelga general de 15 días. Tanto Errandonea como Leites recuerdan haberlo vivido apoyando a los centros de trabajadores que estaban en conflicto. La dirigente afirma que la huelga significó la demostración más grande del rechazo a la dictadura por parte de la clase obrera y estudiantil.

Mariana Cianelli / Daiana García