Se conmemora el 47º aniversario de la primera muerte de un estudiante a manos de las fuerzas represivas

NO ES UN DÍA MÁS

El sepelio de Liber Arce. Foto: uruguay educa

Transcurría el mediodía del 12 de agosto de 1968 cuando estudiantes de Odontología, Medicina, Enfermería y Veterinaria se concentraron en las inmediaciones de Veterinaria . Reclamaban por el boleto estudiantil gratuito y el presupuesto para la Universidad. Al ser interceptados por un vehículo policial, Líber Arce, estudiante auxiliar de Odontología, militante de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) e integrante de la Unión de Juventudes Comunistas, fue baleado por la espalda a una distancia de no más de cuatro metros. Líber falleció dos días después en el hospital, a causa de complicaciones derivadas de la herida. Por él y por todos aquellos estudiantes caídos, es que el 14 de agosto de 1968 queda marcado en nuestro país como el Día de los Mártires Estudiantiles.

 

Días antes, el 9 de agosto de 1968, el Ministro del Interior Eduardo Jiménez de Aréchaga, ordenó el allanamiento de las facultades de Derecho, Arquitectura, Agronomía, Psicología, Medicina y la Escuela de Bellas Artes,  en el supuesto de que se encontrarían tanto armas como panfletos contra las Medidas Prontas  de Seguridad. Se destrozaron materiales docentes, documentación y ficheros con los datos de los estudiantes. Durante el gobierno de Jorge Pacheco Areco se instalaron tales  medidas para reprimir agitaciones sociales y a la guerrilla del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros. Se censuraron medios de prensa, como  el diario Época, el semanario socialista El Sol, y se prohibieron partidos políticos de izquierda. Ante este accionar represivo,  jóvenes estudiantes iniciaron sistemáticas manifestaciones, tanto en Montevideo como en el interior, en defensa de los  derechos avasallados. Con la muerte de Liber Arce tales manifestaciones se incrementaron.

En setiembre, los estudiantes participaban de un acto convocado por la FEUU en el Paraninfo, en una demostración de repudio a la represión desatada el día anterior en la Facultad de Medicina. Una vez finalizado, se dirigieron a 18 de julio donde ya se habían desplegado fuerzas policiales que desataron una represión contra los 4st udiantes.

Hugo de los Santos, de 20 años, estudiante de Ciencias Económicas y militante de la Juventud Comunista fue herido de bala y por falta de atención médica llegó a la emergencia ya sin vida. El mismo día, Susana Pintos, también integrante de la Juventud Comunista, murió tras ser herida en el mismo enfrentamiento.

No solo en Montevideo había caos y represión. Durante la toma de la ciudad de Pando en 1969, Ricardo Zabalza estudiante de Notariado fue herido, se entregó y al llegar al camión de la Guardia Metropolitana fue baleado en la nuca, lo que provocó su muerte. Dos años después, estudiantes del Instituto de Enseñanza Mecánico y Electrotécnica (IEC) fueron cercados y baleados por efectivos de la Metropolitana y desde el edificio de la Caja de Jubilaciones, un francotirador disparó e hirió de muerte a Heber Nieto. En septiembre de 1971, Julio Spósito, estudiante del liceo de Suárez fue herido de bala en las inmediaciones de las facultades de Química y Medicina.

Pero la lista continuó. El 28 de febrero de 1972 se encontró el cuerpo de Íbero Gutiérrez, poeta, estudiante de la Facultad de Humanidades, militante de la FEUU e integrante del Movimiento 26 de Marzo. El día anterior había sido secuestrado por el Escuadrón de la Muerte, que lo ejecutó.

Santiago Rodríguez Muela fue asesinado el 11 de agosto de 1972 en un asalto del grupo fascista JUP al liceo Nº8, durante una reunión de alumnos, padres y profesores. Tenía 22 años, era trabajador de ANCAP y estudiaba en el turno nocturno.

Joaquín Kluver, de 22 años, estudiante de la Facultad de Agronomía e integrante de la asociación de estudiantes de esa facultad, murió víctima de un disparo a quemarropa por la espalda luego de ser detenido en una manifestación estudiantil contra la Ley de enseñanza en diciembre de 1972.

Walter Medina estudiante de secundaria, poeta y canillita, fue asesinado por la espalda mientras pintaba un muro que decía “consulta popular” en el barrio de Piedras Blancas el 9 de julio del 73.

Y en el momento mismo del golpe de Estado, Ramón Peré, estudiante de la Facultad de Veterinaria, se encontraba junto a sus compañeros ocupando la facultad durante la Huelga General, cuando fue asesinado.

Este año se vota el presupuesto nacional. Estudiantes se manifiestan en las calles en busca de un mejor presupuesto para la educación ,pero recordando estos sucesos que quedarán por siempre en la memoria de un país que no quiere volver a vivir este tipo de situaciones.

Magalí Mundín