SMU entre conflictos, amenazas y acusaciones

MÉDICOS EN EL RING

Durante la conferencia de prensa en la que Trostchansky habló de las amenazas. Foto: Ser Médico

El conflicto en el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) no descansa. Ahora, a la disputa que mantenían con la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) se suma un comunicado enviado por el Sindicato Anestésico Quirúrgico (SAQ), donde se acusa al presidente del SMU, Julio Trostchansky, de hacer abuso de su cargo. Las imputaciones surgen a partir de un email que data de febrero, y que alguien decidió sacar a la luz. El texto expresa: “Con increíble asombro en estas horas nos hemos enterado de un email público que habría enviado el asesor del SMU, Ec. Luis Lazarov, el 19 de febrero pasado, en el cual se propone a ASSE que, directamente y sin concurso alguno, se cree un ‘cargo de alta dedicación’ para el presidente del propio SMU Julio Trostchansky”.

Este comunicado añade además que el “cargo implicaría para el presidente del SMU un sueldo aproximadamente de $300.000”. El SAQ tacha estos supuestos hechos como un “duro golpe para la Ética Médica”.

Ante estas acusaciones, en el SMU se muestran tranquilos y, en principio, no piensan realizar una denuncia, según dijo a SdR el doctor Alfredo Toledo, vicepresidente del SMU. El médico además negó las acusaciones, “los documentos y comunicados que hemos visto están llenos de errores, por lo cual estamos tratando de contactar a los responsables para aclararles la situación. Primero queremos conversar y explicarles las equivocaciones que se están cometiendo en esos comunicados. Queremos que cuando se levante una información no se haga con errores”.

Pelea antigua

Si bien el doctor Toledo aseguró que con el SAQ no existía ningún conflicto previo, la relación tirante remonta a varios años atrás. Uno de los momentos de quiebre se dio en 2012, a raíz de un acuerdo firmado por el SMU en el marco de los Consejos de Salarios. En ese convenio se apuntaba a la creación de un laudo único nacional y cargos de alta dedicación.

La Sociedad Ginecológica del Uruguay (SGU) rechazó el acuerdo firmado por considerar que su representación correspondía a las SAQ y no al SMU. Al poco tiempo, más de 1.000 anestesistas y cirujanos resolvieron desafiliarse del sindicato médico e integrar el SAQ, que hasta ese momento se definía como Sociedades Anestésico Quirúrgicas y pasó a denominarse sindicato.

Al año siguiente, el día anterior a las elecciones de nuevo presidente del SMU, las renuncias masivas siguieron. En ese entonces, según los especialistas, fueron 100 las dimisiones al gremio, pero desde el SMU se dijo que fueron un total de 50.

Hasta el día de hoy las diferencias no descansan, pues los anestésicos quirúrgicos aún insisten con que el SMU no los representa. Es así que, en el pasado mes de junio, solicitaron una reunión con la Dirección Nacional de Trabajo (DINATRA) para pedir participación dentro de la negociación colectiva por los consejos de salarios, ya que consideraban que su representación no estaba comprendida en las negociaciones que mantenía el SMU.

Ahora se suman amenazas

Horas posteriores a las incriminaciones recibidas por parte del SAQ, Trostchansky denunció en conferencia de prensa que recibió “amenazas de muerte, antisemitas y xenófobas” por correo postal. Sobre este hecho, Toledo manifestó que se hicieron las denuncias judiciales y policiales pertinentes, “se puso toda la información a disposición del Ministerio del Interior y de la justicia para que se hagan las investigaciones del caso”.

Toledo declaró además que, si fue una medida para intimidarlos, “no va a tener efecto porque vamos a seguir trabajando en función de mejorar la calidad de la atención y la seguridad de los pacientes”. Por otra parte, confirmó que se reforzó la seguridad del domicilio y de la familia del doctor Trostchansky.

Por su parte, el presidente del SMU se expresó a través de las redes sociales: “antes pensaba que las amenazas de muerte y xenófobas no provenían de colegas. Ahora, y a partir de datos de investigación policial y difusión de mails difamatorios y mentirosos, como parte de la misma campaña, debo decir que no parece haber duda que todo proviene del mismo lugar, de colegas y jerarquías”.

Falta de negociación

Estos hechos se enmarcan en el conflicto que mantiene el SMU con ASSE. En cuanto a este tema, Toledo expuso que no tuvieron instancias de diálogo previas a la presentación del presupuesto. “Desde que asumió este directorio y que se tenía información de que había que elaborar un presupuesto, el cual las autoridades tenían que presentar el 31 de agosto, inmediatamente nos pusimos a disposición para tener conversaciones, pero no tuvimos suerte”.

El SMU reclama mejores condiciones de trabajo, cargos de alta dedicación, centros de referencia y complementación de servicios. Exige además un laudo único nacional y que no existan diferencias entre el salario en el sector público y privado.

Sobre la escala de aumentos de salarios publicada por ASSE, donde, entre otras cifras, se marca que la guardia general médica de 24 horas se pagaba en 2007 $9.200 y ahora $32.847, Toledo expresó que desconocen esos datos, que es una información que maneja ASSE pero que ellos no saben de dónde salió.

De seguir sin respuestas a sus reclamos, el SMU planea un paro para mediados del corriente mes, según lo dicho por su vicepresidente.

Noelia Martínez