El canciller, Nin Novoa, desautorizó al presidente

“HAY UNA CONTRADICCIÓN CASI ESQUIZOFRÉNICA”

El canciller está muy, muy molesto. Foto: Presidencia

Después de que el presidente Tabaré Vázquez decidió respetar la resolución del Frente Amplio y ordenar el retiro de Uruguay de las negociaciones por el TISA, el canciller Rodolfo Nin Novoa se llamó a silencio a pesar de ser partidario de seguir adelante con estas. Pero se reveló críticamente contra la decisión tomada por el gobierno, en un encuentro en el estudio jurídico Posadas, Posadas &  Vecino. Aunque no quiso profundizar en el tema, declaró que el triunfo de la posición contraria al TISA “no es bueno para Uruguay”. Este fallo fue tomado en el Plenario del Frente Amplio, el sábado 5 del corriente mes, con una aplastante votación de 117 contra 22 votos.

Pero irónicamente dijo que sólo hablaría del tema en el Parlamento. “Todas las preguntas que ustedes me hagan (sobre el TISA) las voy a contestar en una interpelación que me la van a hacer los que estaban de acuerdo conmigo”, expresó a los empresarios presentes. Por otra parte, afirmó que “hay una contradicción casi esquizofrénica: queremos salir a conquistar mercados pero no abrimos nada”. Sin dejar las ironías expresó que “las multinacionales se quieren quedar con el enorme mercado uruguayo”.

“El 63% de las exportaciones de Uruguay paga para entrar a los mercados. La pregunta la hago de vuelta, ¿seguimos así o buscamos alternativas? Yo creo que tenemos que buscar alternativas. No sé si quieren hablar de servicios, a la prensa se le hace agua la boca”, “en 2013 se exportaron más servicios globales que carne”, remarcó.

Además agregó que la eficiencia no es un problema de ahora y que “la apertura es una cuestión cultural que nos cuesta aceptar. Hay ramas de actividad que no quieren hablar de competitividad, de compromisos de gestión porque es de la década del noventa o neoliberal”. Asimismo, estableció una comparación con lo que sucede en México: “cuando la negociación del TISA termine y Uruguay, desde afuera, analice el TISA y lo compare por ejemplo con TLC (Tratado de Libre Comercio) que tenemos con México, (se) verá que no hay una diferencia”.

Estas declaraciones las realizó en el marco de su participación en la mañana del martes 8 de setiembre en un desayuno de trabajo organizado por el cuestionado estudio Posadas, Posadas & Vecino, dirigido por Ignacio Posadas, ex ministro de Economía de Luis Alberto Lacalle y abogado especializado en triangulaciones comerciales a través de Sociedades Financieras de Inversión (SAFI).

Noelia Martínez / Silvana Pereira