Segundo ajuste en lo que va del año

EL BOLETO EN ASCENSO

 

Foto: Publicidad de la IM para la modalidad "Pospago".

El boleto capitalino aumentó su precio por segunda vez en lo que va del año; la última suba registrada fue el pasado febrero. Al igual que el boleto urbano, el suburbano también sufrió un incremento en sus costos. Según anunció en conferencia de prensa el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, la suba del boleto en la capital se debe al ajuste salarial de los empleados del transporte.

El costo del boleto de ómnibus ha estado en constante crecimiento; por ejemplo en 2008 su precio era de $14, ahora sale casi el doble. A menos de dos meses de que Martínez asumiera la Intendencia, es la primera vez que aumenta $2 en Montevideo, ya que hasta el momento la suba siempre había sido de $1. Por lo tanto, el precio del boleto común pasó a costar $26 y el de dos horas -que subió $4- llegó al valor de $42. El ómnibus CA1 que hace el recorrido céntrico, de Tres Cruces a Ciudad Vieja y que comenzó en 2010 con un costo de $10, ahora sale $19.

Esta suba repercute en gran parte de la sociedad que utiliza el transporte para distintas actividades.  Sin embargo, según manifestó en el programa “Fuentes Confiables” de Radio Universal, la directora de Movilidad Urbana de la Intendencia de Montevideo Beatriz Tabbacco, el servicio que brindan las empresas del transporte capitalino, “no es el adecuado, se deben hacer nuevos sistemas para mejorar el mismo”. Y agregó que la mayor aglomeración de gente se ubica en las horas “pico” en la zona de Tres Cruces, Avenida Italia entre Albo y Centenario, y desde Bulevar Artigas hasta la Avenida José Pedro Varela, donde se deben reforzar las líneas que pasan por allí.

El precio del boleto fue tema central durante la campaña política para la Intendencia de Montevideo, en la que cada candidato tenía una postura distinta. Ricardo Racchetti, candidato por el Partido Colorado, propuso en sus discursos bajar el boleto a $18. La candidata por el Frente Amplio, Lucía Topolansky, tenía como uno de sus proyectos principales que los asalariados de Montevideo pudieran acceder al boleto gratuito en el transporte urbano de pasajeros. Por su parte, Martínez fue el que tuvo una perspectiva más conservadora, ya que manifestó en su momento que en su opinión “sería demagógico” prometer una baja en el boleto urbano según declaró al portal “El Espectador”.

Tabacco también expresó que el parámetro utilizado para el aumento del boleto fue por el valor del dólar y el ajuste salarial, y marcó está última como la razón más influyente. Además, no descartó un nuevo incremento en seis meses cuando se registre otro ajuste de salarios.

Andrés Ciancio Bruni