El apéndice tv de los medios escritos

PERIODISMO 3.0

Antes de la salida al aire. Foto: observador.com.uy

Internet cambió la forma en que los medios comunican. Los periódicos, los programas de radio y los de televisión, crearon hace algunos años sus propios portales de noticias. La innovación más reciente se encuentra en los canales web. “Esto es el futuro, esto es la realidad”, son las frases que recibe Jaime Clara, periodista de El Observador TV, por parte de los entrevistados en el programa Sobre la mesa, del cual es co-conductor.

La convergencia de los medios de radiodifusión en Uruguay ha ido cambiando con el tiempo, según detalló Jaime Clara: “En mi época, lo más curioso era ver a un tipo de auriculares escuchando un informativo, ahora el tipo está viendo, es increíble”, y agregó que actualmente las personas van en el ómnibus, con los teléfonos inteligentes, mirando diferentes contenidos, entre los quese encuentran los informativos.

Cuando surgen nuevas formas de comunicar florece el miedo de la desaparición del medio de comunicación predominante. Sucedió con el papel al aparecer la radio, y con la misma ante el advenimiento de la televisión, e incluso sucede con la TV y la aparición de los canales web. Marcos Carnevale, director de cine argentino, en un nota realizada por Jaime Clara, opinó que los canales web son el futuro, “esto es la realidad”. Sus películas se miran por teléfono, y aunque no sea de su agrado cree que lo tiene que aceptar. “No creo que sea un medio que muera, pero sí es un medio que tiene que vivir una transformación muy grande para poder mantenerse”, expresó por su parte el experto en tecnología y director de una agencia de publicidad digital, Pablo Buela, a SdR.

Es habitual que los medios escritos tengan su portal de noticias y, en algunos casos, su canal web, como sucede con El Observador y El País. Lo mismo ocurrió con la radio. Antes eran solo sonido, sin embargo a través de internetsus productos se han vuelto audiovisuales, según apuntó el experto en tecnología. Y agregó que los contenidos multimedia son “algo cada vez más frecuente, no como tendencia, si no como actualidad”.

La rentabilidad es una dimensión muy importante para los medios, “me cuesta entender que pueda ser un negocio rentable. De todas formas deberíamos proyectar que sean medios que vayan rentabilizando, pero hoy es muy probable que muchos de ellos no estén generando buena rentabilidad”, expresó Pablo Buela. Todavía es una duda, un desafío que los medios deben enfrentar, agregó. La publicidad juega un papel muy importante en los medios de comunicación; sin embargo “todavía las marcas no están apostando, con la fuerza que en otros países lo están haciendo, a invertir en internet, hay muy poco presupuesto destinado a internet”.

El Observador fue el periódico que tiró la primera piedra, y a mediados de 2014 lanzó El Observador TV. El canal está en vivo durante ocho horas diarias, y también se puede ver On Demand – acceso a contenidos multimedia de manera personalizada – en la página web. Tiene cuatro espacios definidos. Jaime Clara conduce junto a la periodista Cecilia Bonino el espacio Sobre la Mesa, sección que cree que está enfocada hacia un público determinado, pero que sin embargo llega a más gente de lo que él esperaba. Las personas ven cada vez más videos por Internet, es una tendencia y “es probable que hoy sea un público muy heterogéneo el que está consumiendo estos canales” opinó Buela. Entre 14 y 15.000 personas -equivalente a un punto de Raiting- entran diariamente a El Observador TV.

POP TV es otro de los canales de televisión por internet que se lanzó en el 2015. María Noel García, productora del canal web, expresó a SdR que “POP TV surge como alternativa a otras propuestas de entretenimiento en una plataforma que es a través de la cual hoy se consumen la gran mayoría de los contenidos, que es internet”. En 2013 la productora OZ Media y la revista Bla presentaron el proyecto de POP TV en el llamado para  operadores de Televisión Abierta Digital para Montevideo. Fue seleccionado, pero finalmente no fue adjudicado; sin embargo el proyecto siguió en pie y el 30 de abril de 2015 tuvo su primera salida como canal digital.

El País logró -a mediados de este año- impulsar el proyecto de El País TV que desde el año 2014 se había propuesto. El proyecto es una sociedad anónima conformada el 50% por El País, y el 50% restante,por tres agencias, detalló José Mastandrea, conductor de Ovación. El canal tenía ciertos requisitos antes de poder salir en la web: hasta que no tuviera todos los costos cubiertos del primer año, no se lanzaría el canal. El canal tiene seis horas de programación que se dividen en tres programas. A diferencia de los demás canales web éste cuenta con móviles exteriores.

Ovación, el programa que conduce Mastandrea, es “totalmente diferente” al suplemento deportivo de El País. “Lo que buscamos nosotros es una competencia radial y televisiva a la vez. Porque vos, a ese horario del mediodía, estás compitiendo con las radios y con los canales” comentó José Mastandrea.

La gran diferencia que encuentra el periodista Jaime Clara entre un canal web y la televisión abierta es el tiempo. Una entrevista de entre 30 y 40 minutos es muy difícil de sostener en la TV. “Esto es muy parecido a hacer radio en tele, porque no te manejás con los códigos televisivos, son lenguajes diferentes”, agregó. Sin embargo, a diferencia de la radio “tenés el manejo de las miradas, de los tiempos, de los gestos, de otra manera que con la radio”. María Noel García cree que la plataforma en la que se presenta, la combinación de Streaming y Video On Demand son las principales diferencias que presentan los canales web respecto a la televisión tradicional. Para Mastandrea, trabajar en el canal web “es lo mismo que si fuese un canal abierto”. Donde encuentra una gran diferencia es en la respuesta del público, las herramientas que Internet brinda les permite constatar que “nos ha ido muy bien, no solo en el plano local sino que en lo internacional, mucha gente del exterior que lo ve”.

Los programas de los canales web son subidos a internet de manera completa para ver On Demand, y también en formatos cortos: “Nosotros hacemos una nota de 30 a 40 (minutos), y después de ahí se sacan dos o tres cortes, notas de cuatro minutos o cinco minutos”, contó a SdR Jaime Clara. Para Pablo Buela, esa es una de las grandes diferencias que tiene un canal web respecto a la televisió: “En internet lo que funcionan son formatos más cortos, porque las personas, por un tema de falta de concentración y demás, probablemente no queden escuchando una entrevista o viendo un programa de cuarenta minutos de corrido. Internet es mucho más de ir salpicando contenidos”.

Valentina Caredio / Valentina Noboa