El cambio de normativa de la televisión digital dificulta la salida al aire de Giro TV

UN NEGOCIO QUE NO CIERRA

Foto: Presidencia.

“En este momento es todo una nebulosa” para Giro TV, uno de los dos canales comerciales de Montevideo que fueron asignados por el Poder Ejecutivo para transmitir televisión en formato digital. La sentencia del mes de julio del Tribunal de lo Contencioso Administrativo que dejará sin efecto el concepto de apagón analógico, previsto para noviembre de este año, crea una “condición de incertidumbre” y “no tiene sentido que nos hagan salir así”, dijo a SdR el periodista y responsable de Giro TV, Marcelo Pereira.

En el decreto del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) de mayo de 2012, en el que se regula la televisión digital abierta, se pactó el cese de las transmisiones de televisión de forma analógica para el 21 de noviembre de este año. El llamado apagón analógico se refiere a la terminación de la forma tradicional de transmitir y recibir señales de televisión para dar paso a la tecnología digital. Si este decreto estuviera vigente, cualquier persona que prendiera el televisor después del 21 de noviembre de este año y no tenga un decodificador o la norma ISBD-T incorporada, no vería nada en su pantalla.

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo hizo caer este concepto cambiándolo por el de encendido digital, en el que se establecen fechas límites a los nuevos canales para empezar a transmitir. En las capitales departamentales es hasta abril de 2016 y en el resto del país hasta abril de 2017. Este proyecto de decreto está sujeto a las consideraciones que presenten los interesados (Consorcio Giro y VTV).

En esas fechas las dos formas de transmisión y recepción de televisión abierta podrán convivir, lo que representa muchas dificultades para Consorcio Giro al cambiar por completo las condiciones del negocio, afirmó Pereira. Con la eliminación del apagón analógico, Giro no tiene una cifra estimada de los televisores a los que llegará, porque quienes consumen televisión abierta lo podrán seguir haciendo en el formato tradicional, explicó el periodista. Esto sumado a la retracción de la publicidad que hoy enfrentan los medios, crea una “condición de incertidumbre para un proyecto como el nuestro que desde el principio está claro que tiene que captar inversión”, expresó. La salida al aire del nuevo canal televisivo dependerá de las condiciones que proponga el Poder Ejecutivo, después de tener en cuenta las consideraciones que hagan los interesados al proyecto de decreto.

Para Nicolás Cendoya, uno de los directores de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (URSEC), la fecha del apagón analógico representaba una “preocupación enorme” por la falta de información que tiene la población de cómo acceder al servicio. “Si sucedía la gente no iba a saber por qué”, dijo a SdR.

Actualmente están al aire en formato digital los tres canales comerciales de Montevideo (4, 10 y 12), un canal de Río Branco, TNU y TV Ciudad. Para poder ver televisión con la nueva tecnología es necesario un sintonizador de la norma japonesa-brasilera ISDB-T y una antena UHF. El sintonizador puede estar incorporado en el mismo televisor o puede ser anexado con un decodificador externo. Estos aparatos están a la venta en locales comerciales e iban a ser suministrados por ANTEL a aquellas personas que no pudieran acceder a un televisor con norma ISDB-T, pero esto está siendo discutido y es posible que no se lleve a cabo por el recorte de inversiones de la empresa estatal de telecomunicaciones. El punto clave para Nicolás Cendoya está en que la gente tenga acceso a los decodificadores para que el apagón analógico se produzca “por las lógicas del mercado”.

La información que dispone la población sobre la televisión digital, tanto para Cendoya como para Pereira, es muy escasa. El periodista aseguró que “no se ha hecho absolutamente nada en materia de campañas”, un compromiso del Poder Ejecutivo que no se cumplió y que no se dice que se vaya a cumplir. Al respecto, el jerarca de la URSEC explicó que el organismo encargado es la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (DINATEL), quien ya tiene campañas prontas para ser lanzadas, pero que necesita de una asignación presupuestal para llevarla a cabo.

Martina Lepra