Terremoto de 8,4 sacudió la costa del Pacífico y se sintió en Uruguay

OTRA VEZ CHILE

 

Un hombre pasa frente a una casa destruida en Illapel, 200 km al norte de Santiago. AFP PHOTO /MARTIN BERNETTI

Cerca de las 20 horas del miércoles 16, Chile una vez más fue sacudido. Según el Centro Sismológico Nacional, la magnitud del sismo fue de 8.4 Richter y se localizó a 46 kilómetros al Oeste de Canela Baja, en la región de Coquimbo, a 500 kilómetros al norte de Santiago. Varias ciudades de ese país se vieron afectados por el fenómeno por lo cual el  gobierno ordenó la evacuación de localidades ubicadas en la franja costera por alerta de tsunami.

Pasadas las 21 horas la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (Onemi) informó que las olas comenzaron a golpear en las ciudades costeras.  En Coquimbo fue donde alcanzaron la mayor amplitud, con 4,5 metros, y además ingresaron en la ciudad de Concón. Pero, más, tarde, las autoridades levantaron la alarma por tsunami. Para entonces ya había un millón de evacuados.

Provisoriamente se contabilizaron ocho muertes y decenas de heridos. Una de las muertes fue provocada por caídas de muros y estructuras, y la otra por un infarto.

Desde 1973 Chile ha sufrido más de una docena de sismos de magnitud 7,0 o mayor. Chile se encuentra en un arco de volcanes y fallas tectónicas que cubren todo el Océano Pacífico, llamado “Anillo de Fuego”, por eso esta área experimenta de forma frecuente sismos y erupciones volcánicas.

Alrededores

No solo el sismo impactó en Chile, se hizo sentir en Argentina y también Uruguay. Según vecinos de la ciudad de Buenos Aires el temblor se hizo sentir en la capital, tembló el piso y las luces se movieron. “Entramos en pánico, no paraba de moverse el piso. Salimos a los pasillos y bajamos por las escaleras”, dijo a la Agence France-Presse (AFP) Celina Atrave de 65 años, quien vive en una torre de 25 pisos del barrio de Balvanera. Pero no solo en Buenos Aires, sino que también en Catamarca y Tucumán, Mendoza y Córdoba, según reportes de la prensa de estas provincias.

Por otro lado en Uruguay bomberos y policía de Maldonado fueron desplegados en varios edificios de Punta del Este tras el alerta de los vecinos que dijeron sentir temblores en los inmuebles. “Primero sentí como si una lavarropa hubiera comenzado a funcionar. Enseguida me pareció como si mucha gente estuviera bajando por las escaleras al mismo tiempo”, contó un joven brasileño que reside en el edificio Torre Marfil. Pero en cambio otros ocupantes de la torre no sintieron nada, según informaron a El País.

También hubo repercusiones en otras localidades del departamento como Maldonado y San Carlos.

Magalí Mundín