Represión en el CODICEN dejó 12 detenidos y varios heridos

“UNA HORDA SALVAJE”

Durante la represión a los estudiantes. Foto: cobertura colaborativa Rebelarte/Colectivo Manifiesto

Tras un megaoperativo policial, se desalojó de la sede del Consejo Directivo Central (CODICEN) a estudiantes y docentes que reclamaban por mayor presupuesto para la educación. El operativo para desalojar el edificio, ocupado desde el viernes 18 de setiembre, tuvo un saldo de 12 detenidos y varios heridos, y fue excesivamente violento.

El CODICEN y los estudiantes habían negociado que, en la mañana del 23 de setiembre, se procedería a desalojar las oficinas del Banco de Seguros del Estado y del Ministerio de Economía y Finanzas que se encuentran alojadas en el mismo edificio y también habían sido ocupadas por estudiantes, según lo contó a SdR Luis Martínez, delegado de  la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES). Sin embargo, la Policía procedió a desocupar el edificio en la noche del 22 de setiembre. “El acuerdo estaba dado, pero la policía de forma violenta y armados de guerra, irrumpieron el edificio”, expresó Martínez.

Luego de que amaneciera, las oficinas se iban a desalojar. “Esto se podría haber evitado. Ni siquiera fueron capaces de esperar ocho o diez horas”. La represión se generó “de manera simultánea” en el interior y exterior y fue “absolutamente desmedida y gratuita, sin fundamento alguno”. Los policías entraron “como una horda salvaje” por la parte trasera del edificio. En el exterior estaban integrantes del Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas (SUATT) y de la Plenaria Memoria y Justicia, que apoyaban a los estudiantes. Según el comunicado oficial del Ministerio del Interior, “atacaron” a la Guardia Republicana al intentar ingresar al edificio. Pero la versión de Martínez es diferente: la presencia del SUATT fue una mera solidaridad, “es una tradición del Uruguay que cuando los estudiantes paralizan actividades siempre ha habido solidaridad por parte de todos los sindicatos”.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, aseguró que la Policía fue la agredida y que ante “los intercambios con palos no van a dejarse pegar”, según afirmó a El Observador, declaraciones que el delegado de ADES entiende que son “absurdas y delirantes”. Los 12 detenidos fueron liberados a las horas. Entre ellos se encontraba el presidente de ADES, Emiliano Mandacen. Maestros, docentes y estudiantes también fueron detenidos y serán citados a declarar al juzgado en calidad de indagados el 24 de setiembre. “No hay justificación, fueron víctimas de la represión y fueron detenidos”, expresó molesto Martínez.

La ocupación se enmarcó en el conflicto que gremios estudiantiles iniciaron por el presupuesto. Ante la negativa por parte del Ministerio de Economía y Finanzas de “exigir a las autoridades la instalación de una mesa para negociar el envío al Parlamento de un mensaje complementario con miras a lograr mayor presupuesto para la educación”, según publicó La Diaria, los estudiantes decidieron ocupar el edificio del CODICEN.

Valentina Caredio