Ciro y Los Persas presentó su disco “27” en Montevideo

¡QUÉ PLACER VERTE OTRA VEZ!

La púa de Ciro. Foto: Micaela Cordero

Sobre las 20 horas del sábado 26 de setiembre se respiraba rock. La noche estaba agradable, la lluvia no se hizo presente. La Rambla del Parque Rodó relucía entre centenares de personas cantando, ómnibus que llegaban de todas partes y entre banderas uruguayas y argentinas se distinguía la fidelidad de un público “piojoso” que se unía para ver a “Ciro y Los Persas”, esta vez en el Teatro de Verano Ramón Collazo.

El conjunto de rock argentino es sumamente completo: Ciro Martínez (voz, guitarra, armónica, maracas, pandereta, cencerro, güiro y cabasa), Juan Manuel Ábalos (guitarra y bajo), Rodrigo Pérez (guitarra), João Marcos Cezar Bastos (bajo y guitarra acústica), Julián Isod (batería) y Nicolás Raffetta (teclado).

Pisando las 21 horas y tras una potente presentación de Eté & Los Problems, la banda soporte que ofició de telonera, las luces de un Teatro de Verano agotado se apagaron y Los Persas se adueñaron del escenario para presentar su nuevo trabajo discográfico “27”.

La banda liderada por Ciro Martínez, ex vocalista de “Los Piojos”, dio comienzo al show con el tema “Barón Rojo”, seguido por “Antes y después” y con un tema de su banda anterior, “Taxi Boy”, que hizo explotar el lugar.

Así, Ciro dio vida a un teatro colmado de público, que quemaba sus gargantas bajo el canto: “Ser piojoso es un sentimiento, no se explica, se lleva bien adentro. Y por eso te sigo a donde sea. Soy piojoso hasta que me muera”.

La complicidad entre los seguidores y los integrantes de la banda estuvo presente durante todo el recital. El vocalista interactuó con todos los espectadores al realizar su típico “juego” rítmico en el que siempre se destaca una respuesta favorable por parte del público.

Sonrisas, guiños, gestos y expresiones corporales generaron un cálido ambiente que todo lo decía: ¡que placer verte otra vez!

Ciro compartió el escenario con sus hijos Katja, Manuela y Alejandro para ilustrar el tema “Canción de cuna”, cuya emotiva letra fue inspirada en ellos. Todo el teatro, en calma, cantó cada estrofa que trae consigo el inexorable recuerdo de alguna persona especial.

En la mitad del show, el escenario fue compartido nuevamente pero esta vez con la presencia de Emiliano Brancciari (voz y guitarra) y Denis Ramos (trombón) de “No te va gustar”, para versionar “Tan solo” de Los Piojos  y “Tan lejos” de esta banda uruguaya.

Varios espectadores no se vieron conformes con esta aparición, ya que el público de Ciro hoy es en gran parte el público que seguía a Los Piojos, y acostumbrados a un ambiente “piojoso” se quedaron con sed de rock. A pesar de esto, otra parte del público disfrutó de No te va gustar y pidieron que tocaran otro tema.

Con un setlist destacado, se escucharon temas históricos que le dan larga vida al rock como “Los mocosos”, “Ruleta”, “El Farolito”, “Como Ali”, “Tango del diablo” y “Zapatos de gamuza azul”, entre otros. También, Ciro Martínez rindió homenaje a un hito de la música uruguaya, Ruben Rada, versionando “Dedos” y dejando una cuota de empatía con todo el público uruguayo. Al terminar su versión expresó: “Muchas gracias a Ruben Rada por tanta inspiración”.

Como al término de cada show, Ciro nombró las banderas que flameaban en toda la extensión del teatro. Algunas ya conocidas por él, fueron destacadas por acompañarlo en todos los toques: Barradas, Merlo Norte, Varela, entre otras.

Ciro dejó claro que Uruguay es un lugar en que se siente muy cómodo y que “siempre es un placer verlos otra vez”.

Micaela Cordero