Daddy Yankee se presentó en el Velódromo Municipal

SÍGUEME Y TE SIGO

Foto: Marcos Harispe/ SdR.

Daddy, rezar no es lo único que hago de rodillas”, decía una de las tantas pancartas; y otra: “Haceme el bombo mi King”, que demostraban el fanatismo extremo por el “Rey del reggaetón”, Daddy Yankee. Vinchas, tubos de colores, remeras con su rostro, tatuajes con la palabra “el jefe” y gorros con las iniciales DY daban color a una noche a todo ritmo.

El artista, quien se presentó en 2009 en el Estadio Charrúa, volvió el 29 de setiembre -esta vez al Velódromo Municipal de Montevideo- para presentar sus clásicos, y nuevos hits como “Vaivén”, “Sígueme y te sigo”, “Ora por mí”, “Palabras con sentido”, “Limbo” y “La nueva y la ex”. El show duró 1 hora y 45 minutos y antes de comenzar la banda uruguaya Marka Akme fue la encargada de abrir la cita principal. En su discurso, aseguraron ser los primeros en el género “Cumbia” en alcanzar el millón de reproducción en Youtube. Es más, en un año -según se constata en la mayor red de videos- alcanzaron 15 millones de reproducciones gracias a sus temas como “Linda”, “Violenta” y “La difícil”.

Ramón Luis Ayala, alias “Daddy Yankee”, es puertorriqueño, tiene 38 años y es cantante, actor, productor cinematográfico, productor radial y empresario. Alcanzó su popularidad musical en 2004 gracias a su hit “Gasolina” del álbum “Barrio Fino”. Su éxito lo ha llevado a ser el artista más reconocido del género reggaetón y hasta la revista Times (Estados Unidos) lo reconoció como una de las personas más influyentes del mundo en 2006.

Con respecto al ingreso al Velódromo, se destacó la buena organización de la empresa CPMU Comunicación. Si bien siempre estuvieron los “vivos” que trataron de saltar los muros para ingresar al predio, esta vez los encargados de la seguridad actuaron con profesionalismo. Siete personas se  “colaron”, pero apenas entraron fueron expulsados. Los de seguridad los ponían sobre sus hombros y los llevaban para afuera tal como si fuesen bolsas de papa; la gente se reía.

El público era de todas las edades, había muchos padres acompañando a sus hijos; parejas y escuelas de baile. Quizás lo más bizarro de la noche fue ver como varias mujeres meneaban bien hasta el piso, como si estuviesen en un baile. “Mirá hasta donde baja aquella de calza negra apretada. Se le marca la tanga y agarra la reja para revolear”, le decía avergonzada una señora a su marido –ambos asistieron con su hija de aproximadamente nueve años-.

Los temas de Daddy Yankee hacen mover el esqueleto, el alto volumen hacía que temblara el piso. La “polenta” de sus temas en conjunto con la puesta escénica se llevaron varios comentarios positivos por parte de los presentes. Una adolescente estaba fascinada con los bailarines, no paraba de repetir “esos pasos los quiero practicar en Fussion (una escuela de baile en Montevideo)”.

El show tuvo luces con tonos fuertes, salían llamas del piso y había abundante humo y efectos especiales. Si bien no era masiva la cantidad de bailarines, los cambios de vestuario hacían creer que formaban parte de un numeroso staff. “Son 10 bailarines, cinco mujeres y cinco hombres, pero se bailan todo y parecen 20”, le dijo una niña a su hermana.

Por su parte, una señora de aproximadamente 50 años provocó la risas de quienes observaban el espectáculo, “Si yo hago esos movimientos se me va la cadera a la luna”, dijo imitando los pasos.

Las redes sociales

Daddy Yankee es un artista que busca interactuar con sus seguidores de forma constante, los invita cada dos o tres canciones a seguirlo en sus redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram. Además, en el descanso de cada tema se las ingenia para divertir al público.

Cuando transcurría la mitad del show, le pidió a todos los concurrentes que levantaran los celulares –cosa que más del 60% ya lo había hecho durante todo el concierto- para que prendan las linternas o hagan luz en su tema “Limpiaparabrisas”, que consiste en mover los móviles de izquierda a derecha o viceversa, de lado a lado y de forma constante.

En otro “recreo”, el Rey del reggaetón pidió a todos sus seguidores que le saquen una foto a su o sus acompañantes y que posteriormente las publiquen en sus redes sociales con el hashtag #Síguemeytesigo perteneciente al nombre de una de sus canciones recientes, donde el objetivo es aumentar el número de seguidores en Twittter mediante su slogan.

Mientras las personas se fotografiaban, hubo niños que aprovecharon la pista del Velódromo para deslizarse en cartones en la bajada que se direcciona al escenario. Parecía no importarles el concierto, estaban a las carcajadas y les brillaban los ojos.

Por su parte, en antítesis a ese puñado de “bajitos”, estaban los fans del sector VIP.  Ellos y ellas, denominados por su ídolo como “el combo”, gritaban, lloraban y clamaban por su líder. Un chico en silla de ruedas tenía una vista privilegiada desde una tarima, sus ojos decían que estaba viviendo un sueño.

Detrás del escenario también había varios fanáticos que habían pagado un plus por ver el detrás de escena, tal como sucede con las películas. Allí se observaba cómo los bailarines practicaban sus movimientos, cómo se cambiaban velozmente y de qué manera la producción se desenvolvía para que fuera una noche soñada. En ese ambiente, los gorros con las iniciales DY eran como las hormigas.

“Es el momento que Daddy cuente sus inicios”, indicó a los gritos un productor. En ese instante, el artista dijo que empezó rapeando y fue así que contó parte de sus anécdotas. Con rapidez y quizás no la mejor dicción de las palabras, el “jefe” también agradecía a Uruguay mientras el público estallaba de alegría por ello.

Daddy Yankee auguró que aparecerán nuevas bandas de música en América Latina, donde destacó que “hay excelentes productos”. Agregó: “Es hora de que ustedes sigan mis pasos, somos más que un movimiento, somos los líderes”.

En la misma línea, “El Cangri” aprovechó para informar que seguirá su gira junto al cantante Don Omar en Latinoamérica y Estados Unidos 2016,y que las entradas para su show en el “Choliseo” de Puerto Rico fueron vendidas de forma completa en tiempo récord, menos de 24 horas.

Sobre el recital del 29 de setiembre en Uruguay: sin dudas estuvo repleto de sorpresas, una de ellas fue el lanzamiento de su tema “Vaivén”, que próximamente tendrá su videoclip oficial. Mientras fue cantado llamó la atención que un 90% del público sabía su letra y que prácticamente todas las canciones, hasta sus nuevos hits, fueron coreadas por los espectadores.

Finalmente, el puertorriqueño en “La Despedida” puso a todos los bailarines con una coreografía a todo perreo, llena de “Gasolina” demostrando el “Impacto” que provoca. “Love and Rumba”, gritó en el cierre.

Marcos Harispe