El debate de los candidatos en Argentina

Sin agresiones, con cruces fuertes y ausencias

Cinco candidatos contra un ausente

Scioli argumentó su ausencia declarando que las instancias de debate muchas veces toman un tono agresivo, y que “prefiere ir y contarle a la gente sus planes”, además de la posible no aprobación de la presidenta Cristina Kirchner.

Encuestadores argentinos como Alejandro Catterberg, Mariel Fornoni, Raul Aragon y Pablo Knopoff, dieron su visión de dicho debate. Si bien antes de que los encuestadores dieran a luz los resultados ya se sabía que al candidato por el oficialismo, Daniel Scioli, le había perjudicado en gran medida la ausencia. No solo porque se había comprometido a debatir, sino porque no usó la oportunidad para seducir a los que aún están indecisos. Aunque  para los encuestadores este debate no tendrá cambios significativos en los votantes, determinaron que los que salieron ganadores fueron Macri y Massa. Stolbizer se mantuvo fuerte ante los adversarios pero no fue capaz de quitarle ventaja, y Adolfo Rodríguez Saá y Nicolás del Caño fueron los que estuvieron en la cuerda floja.

No fue un debate con instancias de agresiones, como lo calificó Scioli, pero sí hubo fuertes cruces. Uno de los momentos más tensos fue cuando le tocó la palabra al candidato Sergio Massa, ocupando  veinte segundos con silencio, en protesta por la falta de Scioli -resaltando aún más la ausencia-  reforzando lo que había expresado previamente al debate: “Desagraciadamente hay  un candidato que no se anima, que no tienen el coraje para ir a debatir, porque está escondido abajo de la pollera de Cristina. Quien no tiene huevos para debatir, no puede gobernar”.

Otra intervención  de Massa fue dirigida hacia Macri cuando le dijo que su padre había vivido de los contratos públicos. A lo que Macri respondió: “Te podrías haber ahorrado esa chicana que recuerda tus diez años de Kirchnerismo”.

El debate apuntó a discutir sobre temas como el fortalecimiento democrático. Stolbizer fue el que resultó mejor parado,  afirmando que “hay que demoler la mafia del estado”. “De qué democracia estamos hablando, (…) un gobierno que no acepta los fallos de la justicia y que tiene un vicepresidente procesado por coimero”, declaró el progresista. Para el fortalecimiento de esta democracia la candidata establece que se necesita una justicia que actúe de forma independiente y que sea capaz de resolver de inmediato sus tres principales problemas: la falta de agilidad, la eficacia y la credibilidad. A los que agrega  “una justicia que garantice la no impunidad”.

Nicolás del Caño, por su parte, rememoró el fraude de Tucumán, que fue denunciado por el frente de izquierda y estableció que luchan por una democracia superior a la que tienen hoy como país. Apela a la elección directa de los jueces y que todos los funcionarios políticos ganen lo mismo que un trabajador. “Nuestro compromiso es acompañar la lucha de los trabajadores y del pueblo”, declaró.

Macri coincidió con Stolbizer en cuanto a una justicia independiente: “Yo no voy a poner ni a sacar jueces a mi antojo”. Apuntó además a la propuesta “Pobreza Cero” en la Argentina, derrotar el narcotráfico y propone la “unión de los argentinos en el esfuerzo de construcción”. “Y para que esto tenga raíz firme, hay que mejorar la calidad institucional”, sentenció. Con esto se refiere a un sistema electoral limpio, transparente, ya sea con boleta única electrónica, todas las elecciones unificadas el mismo día: “Tenemos que terminar con los reinados con los feudos, con las reelecciones indefinidas”. Además habló de la necesidad de volver a prestigiar la carrera pública, que se respete el valor del trabajo de servicio público. “El gobierno que se ha pasado hablando de la calidad y de la importancia del estado es el que nos ha dejado más indefensos frente al narcotráfico, frente a la pobreza, (…) así no se puede gobernar”, denunció.

Massa por su parte señaló que ninguna democracia es una democracia completa, cuando es una democracia manchada por corrupción: “Hay que terminar con la justicia militante, que tanto daño le hace a la credibilidad”. Establece que lo fundamental es la reforma en el sistema penal de corrupción en la Argentina, explicó que el país necesita la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción, para que el que roba en el estado, pueda ser juzgado hasta el día en que  muera. También apunto a la existencia de extinción de dominio, esto para que el estado pueda apropiarse de  los bienes del corrupto, así como también juicio de residencia, con el objetivo de que se investigue el patrimonio de aquel que ejerce la función pública. Y finalizó con el cambio en el código penal, estableciendo cinco años de pena mínima y tipificación del delito de corrupción.

Massa explicó que es fundamental que la Argentina construya un “nunca más” de la corrupción,  y se comprometió con la gente expresando: “si me toca gobernar quiero que cada argentino sepa que el que tenga que ir preso, va a ir preso, se llame como se llame y haya ocupado el cargo que haya ocupado”.

Otro de los temas pilares del debate fue el de Desarrollo Económico y Humano, donde Adolfo Rodríguez Saáestableció el problema gravísimo de la existencia de doce millones de pobres en la Argentina: “Hay que erradicar la pobreza, y transformar a esos  millones de habitantes en cuidadnos dignos, en un país digno”. Destacó que para que suceda esto la Argentina debe tener pleno empleo, poniendo en marcha el inmenso aparato productivo que poseen, como lo son el agro, la agricultura y la ganadería. Además de hacer un plan de viviendas con el Fondo Nacional de la Vivienda.

Macri, en vinculación a este tema, explicó que su gobierno pondrá en marcha un plan de infraestructura que “será el más importante de la historia,  que dinamizara las economías regionales, con la ayuda de un gobierno que bajara la inflación a un dígito, con reglas de juego claras, combatir el trabajo en negro”. Y declaró que terminarán con la estafa que ha hecho la inflación con el impuesto a la ganancia de los trabajadores: “Esto lo podemos hacer porque tenemos el equipo, los planes sabemos cómo desarrollar la Argentina”.

Para finalizar, Sergio Massa obtuvo los veinte segundos de tiempo libre otorgados por la ausencia de Scioli y acusó que el candidato ausente les falto el respeto a todos y que lo mejor que podrían hacer,es que la burla hacia la sociedad de su falta, sean de silencio, momento que procedió a que los segundos restantes nadie emitiera comentario.

Verónica Madera