Disturbios en la presentación del libro “Bonomi”

DE OFICIO

Foto: Detalle de la tapa del libro.

“Señor Bonomi, ¿mentir es un delito?”, “Bonomi, usted es un mentiroso. Debería renunciar”. Estas fueron las frases que Juan Álvez, miembro de Plenaria Memoria y Justicia, dijo al interrumpir la presentación del libro “Bonomi” de Luis Masci. El lanzamiento de la biografía del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, por parte de la Editorial Fin del Siglo, estuvo enmarcado en el cierre de la 38ª Feria Internacional del Libro.

Al interrumpir la presentación, Álvez fue retirado y conducido por custodias personales del ministro hacia la seccional Nº2, según expresó el abogado defensor, Gustavo Salle. En la noche del domingo el Juez Eduardo Pereyra lo emplazó para que declarará en calidad de indagado al día siguiente, informó Salle a SdR. Y agregó que el juez actuó de oficio, ya que no se presentó denuncia por parte de Bonomi ni de sus custodias. El caso fue derivado al juez penal Eduardo Pereyra, “pero la indagatoria quedó en manos de la jueza María Noel Odriozola, ya que del domingo al lunes hubo un cambio de turno”, según publicó la diaria en su edición del 13 de octubre.

Luego de que Álvez fuera retirado del lugar, Bonomi dijo que “hay gente que no puede movilizar masas, y entonces se trata de meter donde hay otra gente y utiliza lo que otro convoca para decir lo que piensa”. El jefe de la custodia personal de Bonomi compareció ante el juzgado, y “al preguntarle expresamente si comparece en calidad de denunciante dice que no y que simplemente es funcionario aprehensor”, manifestó Salle. Consultado el abogado sobre la declaración del custodio en relación a lo dicho por Álvez, expresó que durante la citación “al funcionario aprehensor no se le preguntó sobre lo que él (Juan Álvez) gritó”.

La jueza Odriozola solicitó una pericia psiquiátrica para el miembro de Plenaria. Álvez recurrió al Juzgado Penal de 20º turno para levantar la notificación de la pericia. Allí se lo detuvo nuevamente, y fue conducido al perito, según el abogado defensor. Frente al mismo, “dijo que no prestaba el consentimiento para la pericia” y agregó que “era improcedente, una forma de denigrar su propuesta y de psiquiatrizar un acto político”. El abogado presentó en forma escrita la fundamentación jurídica y solicitó que “se desestime dicha medida por improcedente”. Resta esperar la respuesta de la jueza y el fiscal. Salle agregó que su defendido podría ser procesado, aunque Álvez no cuenta con antecedentes penales.

El abogado defensor de los miembros de Plenaria Memoria y Justicia es Pablo Ghirardo. Sin embargo, ante los hechos ocurridos en el CODICEN en setiembre, Bonomi había expresado en conferencia que denunciaría a Ghirardo por “difamación e injurias”. Por lo que el abogado solicitó a Gustavo Salle si podía tomar la defensa de Álvez.

Valentina Caredio