Hereford se consolida en la producción ganadera

RAZAS QUE DEJAN HUELLA

Jurados para jóvenes en raza Hereford.

Nuestro país es un importante productor ganadero. Desde los inicios de la Banda Oriental, la ganadería impactó en las diferentes esferas de lo económico y social de la colonia. La primera raza de ganado que se introdujo en América Latina fue Hereford; fue la pionera en la producción de carne y acompañó al hombre en la intensa actividad rural e industrial que se desarrolló en Uruguay, tal como ocurrió en el resto del mundo.

La presencia de ganado Hereford en Uruguay se explica por los vínculos de Inglaterra con el Río de la Plata, territorio excepcional por sus abundantes cursos de agua y ricas pasturas.

Hereford es una de las razas de ganado utilizada por excelencia en Uruguay para el consumo, que concluye una serie de etapas del llamado “círculo completo”: la cría, la recría y la invernada. Pero no todos los productores de vacunos desarrollan todo el ciclo, en realidad son los menos. En San José la familia Bruné posee recría, que es la etapa siguiente a la crianza de los terneros; es cuando se desarrolla el animal al finalizar el destete. Luego venden a diferentes productores, que se encargan de seguir engordando a los animales para que lleguen a la etapa final de invernada; se le da el último engorde a los terneros para después venderlos a un frigorífico. SdR dialogó con la familia Silva, de Tomás Gomensoro, Artigas; contaron que ellos hacen cría: “consiste en poseer una cantidad determinada de vacas para que den terneros y la recría, luego de la recría se les vende a los invernadores para que estos terminen con el proceso de producción. Pero en determinadas ocasiones se vende directo al frigorífico”.

Los vacunos Hereford tienen manchas blancas en la cabeza, parte posterior de las orejas, pecho, vientre, parte inferior de los miembros y punta de la cola; y el cuerpo marrón-rojizo. Son capaces de parir un ternero por año. Además, poseen buen carácter, es una raza dócil de manejar y se adapta a cualquier condición climática y suelos.

El administrador del establecimiento en Tomás Gomensoro dijo que también tiene desventajas. En la cría los terneros se enferman de los ojos, porque poseen poca pigmentación, las tasas de crecimiento son más lentas que Aberdeen Angus; otra de las características mencionadas es que cuando están en la parición los terneros son de un gran tamaño, lo que hace que la vaca se atraque. “La genética ha mejorado mucho, se puede ver porque en la parición de este año solo una vaca se atracó”, de las seiscientas, cuenta el productor del establecimiento ubicado en el norte.

La genética evoluciona para mejorar el objetivo, que es producir carne, buscando entonces genética carnicera. Si se mezclan razas, el resultado es de menor calidad; cuando los animales son más o menos parejos, y la velocidad de crecimiento es similar, al momento de un remate para la venta, Hereford obtiene mejores precios.

Lo que estos productores buscan es la genética Polled Hereford, que son animales sin guampas, ya que el Hereford común trae problemas en la producción. Los que hacen invernada, por ejemplo, lo hacen en feedlots; que es el encierro a corral; si tienen guampas, los animales se lastiman entre ellos o también pueden romper los comederos. Por esta causa los compradores de feedlot bajan el precio, porque tienen que cortar los cuernos y hacer otros trabajos, o directamente no lo compran. No obstante persisten productores que crían Hereford común.

Entre los proyectos realizados en Uruguay para mejorar el mercado cárnico, hay uno que consiste en la auditoría de calidad. El objetivo principal de esta iniciativa es cuantificar la incidencia de problemas de calidad a nivel de la industria cárnica uruguaya y establecer una estrategia para la superación de los principales defectos de calidad identificados. En este proyecto participa el Instituto Nacional de Carnes (INAC), Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y Universidad de Colorado (CSU), de Estados Unidos. La calidad de la carne es la expectativa que satisface al consumidor con respecto al producto; eso se forma a lo largo de todo el proceso de produccion, industrializacion, comercializacion y consumo.

Hereford en la Rural del Prado

Entre las diversas actividades realizadas por la asociación de Hereford, está el jurado de jóvenes que se realiza en el ruedo central durante la Exposición en la Rural del Prado. Uno de los objetivos de este encuentro es formar una asociación de jóvenes de Hereford que impulsen el desarrollo de esta raza -además de beneficiar a los productores en materia económica- . Esto se logra asistiendo a estas juras y observando a personas que ya están especializadas en el tema.

Entre los participantes de la última exposición de setiembre, se encontraban varios estudiantes de la carrera de Ingeniero agrónomo de la Universidad de la Empresa (UDE), estudiantes de Veterinaria y Agronomía de la Universidad de la República (UdelaR), y jóvenes ajenos a este entorno.

Felipe Sosa, estudiante de la carrera de Ingeniero agrónomo, contó a SdR: “es la cuarta vez que participo y lo que me motivó fue que la ganadería es un área que me interesa, siempre estuve afín con la raza Hereford y el jurado de jóvenes brinda una oportunidad para atraer a los jóvenes a lo que es la raza Hereford en este país”. Además relató que, desde chico, tiene afinidad con esta raza y eso lo llevó por el camino de Hereford.

En la jornada se realizó una charla con el fin de enseñar a los jóvenes cómo jurar el ganado. Entre las pautas mencionadas por uno de los integrantes de la asociación de Hereford, la claridad es fundamental, porque es necesario que el público entienda de qué se está hablando. Federico Bruné, otro de los participantes en este jurado, contó que “la primera vez que participé, hicieron hincapié en que tuviéramos muy en cuenta los EPDS, que son los datos genéticos que tiene cada animal, pero luego de haber participado al año siguiente, aprendí que se trata de una cuestión más de observación de rasgos morfológicos que de datos en un papel. La primera impresión visual es una de las cosas más importantes: por dar un ejemplo, el animal ganador de la jura no necesariamente debe ser el mejor genéticamente”.

Los animales son preparados durante todo el año para esta instancia, que se reduce a un momento. Al “jurar”, se evalúa lo que el animal es en ese momento y no lo que puede llegar a ser. Es por esto precisamente que el “cabañero” debe de cuidar que el animal cumpla con todas las características. Las categorías de este año fueron dos de machos y hembras, eran nueve animales por cada categoría. El año pasado fueron más categorías, machos, hembras y terneros, pero menos animales.

María Agustina Buenahora, estudiante de Facultad de Veterinaria, ganadora del tercer premio en el jurado de este año, dijo que es la primera vez que participa en esta clase de eventos. “Me enteré tarde, pero igual aproveché porque es una oportunidad para seguir aprendiendo e incursionar en algo diferente de lo cotidiano” a lo que es la facultad. “Creo que eso más que nada fue lo que me motivó y también que hagan cosas así para jóvenes”; además eligió Hereford porque considera que “es la raza pionera del país y porque sus animales tienen ciertas características como su rusticidad, mansedumbre, adaptabilidad, fertilidad, precocidad, facilidad de engorde, entre otras cosas, que la hacen una raza de mayor interés”. El premio que se llevó fue una beca 100% en una de las tecnicaturas de la Facultad de Agronomía de la UDE.

Mediante estos eventos Hereford promociona su raza para obtener más compradores día a día. Sebastián Azaretto, estudiante de Agronomía, opina que “es una forma de publicidad; la raza está muy fuerte en el país, tiene una estructura sólida que la lleva a ser de las más populares. Es verdad que aparecen nuevas razas interesantes que pueden dar competencia, pero dudo que puedan sacar a Hereford del primer lugar”. Añade que “el jurado de jóvenes es una forma de atraer a un público de temprana edad que generalmente está estudiando veterinaria o agronomía o son hijos de productores. Así que es una forma de ir relacionándose con nuevas generaciones, además los premios son interesantes haciendo la propuesta más atractiva”.

Valentina Noboa