El estallido de los "Panamá papers"

UN ESCÁNDALO PLANETARIO

Frederik Obermaier, coautor de la investigación periodística llamada "Panama papers". Foto: Christof Stache / AFP

Para muchos, el domingo 3 de abril no fue una jornada apacible de descanso, fue el comienzo de un prolongado dolor de cabeza. Un periódico alemán, Suddeutsche Zeitung publicó información confidencial pirateada al bufete de abogados Mosack- Fonseca de Panamá, que revela el ocultamiento de propiedades de empresas, activos, ganancias, evasión tributaria y lavado de dinero, y la divulgación conmocionó al planeta

La información, recogida por los más importantes medios de comunicación, involucra personalidades ricas y poderosas de todo el mundo, desde mandatarios hasta deportistas y actores de cine. Entre los implicados aparecen el presidente ruso Vladimir Putin, el presidente argentino Mauricio Macri, el primer ministro de Islandia Sigmundur Davió Gunnlaugsson,  el ñpresidente de Ucrania Petró Poroshinko, el premier británico David Cameron, entre otros, que suman 18 mandatarios, seis de ellos en ejercicio, como el primer ministro de Irlanda, que prefirió renunciar. Entre los polítivco, emprrresarios y deportistas mencionados por los llamados Panama Papers aparecen 29 implicados que a la vez integran la lista de los 500 mas ricos del mundo.

Los archivos dieron lugar a una investigación exhaustiva de casi un año realizada por mas de cuatrocientos periodistas de todo el mundo y de diversos medios. Un consorcio de periodistas de investigación distribuyó los archivos que habían sido entregados al diario alemán por un informante anónimo que usó el seudónimo John Doe. Son 11 millones de documentos que registran las actividades del bufete panameño desde su creación hace cuarenta años.

“Tenemos un informe técnico que dice que fuimos hackeados desde servidores extranjeros”, dijo a la AFP Ramón Fonseca Mora, director y miembro fundador de la firma. Fonseca manifestó también que por estos hechos “hemos interpuesto una denuncia ante la Fiscalía” el lunes 4.

Se insiste -en particular por los implicados- que estar en la lista no significa participar de actividades ilícitas. Pero las “libertades” de los paraísos fiscales dan lugar a creación de empresas y sociedades anónimas que no identifican la procedencia de capitales, y que las firmas de abogados que las representan tampoco indagan

Los gobiernos de los países involucrados han reaccionado de distintas maneras y las repercusiones no se hicieron esperar. Los acusados comienzan a declarar desmintiendo toda vinculación con actividades fraudulentas ante el acoso de la prensa internacional, pero la mayoría guarda silencio o responde por redes sociales.

Es el comienzo de una investigación de alcance global sobre distintas formas de corrupción: lavado de dinero, evasión de impuestos, coimas, y hasta casos de vinculación con grupos terroristas. El alcance y las consecuencias están por verse, el escándalo recién comienza.

Jorge Núñez