El robo del GIAF es un "asunto muy sensible"

MUCHAS PREGUNTAS Y NINGUNA RESPUESTA

 

Las excavaciones en busca de restos de desaparecidos impulsó el allanamiento del Giaf

Eduardo Pereira, juez encargado de la investigación del robo de discos duros en la Facultad de Humanidades, dijo a Sala de Redacción que el tema era “de tal sensibilidad pública” que era preferible no mencionar ninguna hipótesis o hecho concreto referido al caso. Afirmó que la investigación maneja diferentes teorías sobre cómo pudo haber sucedido el robo, sin negar ni afirmar con ello la existencia de una posible relación entre la empresa Gama y los militares.

El magistrado fue muy esquivo a la hora de contestar algunas de las preguntas más requeridas por las instituciones y militantes preocupados por el trabajo de búsqueda de restos de detenidos-desaparecidos: ¿qué hipótesis se manejan? ¿Cuál es la situación actual de las investigaciones? ¿Existe alguna relación entre el robo y los militares? ¿Hay alguna pista que identifique a los responsables?

Luego de varios intentos y algunas excusas para detener las constantes llamadas, el magistrado terminó por afirmar que el caso estaba en secreto presumarial, lo que a esta atura era una obviedad. “Lo único que puedo decirte es que no solo pensamos , en conjunto con inteligencia policial, en una única hipótesis sino que manejamos varias. Hay limitaciones para decirlas públicamente. Lo único que se puede afirmar es que el pasado domingo se tomaron declaraciones a los 9 antropólogos.”

LA UNIVERSIDAD NO SOLICITÓ AUDITORÍA AL GRUPO GAMMA

El doctor Álvaro Rico, decano de la Facultad de Humanidades, señaló que la Universidad aun no ha solicitado ninguna especie de auditoría al Grupo Gamma para saber lo que pasó con las alarmas en el robo en el GIAF. Por otro lado indicó que lo que se pidió al Grupo fue un informe en el que se notificó que la alarma había funcionado normalmente el día del hecho y en la semana siguiente.

El decano, que dijo estar al tanto de lo difundido sobre la participación militar en la empresa de seguridad, expresó que “quien puede que haya solicitado una auditoría de este tipo es el juez, pero no la facultad”. Afirmó que “el juez Eduardo Pereira, tiene su línea aparte de investigación”.

Eric Núñez

Según pudo saber SdR, el interrogatorio se centró en el joven que, durante semana de turismo, había entrado al laboratorio para copiar unos documentos en su computadora. El juez pudo comprobar que dichos documentos estaban en la laptop del arqueólogo. También se confirmó que en el día y hora en que el investigado dijo entrar en el laboratorio, en los registros de Grupo Gamma, que atiende las alarmas, aparecía efectivamente las operaciones de desactivación y activación de los dispositivos.

En cada respuesta, el juez no dejaba de destacar que el asunto era de extrema sensibilidad pública y que por tanto cada afirmación podría provocar conmoción.

En cuanto a una posible relación entre la empresa Gamma y cierto sector de militares -aquellos que el senador José Mujica calificó de “nostálgicos”- contestó insistentemente que de eso no podía hablar.

Lucía Barrios