Robo del GIAF: Bonomi dijo que antropólogos no están involucrados

DESCARTADO

El ministro del Interior recibió a una delegación del Grupo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos. Foto: presidencia.gub.uy

La organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos se reunió con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, quien manifestó que los integrantes del Grupo de Investigación en Antropología Forense (GIAF) no están involucrados en el robo de materiales de la Facultad de Humanidades. La investigación apunta hacia otros lados pero no hay pistas explicó el jerarca de gobierno, según informó a SdR el integrante de Familiares, Nilo Patiño.

El encuentro de Bonomi con Familiares ocurrió el jueves 14 de abril y la organización fue recibida el miércoles 20 de abril por el rector de la Universidad de la República, Roberto Markarián.

El robo en la sede del GIAF ocurrió en Semana de Turismo y los responsables del hecho se llevaron material sobre la búsqueda de desaparecidos en la última dictadura militar. Además, marcaron en un mapa los domicilios de los nueve integrantes del equipo de antropólogos.

Patiño calificó como positiva la reunión con el ministro del Interior y, respecto al robo, indicó que fue hecho por alguien que tiene acceso a tecnología de inteligencia” por la forma en que se ingresó al laboratorio sin dejar rastros. A su vez, atribuyó el robo a “un grupo de militares retirados que siguen activos”, pero aclaró que sobre esta afirmación no existen pruebas.

Ecos del silencio

En el marco de un nuevo acto en homenaje a los Caídos en Defensa de las Instituciones Democráticas, el presidente del Centro Militar, Carlos Silva, dijo en relación al robo en el GIAF que se debería realizar una “auditoría seria para conocer los gastos en que se incurrió en estos procesos” (en referencia a la búsqueda de restos de desaparecidos en Uruguay).

Consultado sobre estas declaraciones, Patiño indicó que la auditoría se debería hacer pero para conocer “el dinero que se gasta en el procesamiento de militares por haber asesinado y torturado”.

Además, el integrante de Familiares remarcó que existe un pacto de silencio entre los militares para no aportar información sobre los crímenes cometidos en la dictadura y que se “continúa haciendo apología de lo que se hizo”.

“Hay un pacto mafioso y se defienden entre ellos”, agregó Patiño al referirse a la negación de Silva sobre los hechos por los que fue procesado el ex militar Asencio Lucero. Según el auto de procesamiento, la jueza Julia Staricco lo procesó con prisión por los reiterados delitos de privación de libertad especialmente agravados en reiteración real. “Que se niegue que se torturó para la opinión pública es como una cachetada”, enfatizó Patiño.

Valeria Alonso