Nueva investigación sobre el Plan Ceibal

UNA NOVEDOSA VISIÓN SOBRE LA TECNOLOGÍA

 

Las autoras y los presentadores del libro “Familias Pobres y Computadoras”. Foto: SdR / Alana Constenla

Diversos estudios han intentado identificar de forma exacta y concreta cuáles son los impactos que tiene una determinada política pública en materia educativa. Tal es el caso del Plan Ceibal, proyecto que ha sido puesto en el centro de los estudios regionales en materia de comunicación. Es en este marco que el pasado martes se realizó una reunión en la Universidad Católica, sala Francisco Bauzá, con el objetivo de presentar el trabajo de dos académicas: Rosalía Winocur (Dra. en Ciencias Antropológicas, profesora e investigadora en el Departamento de Educación y Comunicación) y Rosario Sánchez Vilela (Dra. en Ciencias Antropológicas, profesora e investigadora en el Departamento de Educación y Comunicación).

Rosalía Winocur. Footo: SdR/ Alana Constenla

Doctora en Ciencias Antropológicas y Profesora investigadora en el Departamento de Educación y Comunicación (UAM). Miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México y Uruguay. Integra el equipo internacional de investigación del proyecto Horizon 2020: TRANSMEDIA LITERACY, coordinado por Carlos Scolari. Su última investigación y libro publicado es “Evaluación cualitativa de las experiencias de apropiación de las computadoras portátiles XO en las familias y comunidades beneficiarias del Plan Ceibal (BID/CEIBAL 2011-2012); y De la Galaxia de Gutemberg a la Nube de Android”.
El libro, titulado “Familias Pobres y Computadoras”, intenta brindar una mirada global sobre las relaciones que surgen entre padres e hijos a partir de las nuevas tecnologías, específicamente con la introducción de las “ceibalitas”. Sin embargo, como el propio título lo indica, el trabajo se centró específicamente en los sectores más vulnerables de la sociedad debido a que, según palabras de una de las escritoras (Rosalía Winocur), el objetivo principal del Plan Ceibal era la inclusión social de estos sectores en un nuevo ámbito digital. Por tanto, es en este sector de la población donde existían mayores expectativas de cambio pero que, sin embargo, no parecían estar teniendo una concreta materialización en las mediciones. 

Rosario Sanchez Vilela. Foto: SdR / Alana Constenla

 

 

Doctora en Ciencias Sociales con Especialización en Ciencia Política. Docente investigadora en la Facultad de Ciencias Humanas (UCUDAL). Investigación está el área del Departamento Comunicación y Sociedad , Programa de investigación Medios de Comunicación. Coordinadora en la Maestría con énfasis en recepción y cultura en la Universidad Católica. Sus libros más destacados son: “Narrativas de Infancia y Adolescencia. Investigación sobre sus representaciones en los medios de comunicación” publicado en 2005, escrito con Mónica Maronna y su más reciente libro “Infancia y violencia en los medios. Una mirada a la agenda informativa”,2007.
En términos generales la reunión consistió en hacer una breve síntesis de los principales temas del libro así como tambien enumerar algunas de las interrogantes más importantes que comenzaron a surgir a medida que se realizaba la investigación.

La presentación del libro fue realizada por Gustavo de Armas (sociólogo especializado en políticas sociales en UNICEF) y Cristóbal Cobo (director de la Fundación Ceibal y profesor e investigador en las nuevas tecnologías educacionales)

Una perspectiva innovadora

Los presentadores insistieron en destacar que el libro estaba escrito en una forma novedosa debido a que, a diferencia de los estudios que analizan este tipo de planes, esta investigación se abocó a analizar los impactos del proyecto de forma cualitativa y no tanto en cuantificar datos, abriendo una nueva línea de investigación poco explorada en el país. Además entienden que es un enfoque que integra diferentes disciplinas, poniéndolas en diálogo y realizando con ello una construcción mucho más compleja sobre el tema.

Los académicos coincidieron en que lo importante de este trabajo es indagar las expectativas, las valoraciones que hacen los individuos cuando las tecnologías llegan al hogar. Según palabras de Rosario Sánchez Vilela “existen muchos hechos en nuestra vida que quedan invisibilizados. Es importante comprender que la tecnología surge dentro de un diálogo con esas cuestiones centrales de la vida cotidiana y que por tanto no podemos calificar de positivas o negativas”.

Ambos presentadores insistieron en que este libro no solo revoluciona en la forma de hacer una investigación sino que también propone una nueva visión sobre cómo se debería entender o estudiar una política pública. Consideran que el Plan Ceibal no debe entenderse como una propuesta estrictamente educativa sino que podría tener implicancias en otros ámbitos.

Agregaron que la introducción de “ceibalitas” en los centros educativos y en las familias probablemente ha impactado sobre áreas que no son cuantificables o cuyas variables son difíciles de estudiar y no se han tenido en cuenta. Consideran que las expectativas respecto al plan han sido, en algunos casos, exageradas debido a que es difícil establecer una relación entre causas y consecuencias que pueda explicar los impactos. Sostienen que posiblemente el Plan Ceibal está impactando en otras variables menos convencionales, como puede ser la creatividad.

Temas centrales del libro

Los investigadores hicieron especialmente énfasis en que este tipo de política pública no sólo tiene importancia al permitir un mayor acceso y uso de las computadoras sino que también implica una nueva significación, es decir, una instancia completamente diferente de crear significados. Este proceso surge desde el sujeto y no desde del dispositivo.

Cristóbal Corbo, Foto: SdR / Alana Constenla

Nacido en Santiago de Chile, es profesor e investigador en las nuevas tecnologías educacionales. Realizó proyectos en Sudamérica, NorteAmérica y Europa. Asociado al Instituto de Internet de Oxford, y relacionado con el Centro de Habilidades, Conocimientos y Desempeño Organizacional. Su principal aporte teórico es el concepto de “aprendizaje invisible“, que promueve la idea de que el aprendizaje debe ser el resultado de la acción y la interacción, en vez de utilizar la instrucción. Es director de la Fundación Ceibal. Junto con Hugo Pardo  publicó “Planeta Web 2.0. Inteligencia colectiva o medios fast food”, Investigó con John Moravec “Aprendizaje Invisible, en 2011.

En palabras de Cristóbal Cobo, esto significa “una redefinición de los roles y del saber. Hay una modificación en cómo se concibe el poder y la autordad. Esto es clave para entender el cambio de lugar que ha presentado la escuela en los últimos años”.

Por tanto, los académicos entienden que los estudios sobre  este tema incurren en un error cuando ponen su mirada en el impacto que tiene este tipo de plan en los aprendizajes, olvidando con ello que el valor del significado, en este tipo de proyectos, es mayor que el valor de uso.

Otro tema central del libro es la superación entre dos formas radicales de observar la tecnología: vista como la personificación de la bondad o de la maldad. Es por esta razón que el libro parece dar una mirada matizada y no dicotómica.

El trabajo, según Cristóbal Cobo, también presenta una oportunidad de relevar “la voz de aquellos que no tienen un espacio en los medios y que por tanto no pueden hacerse escuchar”.

El contexto del Plan

El sociólogo Gustavo de Armas no solo brindó su opinión sobre el libro sino que analizó el contexto en el cual comenzó a surgir este nueva política educativa: el Plan Ceibal.

Gustavo de Armas. Foto: SdR / Alana Constenla

 

Sociólogo especialista en políticas sociales en el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Entre sus trabajos se destaca una publicación de 2012 en conjunto con la Dra. en Ciencias de la Educación Adriana Aristimuño, llamada “La transformación de la educaciónmedia en perspectiva comparada. Tendencias y experiencias innovadoras para el debate en Uruguay”. Este libro se publicó luego de una investigación realizada en UNICEF de Uruguay. Actualmente el material pertenece al Sistema Nacional de Investigación.

 

Recordó que en 2004 el 64% de los niños entre 6 y 11 años vivía bajo la línea de pobreza. De ello se desprende que 6 de cada 10 menores estaba en una situación económica crítica. “Si consideramos que la mayoría ellos asisten a la escuela pública es ineludible que toda política de inclusión terminaría en una política centrada en la educación gratuita”.

Además afirmó que esta idea de enfocarse más en la inclusión social que en la inclusión digital está originada en el contexto en donde se gestó el plan. Éste surgió al mismo tiempo que el Plan de Asistencia Nacional de Emergencia Social (PANES) en el año 2006, hecho que consistió en un apoyo económico del Estado a las familias más vulnerables.

Según el sociólogo, el éxito del Plan Ceibal no consistió solamente en una buena formulación de la política educativa sino que también formó parte de un paquete integral de políticas que buscaban un nuevo cambio de objetivos. El académico destacó que actualmente el plan goza de una gran legitimidad política debido a que la oposición no ataca ninguna cuestión referida al tema; por el contrario, parece ser un asunto “intocable”. Al respecto Cristóbal Cobo entiende que posiblemente no se critique el plan porque la sociedad considera que las computadoras son un signo de progreso. De todas formas, afirma que las carencias no pueden solucionarse simplemente con tecnología.

Alana Constenla / Karina Abdala / Lucía Barrios