Emergencia agropecuaria y medio país bajo agua

UNA DE CAL Y UNA DE ARENA

La generosidad estatal cuestionada. Foto: presidencia.gub.uy

No hay ningún punto del país en que la actividad agropecuaria no tenga problemas”, expresó el subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, el lunes 25 tras el Consejo de Ministros que se realizó en Torre Ejecutiva. “La soja está con muy baja recolección al momento” y “el arroz está bajo agua”, anunció el jerarca.

Enfatizó en dar respuestas rápidas para que los animales no se mueran; “lo más importante es transmitir la preocupación desde el Gobierno de que la cadena productiva siga viva, necesitamos priorizar”. Según Benech, la declaración de emergencia agropecuaria permitirá a los productores acceder a fondos para comprar alimentos para su ganado.

El ministro de Economía, Danilo Astori, había afirmado días atrás a El País que “hay 1.000 millones de dólares de exportaciones en juego” por los daños causados por el temporal, y enfatizó que la principal preocupación es la cosecha de soja y arroz. Cabe destacar que en 2015 las exportaciones anuales de arroz y soja rondaban los 1483 millones de dólares; de ser ciertas las afirmaciones del ministro, podrían perderse las dos terceras partes de esas cosechas.

Los recursos ¿están?

“La población puede estar tranquila que los recursos están”, fue la expresión del Presidente Tabaré Vázquez el pasado sábado al término del Consejo de Ministros, convocado especialmente ante la emergencia climática que azotó el país en los últimos días. En esa instancia, Vázquez anunció que se destinarán unos 100 millones de dólares para atender los daños materiales. El lunes 25, el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, aclaró que estos fondos “son suplementarios de los aportes que el Gobierno definió para todas las intendencias departamentales en la Ley de Presupuesto quinquenal aprobada a fines del año pasado”.

De los 100 millones de dólares mencionados por Tabaré Vázquez, 30 millones se destinarán a reparar las rutas nacionales más dañadas y de tránsito frecuente. Unos 12 millones de destinarán a reparar la caminería rural, donde los departamentos más afectados son Florida, San José, Colonia, Río Negro y Paysandú, según informó Presidencia.

Sobre el caso particular de Dolores, el presidente Vázquez anunció: “El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente destina 90 millones de pesos y 5.000 chapas para atender las casas que fueron afectadas por el tornado”. Además, explicó las diferentes formas de atender las viviendas afectadas por el tornado: “existirán algunos préstamos que en muchos casos serán totalmente subsidiados, en otros habrá un subsidio parcial y en otros casos se otorgarán préstamos muy blandos”. Por su parte, el Alcalde de Dolores, Javier Uttermark, calificó de insuficiente el monto anunciado por Vázquez, y expresó que se necesitan 30 millones de dólares para reparar daños, según informó El País. El intendente de Soriano, Agustín Bascou, apoyó el pedido de Uttermark.

Presidencia informó que la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) no contará con recursos del gobierno central para la reconstrucción del Hospital de Dolores. Según sostuvo la ministra Susana Muñiz, se recurrirá a fondos de unidades asistenciales de ASSE.En cuanto al forraje para el ganado, el gobierno explicó que en algunos casos puntuales, el gobierno subsidiará parte del gasto, y en otros habrá financiaciuón a largo plazo.

Franco Sena